Proceden al corte administrativo en la Gobernación del Guairá

El interventor Pablo Vera Insaurralde, designado por el Poder Ejecutivo para auditar la cuestionada administración del gobernador cartista Juan Carlos Vera Báez, procedió a realizar el corte administrativo esta mañana y así poder estar al frente de la Gobernación del Guairá. Desde hoy, Vera Báez queda apartado del cargo por 90 días, mientras dure el proceso.

El gobernador Juan Carlos Vera Báez junto a su líder Horacio Cartes.
El gobernador Juan Carlos Vera Báez junto a su líder Horacio Cartes.ABC COLOR

El abogado Pablo Adriano Vera Insaurralde, quien fue designado por el Poder Ejecutivo para intervenir la Gobernación del Guairá, acompañado de un equipo técnico, se constituyó en la sede de la institución, donde se reunió con el cuestionado gobernador Juan Carlos Vera Báez (ANR, cartista), a quién notificó que desde la fecha queda apartado del cargo temporalmente mientras dure el proceso de intervención, por unos 90 días. Actualmente, se lleva a cabo el corte administrativo bajo constancia de escribanía.

Lea más: Diputados aprueban intervención a Gobernación de Guairá

Intentamos conversar con el interventor Pablo Vera, pero no pudo atender a la prensa por los trabajos del corte administrativo que se están realizando, según explicó un miembro de su equipo técnico que lo acompaña, de nombre Diego Sánchez.

“Como bien saben, el señor interventor está haciendo las gestiones sobre el corte administrativo y va a estar ocupado un buen rato. Una vez que termine con las funciones dará declaraciones a los medios, porque este es un trámite que ahora está dando inicio y recién se está iniciando el proceso de intervención”, explicó Sánchez.

Perseguido político

Desde hoy, el gobernador del Guairá, Juan Carlos Vera, queda apartado del cargo sin goce de sueldo por 90 días hasta tanto dure el proceso de intervención. Apenas se le notificó del proceso, participó de un acto político de lanzamiento de precandidaturas a la Junta Departamental por el movimiento Honor Colorado.

En la ocasión, Vera Báez conversó con medios de prensa, donde indicó que se considera un perseguido político por parte del oficialismo colorado.

“Hasta ahora yo me considero un perseguido político. Mi mayor pecado fue mudarme de Añeteté a Honor Colorado. Si yo hubiera seguido en el movimiento del oficialismo, esto no hubiera pasado. Para mí, es una persecución política, claramente”, aseveró Vera.

Agregó que “espero salir por la puerta grande, espero que revisen bien las obras y que eleven un informe acorde a la realidad para principalmente limpiar mi nombre a la opinión pública. También a los diputados que manosearon mucho mi nombre, y me gustaría que los documentos estén todos, que nuestra administración también esté acorde a lo que esperan los interventores”, expresó Vera.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.