El tereré, un aliado en la guerra y símbolo de unión en las familias paraguayas

El tereré forma parte de los paraguayos desde la época de los guaraníes, ayudó a los soldados durante la Guerra del Chaco y hoy es un elemento esencial en cada hogar. Historiadores, educadores y vendedores del pohã ñana celebran la importancia de la declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad y resaltan que esta bebida ancestral es un símbolo de unión familiar y tiene muchos beneficios para la salud.

El Tereré Literario, del Mercado 4, es uno de los sitios en donde el papel protagónico de nuestra bebida tradicional va de la mano con la literatura.
El Tereré Literario del Mercado 4 es uno de los sitios en donde el papel protagónico de nuestra bebida tradicional va de la mano con la literatura.ABC COLOR

El ritual del tereré empieza con el tradicional “tereré rupa”, puesto que antes siempre se debe consumir un alimento salado para preparar al estómago. Luego, se pasa a la elección de la yerba. Javier Torres, quien se califica como “yuyero desde la cuna”, resalta que siempre recomiendan elegir una yerba “común”, sin remedios agregados. “Para que puedan tener efecto sobre el organismo nuestras plantas medicinales”, explica.

Por ejemplo, los domingos, se recomienda remedios “yoradores”, los lunes algunos más tranquilizantes y los otros días de la semana podrían ser digestivos y adelgazantes.

Javier encabeza el Centro Cultural Tereré Literario, que se encuentra en el Mercado 4 de Asunción. El mismo resalta que desde el “Paseo de los yuyos” siempre recomiendan combinar solo tres remedios y tener cuidado de no abusar con algunos.

Una vez culminado el proceso de selección de ingredientes se inicia la ronda. La yerba debe ser colocada dejando un canal para cebar los primeros sorbos y nunca la bombilla debe ser removida, para evitar que se amargue o se tranque.

Lea también: Yerbas: ¡a gusto y paladar!

Es indiscutible que el menor de la ronda debe ser el que cebe el tereré, el primer mate siempre va dirigido a Santo Tomás y, mientras que en las familias es “ley” que luego le sigan los abuelos o los padres, en las rondas de amigos siempre debe circular hacia la derecha.

El impulsor del Día Nacional del Tereré, Dionisio Ortega (exdiputado y actual concejal de Fernando de la Mora), destaca que el tereré es un símbolo de unión familiar. Señala que en las rondas se debe inculcar siempre el respeto a los mayores, por lo cual “la cabeza” de la familia siempre debe ser el primero en tomar, ya sean los abuelos o los padres.

Además, hizo énfasis en que es un espacio de diálogo, enseñanza y unión familiar. Es un recreo que se toman los paraguayos para compartir historias, debatir y sonreír.

Nota relacionada: Bebida ancestral guaraní: patrimonio ante el mundo

De la prohibición a ser un “aliado” en la guerra

Durante la colonización, el primer gobernador criollo, Hernando Arias de Saavedra, quiso prohibir el consumo del tereré porque consideraba que volvía “haraganes” a los indígenas que lo bebían. Incluso, denunció ante el Santo Oficio de la Inquisición de la Iglesia Católica que la yerba mate era “diabólica”, debido a que para los guaraníes era una “yerba mágica” reservada para los chamanes.

Sin embargo, la prohibición no pudo acabar con la costumbre y solo logró antipatía de los pobladores hacia Saavedra, según el historiador Jorge Rubiani también relata parte de estos hechos en su libro “Historias secretas del Paraguay”.

Con el paso de los años, el tereré fue evolucionando y acompañando nuestra historia en cada momento. El exdiputado Ortega, quien también es docente, relata que durante la Guerra del Chaco el tereré también fue considerado como un “aliado fundamental”.

En la Región Occidental, las temperaturas siempre fueron muy elevadas y los soldados solo lograban aplacar el calor preparando esta tradicional bebida, recuerda.

“Contundentemente, la ronda del tereré es una práctica que identifica a todos los paraguayos”, enfatizó el concejal fernandino. En ese sentido, celebró la declaración de las “Prácticas y saberes tradicionales del tereré en la cultura del pohã ñana. Bebida ancestral guaraní en Paraguay” como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad (PCI).

Indicó que ayudará a que el mundo reconozca que esta bebida es tradicional del Paraguay, para que así ningún otro país vecino se apropie de nuestra cultura.

Lea más: Tereré: origen de consumo popular se remonta al siglo XIX

Una bebida que va evolucionando

Hay diferentes tipos de tereré. Javier resalta que uno de los más conocidos es el “tereré albañil”, que es el preparado en botellas de plástico cortadas y un vaso descartable, puesto que los trabajadores de las obras solo suelen cargarse con la bombilla y preparan sus bebidas con lo que encuentran a mano.

También está el “tereré novillo”, que es el preparado en los termos más grandes, con el objetivo de invitar a una cita a la pareja y “que el agua nunca se acabe”.

También está el tereré yorador o tereré pantano de los domingos, que lleva un montón de hierbas medicinales que tienen como objetivo de eliminar el alcohol del cuerpo. También existen los tererés adelgazantes, que llevan remedios diuréticos, y los solitarios, que no son compartidos con nadie.

El tereré solitario fue el que se impuso en esta cuarentena del nuevo coronavirus, donde las autoridades sanitarias recomendaban no compartir la guampa para así evitar la expansión masiva del COVID-19.

Lea también: Tereré: Declaración fue un trabajo “a todo pulmón de los vendedores de yuyos”

Beneficios para la salud

El tereré desde sus orígenes es preparado con un conjunto de yerbas medicinales. Javier resaltó que él creció en el “Paseo de los yuyos” del Mercado 4 y desde muy pequeño aprendió todos los secretos de las plantas para el tereré y el mate, teniendo en cuenta que su familia también es productora.

El joven recordó que todos los yuyos tienen múltiples beneficios para la salud, pero deben ser consumidos de acuerdo a las necesidades de la persona. En ese sentido, resaltó que en la página de Facebook “Tereré Literario” constantemente comparten información útil sobre los beneficios de cada planta y cómo deben ser consumidas.

Algunas personas no pueden consumir yerba mate debido a que le genera problemas estomacales. Para ellas, Javier recomienda consumir una mezcla de plantas medicinales que reemplace a la yerba. Contó que recientemente empezaron a producir este producto y está teniendo mucho éxito en los adultos mayores que no quieren despegarse de su bebida tradicional.

El tereré hoy forma parte de los patrimonios de la humanidad a nivel mundial y ya se encuentra registrado como parte de una manifestación cultural del Paraguay. Con esto, se logra el reconocimiento de esta bebida ancestral como parte de la identidad del paraguayo.

Este hecho fue ampliamente celebrado por todos los pobladores. Sin embargo, ahora queda una tarea pendiente para todos, tanto el Gobierno como las generaciones venideras deben seguir transmitiendo toda la cultura que gira en torno al tereré y los remedios naturales utilizados para su preparación.

Nota relacionada: Tereré como patrimonio del mundo: ahora el compromiso es extender la tradición

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD