Senado trata hoy el veto a la ley que castiga con una multa al elector que no vota

La Cámara de Senadores analizará, en su sesión ordinaria de la fecha, prevista para las 09:00, la objeción total del Poder Ejecutivo al proyecto de ley que declara la “muerte civil” de los electores, ya que plantea una multa de G. 49.000 y la prohibición al elector de tramitar pasaporte y otros documentos, mientras no la pague.

El Senado define si acepta el veto del Ejecutivo o se ratifica en su sanción de castigar a los electores que no votan en las elecciones.
El Senado define si acepta el veto del Ejecutivo o se ratifica en su sanción de castigar a los electores que no votan en las elecciones.

Para ratificarse en la sanción, el Senado requerirá de 23 votos. La Comisión de Asuntos Constitucionales recomienda al pleno aceptar la objeción total del Ejecutivo sobre el castigo con una multa al elector que no vota

Según la objeción presidencial, la discusión y aprobación de este tipo de modificaciones legales, en tiempos tan próximos a comicios generales, “no contribuye a la previsibilidad que debe caracterizar a las reglas de juego que definen la asignación del poder político. Aunque está claro, se estima plausible guardar cierta deferencia hacia el régimen electoral cuando sus principales actividades se encuentran en marcha”, señala.

La “muerte civil” del elector

De aplicarse el cuestionado proyecto de ley, se impedirá al elector, mientras no pague la multa por no votar, cualquier trámite ante la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET), Identificaciones, Registros Públicos, Catastro, Registro del Automotor, trámites ante municipios y gobernaciones y el acceso a subsidios de la Secretaría de Acción Social (SAS). Los detractores de la norma afirman que el proyecto, incluso, es inconstitucional.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.