Crónica de una prisión anunciada

Napout fue sentenciado a 9 años de cárcel después de ser condenado por conspiración, asociación criminal y fraude financiero en dos torneos en el FIFAGate. Reviví como el paraguayo pasó de ser presidente de Conmebol a cocinero en una cárcel de Brooklyn.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/WVXRDQAYAJCQTKL7DPORCCS2YQ.jpg

Madrugada del 27 de mayo del 2015, Zúrich. Por pedido de la justicia norteamericana, la policía suiza ingresa al hotel Baur au Lac y arresta a siete directivos de la FIFA, entre ellos el uruguayo Eugenio Figueredo, el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, venezolano Rafael Esquivel y el brasileño José María Marín. “La Oficina del Fiscal Federal del Distrito Este de Nueva York está investigando a estas personas bajo la sospecha de aceptación de sobornos y comisiones ilegales entre principios de 1990 y el día de hoy”, señalaba un comunicado de las autoridades helvéticas. Señoras y señores, estallaba el FIFAGate.

En otro comunicado de los Estados Unidos, anuncian la presentación de 47 acusaciones por “organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros”. Entre los acusados además de Jeffrey Webb, Jack Warner y Costas Takkas, figuraba un paraguayo: Nicolás Leoz, contra quien Interpol emitió una orden de captura el 3 de junio. Además, fueron implicados los empresarios, quienes pagaron las coimas para obtener los derechos de televisación, Alejandro Burzaco, José Margulies, José Hawilla y los hermanos Hugo y Mariano Jinkis, entre otros. Por su parte, la FIFA actuó y suspendió en octubre a su presidente Joseph Blatter (por 90 días), su vice, y titular de la UEFA, Michel Platini y el secretario general Jerome Valcke.

Tiempo después, en una mañana del 3 de diciembre del 2015 en el hotel suizo Baur au Lac, arrestaban a Juan Ángel Napout. El paraguayo, presidente de la Conmebol en ese momento, y Alfredo Hawit de Honduras, y titular de la Concacaf, fueron detenidos en la continuidad de las investigaciones sobre la corrupción en la FIFA. Estados Unidos acusó a ambos ex directivos de haber recibido sobornos por millones de dólares a cambio de derechos de televisación de torneos sudamericanos y partidos de clasificación a mundiales. El 15 del mismo mes, Napout fue extraditado a EEUU y compareció ante un juez: recibió arresto domiciliario y pagó una fianza de US$ 10 millones.

PUBLICIDAD

En febrero del 2017, la Corte rechazó el pedido de anulación de los cargos que se le imputan a Napout y la jueza Pamela Chen fijó al paraguayo el juicio para el 6 de noviembre de ese año. La justicia estadounidense alegaba 92 cargos penales contra unas cuareta personas, entre dirigentes y empresarios, por delito de conspiración, fraude electrónico, lavado de dinero y otros. Según la acusación de la fiscala Loretta Lynch, el pago de sobornos por los derechos de televisación y marketing del fútbol mundial superaban los US$ 120 millones.

Y en noviembre, el juicio inició para Juan Ángel Napout. El primero en declarar fue Alejandro Burzaco, ex CEO de Torneos, quien contó detalle por detalle todos los sobornos que pagó. Admitió que el paraguayo recibió US$ 4,5 millones y además, se refirió a la ideas que tenía Napout de asumir en la FIFA. Luego de varias declaraciones (hasta uno de los ex integrantes de los Jonas Brothers), Napout fue declarado, el 23 de diciembre, culpable en tres de los cinco cargos que se le imputó por el FIFAGate (cargos de conspiración, asociación criminal y fraude financiero en la Copa América y Copa Libertadores).

Napout fue trasladado ese día a la cárcel federal de Brooklyn, donde pasó navidad, y se encuentra hasta hoy en día. A poco de conocer su sentencia, la jueza Pamela Chen recibió un informe que mencionaba que: “Napout es muy trabajador, responsable y trabaja bien con otros. Es respetuoso y se presenta temprano, limpio y listo para trabajar. Siempre está dispuesto a ofrecerse de voluntario y toma la iniciativa”. El paraguayo era el cocinero de la prisión y en un mes, del 25 de junio al 25 de julio, se había ganado 19,32 dólares.

Un final, o comienzo del mismo, triste para quien fuese el presidente de la Asociación Paraguaya de Fútbol y la Confederación Sudamericana de Fútbol. Este miércoles, Juan Ángel Napout  fue sentenciado a 9 años de prisión (más 2 años de libertad condicional) y a pagar una multa un millón de dólares (serán confiscados 3,3 millones de dólares del extitular). El paraguayo seguirá en la cárcel y también, cocinando en la misma.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD