González reconoce que le pidió la renuncia a Ferreira por negarse a firmar el acta secreta

Federico González, director interino del lado paraguayo de Itaipú, reconoció hoy por primera vez que pidió la renuncia del entonces presidente de la ANDE Pedro Ferreira por negarse a firmar el acta entreguista a mediados de 2019. Detalló, sin embargo, que él no firmó el documento. Además, insistió en que no se sentará a negociar el Anexo C del tratado, situación que -señaló- corresponde al ministro de Relaciones Exteriores.

Ministro Federico González.
Federico González, director interino de Itaipú.Diego Peralbo, ABC Color

González conversó con ABC este martes y confirmó que le exigió su renuncia a Pedro Ferreira en julio de 2019 por no haber querido firmar el acta secreta, un documento favorable a los intereses del Brasil en torno a la ANDE y Electrobras, hecho que casi le costó el cargo al presidente de la República, Mario Abdo.

Es la primera vez que el ahora director interino de Itaipú reconoce la versión de Ferreira. Sin embargo, precisó que él no firmó el acta entreguista porque su designación como representante de la Cancillería en la binacional se dio después del 24 de mayo de 2019, cuando representantes de ambos países signaron el acta.

Consultado por qué hizo eso, González respondió: “Porque en esa situación se generó un análisis, una posición específica de uno de los puntos de ese documento, es por eso que se deja sin efecto el acta del 24 de mayo. El Presidente solicitó que Pedro entendiera esa situación y por eso me solicitó que le transmitiera el pedido de renuncia”.

El director interino de Itaipú, sindicado por varios sectores como un “vendepatria”, añadió que él sí firmó el documento del 1 de agosto de 2019 que dejaba sin efecto el acta entreguista. Cabe recordar que esto sucedió después de que Horacio Cartes salvara a Mario Abdo Benítez de una inminente destitución vía juicio político.

Tema relacionado: Ferreira recuerda que designado como nuevo titular de Itaipú lo forzó a renunciar por negarse a firmar el acta secreta

González reiteró que él no participará de las negociaciones sobre el Anexo C del tratado porque no le corresponde y explicó que eso debe hacerlo el canciller. Comentó además que si él representaba un “peligro” para el proceso con el Brasil lo era hasta ayer, por su condición de ministro de Relaciones Exteriores.

Así, dio a entender que el presidente de la República lo sacó de la Cancillería para que no forme parte de estas negociaciones. “Hasta ayer sí estaba al frente de esas negociaciones como canciller (…) Hoy miro desde la gradería”, señaló.

“En el imaginario popular se tiene que el director de Itaipú es el que se va a sentar a negociar el Anexo C (…) En absoluto es así. Es el Presidente el que lleva adelante las relaciones internacionales a través de la Cancillería. Ya en noviembre de 2019 se constituyó un equipo negociador. El director de Itaipú no está en ese proceso, no va a negociar ningún tratado. Debe administrar la binacional”, agregó González.

El director dijo que respetará la Constitución y actuará de acuerdo a “la moral y las buenas costumbres” en la binacional. Aseguró que los ataques contra su persona están basados en datos incorrectos “como consecuencia de la posverdad”.

“Lo que se ve es eso (críticas), pero lo que no se ve es superior a los ataques y las falsedades. Tengo la conciencia tranquila. Estamos expuestos. No estoy de acuerdo con la situación que se presenta. La gente sabe quién soy y cómo soy. He guardado siempre principios y valores que me inculcaron mis padres”, indicó al respecto.

Ver más: Aumenta el rechazo de senadores a la designación de González en Itaipú

“El acta se firmó efectivamente el 24 de mayo. Mi decreto de nombramiento como representante (de Cancillería) ante Itaipú fue el 28 de junio. Asumí el 5 de julio. Tenemos que hablar con la verdad, no con medias verdades o medias mentiras”, pidió.

Finalmente, González pidió crédito y una cuota de confianza en el cargo. Cabe recordar que el acuerdo para que él se convierta en director de la binacional debe darlo el Senado. Hasta ayer, varios sectores políticos expresaron que rechazarán la designación.