Esperanza Martínez advierte: “O nos unimos o es la victoria del crimen organizado”

“O nos unimos o es la victoria del crimen organizado”, advierte la senadora Esperanza Martínez, presidenta de la Concertación opositora, que se prepara con todo para enfrentar a la ANR en las elecciones generales del 30 de abril de 2023. En esta entrevista, la senadora del Frente Guasu (FG) sostiene que la derrota del coloradismo abrirá el camino para cambios profundos en el país.

Esperanza Martínez, titular de la Concertación y senadora del Frente Guasu.
Esperanza Martínez, titular de la Concertación y senadora del Frente Guasu.ARCENIO ACUÑA

-¿Cómo se explica esa división en el Frente Guasu? La mitad de los senadores se fueron con el candidato presidencial Euclides Acevedo.

- Existen dos visiones tácticas. Debatimos mucho dentro del Frente Guasu-Ñemongeta y hemos consensuado respetar ambas líneas, la de la unidad dentro de la Concertación para ganar y la de construir un proyecto por fuera. Estoy convencida que a partir de diciembre vamos a estar todos y todas apoyando a la dupla con más chances de ganar. Por otro lado, mantenemos la unidad de la bancada en el Senado y en lo electoral logramos ampliar el arco progresista con el Frente Guasu-Ñemongeta que incluye a otros partidos y movimientos políticos. Somos 16 fuerzas políticas en total que vamos juntos al Senado, Diputados y espacios departamentales.

- ¿Los desperdigó la enfermedad del senador Fernando Lugo?

- Sin duda la situación médica del compañero Fernando Lugo representa un cambio de escenario, él siempre ha sido un factor de consenso y unidad dentro del Frente Guasu - Ñemongeta y con otras fuerzas progresistas y de la oposición. No puedo aventurarme a decir qué hubiera sucedido si este problema de salud no ocurría, pero en sus acciones demostraban una línea pro Concertación, desde la convocatoria a los candidatos y candidatas a la presidencia que realizó en su momento hasta la posición de acompañar a la Concertación, que manifestó en la última reunión del Frente Guasu-Ñemongeta de las que participó.

- ¿Por qué se fueron si, en teoría, con el padrón nacional es la mejor forma de elegir a los candidatos?

- Desde un principio afirmé que las elecciones internas no son la única forma de elegir candidaturas, incluso presentamos una propuesta alternativa, por voto de convencionales, como hicimos en el Frente Guasu-Ñemongeta. Algunos compañeros y compañeras optaron por una táctica electoral diferente y no creo que el uso o no de padrón nacional tenga relación con eso.

- ¿Por despecho, por pichados, quieren torpedear la Concertación? ¿Le afecta a la Concertación que se haya formado la dupla Efraín-Soledad?

- Creo en la unidad y esta se construye con respeto y paciencia, evitando adjetivos y opiniones inconducentes. Respeto la lectura diferente de los compañeros y compañeras y mantengo con paciencia el diálogo porque creo que finalmente lograremos la unidad total. Sin dudas la Concertación necesita de todas las fuerzas políticas, por eso mi compromiso actual es sumar a la unidad para cambiar el Paraguay. Lo estamos logrando.

- ¿Por qué se quedó Esperanza en la Concertación? Era la candidata cantada a la Vicepresidencia que al final le dieron a Soledad. Era la primera que tenía la excusa de mandarse a mudar si era por enojo.

- Prefiero una victoria de la Concertación que cinco años más de narcopolítica, corrupción, pobreza y desigualdad colorada. Mi candidatura era a la Presidencia y tenía entre sus objetivos principales construir la unidad entre todos los paraguayos que quieren un cambio. La realidad nos condujo a tomar la decisión de fortalecer el proyecto político desde el Senado. Sin embargo, el objetivo de la unidad sigue firme, por eso apuesto a la Concertación y acepté conducirla para sumar, para construir, ese es mi rol en este proceso.

- ¿Qué hubiera hecho Lugo?

- El Presidente Lugo siempre se manifestó a favor de la unidad. En su momento convocó a candidatos y candidatas a una reunión para fortalecer el proceso de la Concertación. Impulsó el ingreso del Frente Guasu- Ñemongeta a la Concertación. La posición del compañero Lugo siempre ha sido a favor del bienestar del pueblo, sobre todo de los menos favorecidos y considero que la continuidad de este modelo y sistema, afecta principalmente a los sectores populares.

- ¿Qué se siente distanciarse de la noche a la mañana de viejos amigos y colegas con los que le habrá unido mucha afinidad?

- No hay distanciamiento. Mantenemos la unidad de la bancada del Senado, mantenemos la unidad programática y en las listas al Senado, Diputados y Departamentales. El Frente Guasu -Nemongeta es una realidad que va a ir más allá de este proceso electoral. El proyecto político progresista y popular se va a consolidar y va ser un actor fundamental en la defensa de los derechos y la calidad de vida de todos los paraguayos y paraguayas.

- ¿Son cuestiones de ideología, de oportunismo, de ambiciones de poder, de quién tiene la razón?

- Como señalé antes, creo que las elecciones del 2023 nos van a encontrar en unidad de nuevo. La carga de ser señalados como responsables de una posible victoria del crimen organizado es muy pesada y va a ayudar a encontrar consenso y unidad. No importa quién finalmente tiene la razón, sino lograr un cambio que permita mejores oportunidades de desarrollar políticas que se ocupen de los príncipes problemas de nuestro país. Tenemos que acabar con el hambre y la falta de trabajo, impulsar la reforma agraria integral, el sistema de salud pública decente, educación de calidad y la renegociación soberana de Itaipú, entre otros.

- ¿Es necesario sacrificar amigos en esta coyuntura?

- No, por lo menos en mi caso, siempre he actuado de manera clara y confiable, tanto con amigos, compañeros, aliados y hasta con los rivales coyunturales; creo en el valor de la palabra y la conducta. Hay que revalorizar la política honesta, el compromiso con los principios y valores. La realidad a veces nos obliga a ser pragmáticos y adaptar las tácticas, pero nunca quebrantar los principios y compromisos asumidos.

- Si la realidad no coincide con mis palabras, peor para la realidad, decía un filósofo inglés (John Locke).

- La realidad política es lo que se tiene, no lo que se desea. No se puede hacer política o por lo menos pretender cambiar la correlación de fuerzas dando la espalda a la realidad. Durante mi gestión en el Ministerio de Salud y como senadora, aprendí que para generar cambios y lograr objetivos se requiere pragmatismo, pero también construir un proyecto para la colectividad...

- ¿Puede haber megalomanía disfrazada de humildad en esos amigos?

- Visiones tácticas diferentes. Nada más.

- Es la primera vez además que se iba a intentar un gobierno de la oposición por el voto directo y no entre cuatro paredes...

- Muchas veces se desvalorizan los acuerdos y consensos diciendo que son decisiones entre cuatro paredes, olvidando que esos acuerdos requieren de mucho debate previo en las bases. Así como los acuerdos pueden tener sus debilidades, las elecciones internas tampoco son una garantía del éxito o de la democracia interna de un proyecto político. Cada coyuntura y organización es diferente, lo que siempre debe existir es un debate participativo y respeto a los acuerdos y compromisos asumidos.

- Nadie duda que en la ANR hay muchos tramposos disfrazados como ovejas para entrar otra vez al Senado, Diputados, Gobernaciones, un pasado que quiere seguir vigente. Pero la oposición necesita ofrecer más credibilidad...

- El Partido Colorado se ha convertido en el trampolín económico de unos pocos y en sostén político de un modelo que genera pobreza, desigualdad y falta de oportunidades. No representa los intereses y necesidades de los paraguayos y paraguayas, incluyendo a los propios colorados y coloradas de base. Por otro lado, el narco-coloradismo se ha vuelto, además de económicamente dependiente del crimen organizado, en plataforma política para que mafiosos y significativamente corruptos acumulen poder a través de cargos públicos. Esto último afecta a todos los sectores de la sociedad paraguaya, porque el Estado se vuelve herramienta del crimen organizado para garantizar impunidad, para reprimir, para aumentar su poder económico. Un industrial, comerciante o emprendedor honesto no puede competir contra el lavador de dinero, que le va a terminar fundiendo o comprando el negocio, tampoco los trabajadores o campesinos tienen lugar en ese país de las mafias, ya que sus necesidades y derechos poco o nada importan. En el 2023 tenemos que elegir por el cambio o el continuismo. O nos unimos o es la victoria del crimen organizado.

- El lenguaje político está tergiversado, degradado por la mentira. Mucha gente no está preparada, no comprende el valor de su voto y se vende a los mismos de siempre. ¿Cómo pueden entender eso?

- La compresión que la gente tiene del mundo se construye en base a la información que recibe y hoy como nunca, la verdad es un bien que escasea no solo en la política. Hoy podemos ver claramente, comparando las tapas de los diarios, que no siempre prima la información veraz. Los medios de comunicación y otros poderes fácticos luchan por instalar un sentido común que no coincide con la realidad o con los verdaderos intereses de la gente. Para superar esto se debe hacer un esfuerzo extraordinario por conectar con las necesidades y expectativas de la gente, ya sea a través de propuestas explicadas de forma clara y sencilla, como mediante el ejemplo de vida y gestión de cada uno. En cada rincón del Paraguay que visitamos, surge el recuerdo de los cambios que realizamos en salud, la gratuidad, que habían medicamentos, así es más fácil explicar lo que proponemos, porque ya demostramos que es posible, que lo hicimos y lo volveremos a hacer.

- El tiempo apremia, la paciencia de la gente es poca y la realidad es de una desigualdad muy extendida. ¿Qué expectativa tiene Esperanza de un Gobierno en poder de la oposición?

- La alternancia no es el fin en sí mismo, es un punto de partida para otros cambios. Hoy existe una mayoría ciudadana que quiere un cambio y la unidad, es desde dentro de esa mayoría que debemos construir nuestra propuesta de un cambio más profundo, que apunte a eliminar la desigualdad y a garantizar más derechos. Mi expectativa es que un gobierno de la oposición puede generar condiciones para avanzar en cambios más profundos y a consolidar nuestro proyecto político. Parte fundamental del proceso de cambio se va a disputar desde el Congreso, por eso apuntamos a fortalecernos en ese espacio para garantizar que el gobierno de oposición camine en la dirección correcta y tenga la estabilidad necesaria para cumplir con sus compromisos con la ciudadanía.

- ¿Qué reaseguro hace falta para que esta fórmula pueda llegar a la Presidencia en 2023?

- Trabajar en equipo, tener un programa claro de gobierno, construir gobernabilidad y respetar los acuerdos.

- ¿Qué es lo que no se debe repetir del Gobierno de Fernando Lugo (2008-2012) para garantizar que no vamos a dividir al país en la vieja estrategia tan exitosa del stronismo: los que están con nosotros y los que están contra nosotros?

- No coincido con que el gobierno del Presidente Lugo no llegó al final del periodo debido a sus errores. Fue víctima de un golpe parlamentario por lo que representaba, por lo que hizo y podía seguir haciendo. El narco-coloradismo creó condiciones y generó un plan para asegurar su regreso, aprovechando las debilidades del primer gobierno de oposición en 60 años. Este nuevo gobierno de oposición debe apostar mucho más al diálogo, no solo entre las fuerzas políticas que lo componen sino con la ciudadanía, debe cumplir sus promesas para mantener su credibilidad. A nivel de fuerzas políticas, debemos ser claros con el programa de gobierno y los objetivos que queremos alcanzar, para lo cual también será necesario lograr una mayoría parlamentaria que apoye y brinde estabilidad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.