Más del 50% de los internados por COVID tiene menos de 60 años, dice Borba

El ministro de Salud, Julio Borba, detalló este martes que más del 50% de los pacientes internados por COVID tiene menos de 60 años, un giro a las estadísticas iniciales que reflejaban que el virus afectaba más a personas mayores. Pidió a la población respetar las medidas sanitarias y reiteró que los contagios se dan más como consecuencia de actividades informales, las que pidió suspender.

Muchos médicos y personal de enfermería se encuentran internados por coronavirus.
El coronavirus afecta más a personas menores de 60 años en los últimos días, dijo el ministro de Salud.Archivo, ABC Color

Borba advirtió sobre el hecho de que el virus SARS-CoV-2, que causa el COVID, se está expandiendo cada vez más entre los jóvenes y los adultos jóvenes. Hasta ayer, los internados por la enfermedad en todo el país eran 2.457, de los cuales más del 50% son menores de 60 años, indicó.

“Más del 50% de los pacientes internados son menores de 60 años. Está muriendo gente joven. Lo que tenemos que entender es que todos estamos en el bolillero y a cualquiera nos puede tocar. Está muriendo gente joven”, expresó.

El ministro de Salud, que conversó con ABC este martes, dijo además que se está viendo algunas señales de descenso de casos positivos desde la implementación de las primeras medidas restrictivas en 24 ciudades del país el pasado 15 de marzo.

“Hace tres semanas se hicieron las nuevas intervenciones (…) En esta semana epidemiológica vimos los primeros resultados, un 10% menos de casos positivos”, dijo Borba. Sin embargo, adelantó que recién para finales de esta semana o inicios de la siguiente se tendrían los números correspondientes a la cuarentena impuesta durante la Semana Santa, a la que calificó de “no tan santa”, por la movilización que hubo a pesar de las medidas.

Si bien Borba espera igualmente un descenso de los casos, dijo que no puede decir lo mismo con respecto a los decesos, de los cuales dijo que seguirán manteniendo un número elevado en los próximos días porque hay muchas personas que están dos o tres semanas en terapia intensiva antes de fallecer.

En ese contexto, sostuvo que, estadísticamente, muere del 35 al 40% de las personas que están en UTI y, mientras las internaciones sigan con números altos, los fallecimientos seguirán produciéndose. Hasta ayer, 429 personas estaban ingresadas en terapia de las 2.457 hospitalizadas y se alcanzó el número más alto de decesos: 64 en un solo reporte.

Borba precisó que la cantidad de fallecidos se da teniendo en cuenta principalmente los datos de 24 a 48 horas previos, porque hay un comité que dictamina la causa de fallecimiento del paciente.

Además, sostuvo que lo que se debe hacer es “cortar la circulación del virus” porque la cifra de decesos se calcula por “matemática simple”. De todos los casos confirmados diariamente, el 80% de los pacientes no sentirá secuelas o tendrá síntomas leves, el 15% requerirá hospitalización y del 3 al 5% restante necesitará terapia. Y, como se mencionó, del total de personas en terapia morirá entre el 35 y el 40%. En consecuencia, a mayor cantidad de contagios, habrá más decesos. “Lastimosamente, es matemática simple. A mayor cantidad de positivos, habrá mayor cantidad de pacientes internados”, finalizó.

Hasta ayer, 4.463 personas perdieron la vida como consecuencia de la enfermedad. El total de casos confirmados desde el 7 de marzo del año pasado es de 222.663, con 183.552 recuperados.