Dos funcionarios de Migraciones en la mira por supuesta ayuda a pastor Insfrán

Dos funcionarios de la Dirección General de Migraciones (DGM) quedaron desde ayer en la mira del Ministerio Público luego de que el fiscal de Anticorrupción Juan Manuel Ledesma Peralta interviniera el puesto de control de José Falcón, por donde habría ingresado al Paraguay el supuesto narcopastor evangélico José Alberto Insfrán Galeano, uno de los objetivos del operativo A Ultranza Py.

María del Carmen Guex Caballero y Carlos Gustavo Giacummo Pesole, funcionarios de Migraciones sospechosos, pero aún libres.
María del Carmen Guex Caballero y Carlos Gustavo Giacummo Pesole, funcionarios de Migraciones sospechosos, pero aún libres.

Los funcionarios sospechosos son María del Carmen Guex Caballero, de 43 años, y Carlos Gustavo Giacummo Pesole, de 39 años. La mujer fue la que el viernes 8 de julio a las 09:57 registró el ingreso a Paraguay del supuesto narcotraficante José Alberto Insfrán Galeano, de 50 años, quien dirigía la agrupación religiosa evangélica Centro de Convenciones Avivamiento Curuguaty.

Según los datos, la funcionaria introdujo al sistema informático el número de cédula 1.535.542, correspondiente al pastor Insfrán, como si fuera que lo tenía a la vista en ventanilla, aunque no escaneó el documento ni le sacó la foto al ingresante, tal como establece el protocolo de Migraciones.

La funcionaria tuvo que haber visto en su pantalla la alerta sobre las órdenes de captura nacional e internacional por lavado de dinero proveniente del narcotráfico que pesan sobre Insfrán, pero aparentemente ignoró este aviso del sistema y además omitió comunicar la presencia del fugitivo a los agentes de la Policía Nacional que tienen su oficina al lado.

Además de autorizar su ingreso al país, la funcionaria María del Carmen Guex registró a José Insfrán como tripulante de un vehículo que entraba a nuestro país, pero también omitió completar el campo en el que se tiene que detallar el tipo de rodado y el nombre del chofer que lo conduce.

Dos horas después, el otro funcionario involucrado, Carlos Gustavo Giacummo, dio de baja la alerta que en ese momento seguía apareciendo en el sistema informático sobre el supuesto ingreso a Paraguay del pastor evangélico fugitivo.

Solo que Giacummo manipuló el sistema desde su computadora en la oficina de Migraciones pero que funciona en el lado argentino, es decir, en la ciudad de Clorinda, al otro lado del puente San Ignacio de Loyola.

Intervención

Estas llamativas maniobras consecutivas de los funcionarios Guex y Giacummo llevaron ayer al fiscal Juan Ledesma y a los analistas de la Dirección de Inteligencia del Ministerio Público a intervenir la oficina de Migraciones de José Falcón.

Los intervinientes constataron cómo funciona el sistema de ingreso e incautaron la memoria del sistema de circuito cerrado, para tratar de corroborar que el pastor Insfrán estuvo ese día en ventanilla.

Ingreso del pastor Insfrán, inexplicable

Pese a que el propio sistema informático de Migraciones delataría a los dos funcionarios, los propios investigadores detectaron también una serie de hechos inexplicables en el supuesto ingreso de José Insfrán a Paraguay.

Por ejemplo, si el pastor Insfrán estaba oculto en Argentina y no registró su salida de este país, por qué motivo sí lo hizo al entrar al Paraguay.

Resulta llamativo que el prófugo internacional se tomara la molestia de dejarse detectar en nuestro territorio, donde en teoría es uno de los más buscados.

Otra situación probable es que la funcionaria ahora investigada revisó en su sistema el número de cédula del pastor Insfrán para avisar a este o a alguien de su entorno que tendría problemas si pretende entrar al país.

El pastor Insfrán, su hermano menor Miguel Ángel Insfrán Galeano, de 40 años, alias Tío Rico, y el uruguayo Sebastián Enrique Marset Cabrera, de 31 años, todos prófugos, son señalados como los líderes de la megaesquema de tráfico internacional de cocaína desbaratado parcialmente a inicios de este año en el histórico operativo A Ultranza Py, ejecutado por la Senad y la unidad Antidrogas de la Fiscalía, que a su vez sí produjo otras detenciones de relevancia como las de Alberto Koube Ayala, de 50 años; Job Von Zastrow Masi, de 57 años, y Conrado Ramón Insfrán Villar, de 33 años.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.