Método “No dieta” para perder peso

La “No dieta” es un método porque propone un abordaje estructurado para perder peso partiendo del análisis y situación de cada persona cómo ser individual en cada uno de sus tres ejes: alimentación, movimiento, emociones y estrés.

En este método de la NO DIETA, no hay alimentos prohibidos ni permitidos, no hay un antes y después porque creemos en el durante, en el vivir ahora. Dejamos de lado el número de la balanza, porque ese número no habla de lo que sos o valés.
En este método de la NO DIETA, no hay alimentos prohibidos ni permitidos, no hay un antes y después porque creemos en el durante, en el vivir ahora. Dejamos de lado el número de la balanza, porque ese número no habla de lo que sos o valés.

Es esencial que el paciente sepa dónde está parado al empezar el plan, según la licenciada en nutrición Betharram Scarone, existen pacientes súper activos pero que emocionalmente no se encuentran estables. Otros tienen equilibrio emocional pero son sedentarios “no se mueven ni para buscar un vaso de agua”, dijo.

Según la nutricionista, lo bueno de este método es la adaptación, teniendo en cuenta sus gustos, necesidades, posibilidades económicas, tiempo, religión, creencias, etc.

“En este método no hay alimentos prohibidos ni permitidos, no hay un antes y después porque creemos en el durante, en el vivir ahora. Dejamos de lado el número de la balanza, porque ese número no habla de lo que sos o valés” expresó la licenciada.

¿Cuál es el éxito en la NO DIETA?

Scarone explicó que el éxito en la NO DIETA es perder entre el 5 y 10% del peso inicial en 6 meses e indicó unos ejemplos:

- Paciente de 80 kg pierde entre 4 a 8 kg (van a pensar que es muy poco pero lo importante es que el paciente logre un equilibrio con la comida y sienta que bajar de peso aunque sea de manera lenta, va a ser algo sostenible y no depender siempre del nutricionista para ello).

- El paciente tiene control sobre los alimentos, se siente cómodo con su mejor versión y mejora radicalmente su salud general.

Las 5 reglas de la NO DIETA

- Ambiente seguro.

- Cuatro comidas en horario flexible.

- Un único plato (utilizar siempre un plato que sea del mismo diámetro porque la comida “entra por los ojos”).

- En comidas principales que sea un plato reuniendo todos los macros (carbo, proteínas y gramos).

- Un dulce o “bocadito” al día (igual o menor a 150 calorías).

El estrés, el enemigo de todos

- Aumenta el cortisol, aunque esta hormona de manera aguda posee una función beneficiosa (accidente, robo, golpes). En niveles excesivos y sostenidos en el tiempo puede causar una serie de problemas físicos.

- El estrés también puede provocar antojos de alimentos, sobre todo las carbograsas. Además de que en muchos estudios se demostró que dispara la nueva aparición de células grasa, sobre todo en el abdomen.

¿Cómo se evalúa a un paciente para realizar este método?

1- Charla previa: llamar al paciente por su nombre así provocamos en el o ella confianza.

2- Anamnesis completa (desgloso en charla).

3- Evaluación nutricional y antropométrica (crucial que el paciente decida si quiere realizarse la medición de pliegues, pues muchos tienen vergüenza).

4- Explicar qué valores se encuentran fuera de rango.

5- Explicar el método de acción pertinente.

6- Dar al paciente las herramientas e interacción adecuada al caso.

7- Seguimiento acorde a sus posibilidades y medios.

8- Motivación constante y acompañamiento.

Las 3 etapas de cambio: Aprendiz, practicante y experto.

Mandamientos de la NO DIETA

1- Perder peso sin renunciar al placer.

2- Una nueva mirada para el tratamiento de sobrepeso/ obesidad.

3- Es una filosofía de vida.

4- Comer de todo pero conscientemente de las porciones.

5- No prohibir alimentos porque generan mayor deseo.

6- Nacemos con derecho a comer y sentir placer. Legalizar que el placer es un derecho.

7- Para aceptar, sostener y tener un cuerpo cómodo, es necesario cambiar el estilo de vida.

8- Modificar 3 aspectos: actividad física, relación con la comida y el manejo de las emociones.

9- Tomar consciencia de la importancia de movernos y de clasificar cuando es hambre emocional o real.

10- Más cambiás, más bajás.

Por último y no menos importante: NO AL FANATISMO

La profesional de la nutrición manifestó que el fanatismo es algo o por algo, a menudo está más interesado en los demás que en sí mismo. Quiere “salvar” tu alma, redimirte. Liberarte del pecado, del error, y eso ¡no es posible!. Somos humanos, nos caemos y volvemos a levantar.

“Una comida “mala” mal llamada así, no es echar a perder todo tu sacrificio y esfuerzo, Es solo eso, un tropiezo del cual sos consciente rápidamente y podés mejorar en tus próximas porciones sin sentirte con culpa por ello”, puntualizó Scarone.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.