Enmienda: “Carnaval en tiempos de carnaval”

El contexto que se ha creado en torno a la reelección hizo que se dé un “carnaval político en tiempos de carnaval”, según el abogado Hugo Estigarribia, quien consideró que esto podría derivar incluso en juicio político por la violación a la Constitución.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/U2GZXBDUFBFB7MB63S3ZK3PNDU.jpg

“Se volvió un canaval, una joda en tiempos de carnaval. Falta nomás ya que bailen en el carnaval de Río (de Janeiro)”, ironizó el exsenador colorado y abogado constitucionalista Hugo Estigarribia Gutiérrez, en relación al contexto político actual en torno a las pretensiones reeleccionistas del sector oficialista.

Lamentó que todas las denuncias surgidas, como el supuesto plan de magnicidio, hacen que se esté “criminalizando algo que no se debe criminalizar. Un chiste se vuelve en una denuncia penal”. Esto se da, según dijo, “porque el chicote de la Justicia sólo algunos tienen en la mano”.

En esta coyuntura opinó que “la Fiscalía General del Estado está a prueba”, ya que se da lugar a “estas payasadas”, instrumentando el Poder Judicial a favor del poder político. Todo esto incluso podría derivar en un juicio político al fiscal general, Francisco Javier Díaz Verón, que además se encuentra con el mandato vencido, según analizó.

Criticó la orden de dicha institución de apresar “a Paraguayo Cubas por pintar grafitis y, en contrapartida no se mueven los casos de falsificación de firmas, “o sea, palo para unos y silencio para otros”. Mencionó además el aumento de la inseguridad “mientras la Policía persigue a Cubas en los colectivos”.

Aunque consideró que “lo más grave es la criminalización de la actividad política, la inducción al delito desde la política y de actores importantes de la política. La perversión de hacer firmar a muertos (...), todo esto, una vez usado como elemento para incriminar a alguien, debe ser objeto de investigación”, aseveró.

Con todos estos hechos, “el escenario de enfrentamiento político se translada a la Fiscalía, se traslada a la inducción al delito, se traslada a la perversión, se traslada a la manipulación institucional, cuando estos políticos deberían ocuparse de los grandes temas nacionales”, opinó.

Consideró que “todo es consecuencia de un tema: la intención de reelección de algunos que no pueden, que sumados pueden tener un número, pero el cumplimiento de la Constitución no es cuestión de números, es cuestión de responsabilidad de los políticos”.

Agregó que el mecanismo que analizan de impugnar un acta de la sesión del 25 de agosto de 2016 y así tratar la enmienda, sentaría un precedente nefasto causando un caos en la seguridad jurídica de nuestro país. “Estarán reconociendo su propia torpeza, lo avalaron en su momento y ahora hablan de anular esa sesión. Eso no se puede hacer. Eso no corresponde”, sentenció. Dijo incluso que este tipo de circunstancias “son pasibles de ir al fuero penal, porque no pueden violar la Constitución Nacional. Además están enlodando el partido al que pertenecen”, y agregó que el efecto negativo será para la imagen internacional de Paraguay, no sólo para dichas nucleaciones políticas.

Dijo que actos como tratar de separar de los cargos para poner a sus leales, para suplantarlos por algunos que sí pueden dar el voto, demuestran que “hay un trabajo de asesoramiento político para el mal de algunos actores que no aparecen al esquema”, lo que significa la vuelta a la vieja militancia stronista al poder de “actores que han caído con Stroessner y que le hicieron caer a Stroessner. Esos son los actores que están cerca del Presidente y algunos entre bambalinas que vinieron de otros países también con antecedentes nefastos”. A estos, dijo, se suman “algunos personajes tragicómicos que también aportan lo suyo desde otros sectores, no cuidando su lenguaje en las redes (sociales)”.

Además, Estigarribia consideró que el espionaje aplicado en Paraguay -a diferencia de otros lugares donde se lo utiliza para evitar el mal- utilizado para controlar al rival político, también es pasible de acciones penales ya que se invade la privacidad garantizada en la Carta Magna. “Esto motiva que se dé terrorismo de Estado, que no sólo es la tortura, la persecución o la desaparición; es también invadir la privacidad de los demás ciudadanos, de su comunicación, lo que también puede llegar a ser causal de juicio político”, acotó.

Finalizó diciendo que “hay que empezar a tomar la política en serio (porque) la poca seriedad de los políticos hace que la ciudadanía esté cada vez más harta”. Esto hace que “outsiders” (que no tienen oficio político) cobren relevancia “porque no están quemados” a diferencia de los políticos que están quemados, “y ¿por qué están quemados? Por las payasadas que hacen”.

Hugo Esteban Estigarribia Gutiérrez, exsenador colorado, se encuentra actualmente alejado de la esfera política tras cumplir cinco años de gestión en el Poder Legislativo. Trabaja en su profesión de abogado como consultor y como docente. Culminó su gestión en la bancada colorada "de un solo miembro", por no compartir ciertos aspectos de la coyuntura de ese entonces.