Investigados se “pagaban” sumas millonarias a sí mismos

Bajo la excusa de “compras”, investigados en el expediente 68/2014 por lavado de dinero giraron millones de dólares a una empresa en Hong Kong que, en realidad, era propiedad de al menos uno de sus socios. Las transferencias se realizaron entre 2010 y 2017, según reportes bancarios. Con 400 tomos en cuatro años, el caso no tiene ningún imputado pese a las evidencias. Además, las firmas siguen operando.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/SQNV6YIKUNBWROFBPIU77MA55U.jpg

El propio Walid Amine Sweid reconoció ser propietario de una empresa asentada en Hong Kong, República Popular de China. Cuando empezó, se llamaba Spaltec Electronics Group Limited; después, Spaltec Internacional Group Limited.

Movimientos bancarios a los que tuvo acceso ABC Color revelan que la empresa de Sweid recibió millonarios depósitos entre 2010 y 2017 por parte de empresas paraguayas. Las firmas que realizaban los pagos forman parte del “Expediente 68”, que investiga un millonario caso de lavado de dinero. Sweid figura como directivo en varias de ellas.

Básicamente, los investigados por supuesto lavado y financiamiento al terrorismo se compraban millonarias mercaderías a sí mismos.

PUBLICIDAD

US$ 22 millones 

Tan solo una de esas firmas, GGR SA, en el 2014 giró 22 millones de dólares a Spaltec. Remesas se enviaron por lo menos una vez por mes durante todo el 2012, 2013, 2014 y 2015, alcanzándose 100.000 a 220.000 dólares en un solo envío.

GGR tiene como accionistas a prestanombres, pero ante las consultas del Banco Amambay por operaciones sospechosas, fue el despachante Ricardo Galeano Fariña quien respondió.

Bambu SA también remesó importantes cantidades a Spaltec entre el 2010 y el 2013. El 10 de octubre de 2010 envió, por ejemplo, más de 618.000 dólares. Ricardo Galeano fue quien respondió ante el Banco Amambay por las operaciones sospechosas de Bambu.

El 21 de setiembre de 2011, Acqua Importaciones envió a Spaltec 161.330 dólares. Acqua tiene como accionista a Ricardo Galeano y es la firma que entre el 2009 y el 2010 giró más de 300.000 dólares a una cuenta norteamericana desde donde, según reportes de inteligencia de EE.UU., el dinero fue enviado supuestamente al Hezbollah.

Nombres que se repiten

Ricardo Galeano, Javier Vázquez, Víctor Taboada Serratti, Walid Amine Sweid y Juan Carlos Sosa fueron accionistas de Global Logistics Solutions. Sin embargo, en las primeras actas aparecían Abel Omar Guerín y Aracely González. Sweid y Sosa son amigos del vicepresidente de la República, Hugo Velázquez.

A Spaltec también giró importantes sumas en dólares y euros a Flavors Of Americas, cuya presidenta es Aracely González (la misma de Global), y Jaafar Balhas es apoderado.

Balhas es vicepresidente de Ponto Com Mega Store, que envió grandes remesas a la empresa de Sweid en China entre el 2013 y el 2015. Llegó a mandar 553.138 dólares en un día.

Jaafar Balhas también es director de otra empresa investigada, CYA, donde son responsables Ricardo Galeano, Juan Carlos Sosa, Walid Amine Sweid y Víctor Taboada, entre otros.

Factory Group, de Sweid y Sosa, también giró dinero a Spaltec, empresa del propio Sweid. Michigan, Amanecer Representaciones y Vancouver son otras firmas que igualmente forman parte del esquema y que giraron dólares a China. 

El expediente 68/2014 lleva cuatro años, tiene más de 400 tomos de documentos y ya pasó por 15 fiscales. Actualmente se encuentra a cargo de las fiscalas Fátima Villasboa y Gilda Villalba. Pese a todas las evidencias, hasta ahora no hay ningún imputado.

juan.lezcano@abc.com.py

mariana.ladaga@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD