SET pagó a “únicos” expertos que tercerizaron su contrato

La entonces viceministra de Tributación, Marta González Ayala, otorgó un contrato –para actualización del sistema tributario– por más de US$ 3 millones a un organismo del que era directiva. No hubo competencia, y alegaron que eran los únicos con la experiencia requerida, pero terminaron tercerizando el contrato. El mismo ente responsable del caos fue contratado para la “solución”. Tras la firma del acuerdo, el organismo la ungió presidenta.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DGLDJLRSJJH2HPBFITTGZ7XRJI.jpg

Cargando...

Alegando urgencia impostergable, en el año 2016 la Subsecretaría de Estado de Tributación (SET) contrató en forma directa y por vía de la excepción al Centro Interamericano de Administraciones Tributarias (CIAT), una organización con base en Panamá, para actualizar el sistema de gestión tributaria “Marangatu”.

Llamativamente, la firma elegida tenía entre sus directivos a Marta González Ayala, quien en ese entonces era la titular de la SET. Es decir, la viceministra decidió contratar a un organismo del cual ella era una de las autoridades integrantes.

Contratada y contratante 

De acuerdo a los datos que constan en el propio sitio web del CIAT, Marta González Ayala ingresó como miembro del consejo directivo de la organización el 6 de mayo de 2014, nueve meses después de haber asumido como titular de Tributación.

A pesar de que el sistema Marangatu llevaba años colapsando y generando un sinfín de cuestionamientos, no fue sino hasta 2016 que la administración de González Ayala decidió que era momento de actualizar el sistema tributario.

El llamado fue publicado en abril de ese año en el portal de la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas bajo el ID 306.012. Hablaban de urgencia impostergable y pedían la contratación directa por la vía de la excepción. Esto significaba que buscaban elegir a dedo a quienes se quedarían con un contrato de G. 20.000 millones, unos tres millones de dólares.

Menos de dos meses después, en junio de 2016, la licitación ya estaba finiquitada. La SET, con Marta González a la cabeza, decidió contratar al CIAT, que –¡oh casualidad– tenía a Marta González como directiva.

Sin competencia alguna 

De acuerdo a los documentos que constan en la web de Contrataciones Públicas, CIAT fue la única compañía que se presentó al llamado. De acuerdo a publicaciones de ABC Color de abril de 2016, firmas paraguayas protestaron debido a que el pliego de bases y condiciones había sido redactado a medida, para favorecer a la organización asentada en Panamá.

Los términos establecidos, según señalaban en aquel entonces los representantes de firmas paraguayas, eliminaban a los competidores nacionales y dejaban el camino abierto para que el CIAT se quedara con el millonario contrato.

Curiosamente, todos los contratos firmados por el CIAT con el Estado paraguayo fueron siempre por la vía de la excepción. De tres contratos, dos fueron durante los años que González estuvo al frente de la Subsecretaría de Tributación.

Tras los millones, la presidencia 

Un año después de haberle otorgado un contrato por US$ 3 millones con el Estado paraguayo, el consejo directivo del CIAT decidió elegir como su presidenta a la entonces viceministra paraguaya de Tributación, Marta González.

El acto de asunción de González Ayala al frente de CIAT se realizó en Asunción. Fue durante la asamblea del organismo efectuada el 24 de abril de 2017. El Ministerio de Hacienda llegó incluso a realizar transmisiones en vivo y en directo del acto a través de sus perfiles en redes sociales.

No quiere hablar

ABC Color intentó acceder a la versión de la extitular de Tributación al respecto. Luego de varios mensajes vía WhatsApp, González Ayala contestó que estaba de viaje, y dijo: “No tengo intención de hacer ninguna declaración pública por el momento”.

Mañana: Pliego a medida

juan.lezcano@abc.com.py

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...