Esposa de Hugo Velázquez: “No me interesa el cargo de fiscala general del Estado”

Lourdes Samaniego, esposa del Vicepresidente de la República Hugo Velázquez aseguró que no le interesa el cargo de fiscal general del Estado (FGE). La actual fiscala adjunta del Ministerio Público sonaba fuerte como una de las personas que podía quedar en el cargo de FGE si la actual Sandra Quiñónez dejase el cargo.

Lourdes Samaniego
Lourdes Samaniego, fiscala adjunta y esposa del Vicepdte. Hugo Velázquez.Lorena Aponte

La funcionaria de la Fiscalía, Lourdes Samaniego respondió a ABC sobre su posible ascenso a Fiscala General del Estado si eventualmente Sandra Quiñónez sea apartada vía juicio político o renuncie antes de que finalizara su periodo en marzo de 2023.

Samaniego, quien es esposa del designado por los Estados Unidos como “significativamente corrupto” Hugo Velázquez, retornó este viernes luego de que finalizara su permiso dentro del Ministerio Público, tras las especulaciones que se dieron en que supuestamente renunció como lo llegó a decir su esposo.

El artículo 91 sobre incompatibilidades y prohibiciones en su inciso 4 de la Ley 1.562/02 sobre la Ley Orgánica del Ministerio Público refiere que los agentes fiscales no deberán pertenecer a ningún partido o movimiento político.

Precisamente sobre el punto, Samaniego había participado de un acto proselitista junto a Velázquez meses atrás, cuando aún era precandidato a Presidente de la República por el movimiento Fuerza Republicana.

¿Qué dijo la esposa de Hugo Velázquez sobre su supuesta renuncia a la Fiscalía?

No se ajusta a la realidad y a la ley”, aseguró la cuestionada fiscala adjunta. Según ella no hacía falta que renuncie.

Sobre las expresiones en aquel momento de Velázquez quien aseguraba que ella renunció a su cargo, la mujer sostuvo: “Él (Velázquez) y yo ni siquiera habíamos conversado sobre mi posible renuncia. Pero sí un deseo de él era que yo salga renunciando y ocupe un puesto en el sector privado para que pueda acompañarlo”, afirmó.

Ella está convencida que el permiso especial que se le otorgó era porque como “conyugue” debía acompañar al exprecandidato presidencial y tampoco se lo comentó al ex precandidato. Expresó que ha solicitado alejarse administrativamente y sin goce de sueldo.

Pese a que se la vio en una fotografía junto a Velázquez en un acto político, Samaniego niega que haya activado políticamente y dijo que por la Constitución los fiscales sí pueden votar en elecciones generales, no así en las internas. Confirmó que está afiliada.

Desmiente que ella ocupará el cargo de Sandra Quiñónez

Es una mentira que si la fiscala general Sandra Quiñónez se vaya yo sea su reemplazante, otro fiscal adjunto puede ser”. Pero a la consulta de que ella es una candidata por ser fiscala adjunta reiteró que en ese momento de posible cambio, estaba vigente su permiso.

“No me interesa el cargo de fiscala general, soy funcionaria creo que responsable. No entré por ayuda política. Mi cargo no puede afectar investigaciones relacionadas a nadie”, alegó. Comentó además que fue declarada inamovible hace mas de de 10 años por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

La fiscala adjunta dijo que la designación de Estados Unidos hacia su esposo es una situación absolutamente política. “Cuando hay elementos, indicios razonables y sostenibles, sí tiene sentido, pero en su caso no los hay, en la justicia paraguaya ni en la de EE.UU. Mi esposo no encontró datos en su contra”, manifestó.

“No hay elementos para que lo designen significativamente corrupto”, se reafirmó.

Sobre la designación de la Embajada de Estados Unidos también de significativamente corrupto contra el expresidente Horacio Cartes prefirió no opinar porque no maneja información. Cree que la declaración del país del norte con respecto a Velázquez dañó la imagen del país, como también otros casos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.