Firma asegura que planta de oxígeno del Hospital de Itauguá funciona pero “estaba apagada”

El director de la firma Neightpart (ex Chaco’i), que instaló la planta de oxígeno en el Hospital Nacional de Itauguá, aseguró que encontraron los equipos apagados cuando se constituyeron ante las denuncias por falta de funcionamiento. Insinuó que la recarga de los balones tiene un costo cero en la planta, pero la administración compra por mayor precio mientras tiene su propia producción cada hora. Negó vínculos con conocidos empresarios proveedores del Estado.

La planta de oxígeno del Hospital Nacional de Itauguá es apenas una “cáscara”, según directora.
La planta de oxígeno del Hospital Nacional de Itauguá es apenas una “cáscara”, según directora.Archivo, ABC Color

Claudio Escobar, director ejecutivo de la firma Neightpart (ex Chaco’i), presentó un documento firmado por un escribano y un video con el cual se constata que supuestamente el 6 de abril la planta de tratamiento del Hospital Nacional de Itauguá estaba en correcto funcionamiento, atendiendo a las denuncias de la directora Yolanda González, quien dijo que “solamente es una carcasa”.

Dijo además que en el contrato para la construcción de la planta de tratamiento figura la firma de la doctora González, por lo cual es responsable de la obra. Aseguró que tiene documentos en que la directora del nosocomio confirma la entrega y el funcionamiento correcto.

Señaló que recibieron una intimación el pasado 31 de marzo, pero como era Semana Santa y los empleados de la firma no estaban trabajando, acudieron el 6 de abril.

“Nos fue sumamente extraño porque la planta debería estar funcionando. Antes no recibimos ninguna nota para decir que no funcionaba”, alegó. El empresario aseguró que la planta estaba apagada pero al encenderla se constató que funcionaba correctamente.

En otro momento, insinuó que no se utiliza la planta para poder realizar las compras externas, que son más costosas. “¿Cuánto cuestan los balones? Esta planta genera a cero guaraníes, salvo costo de energía eléctrica, que es muy barata. Yo no tengo pruebas para decir que apagaron para comprar balones. Pero, ¿por qué estás comprando a 60 mil el m³ cuando estás produciendo a cero? No es poco, por hora. Al menos se van a ahorrar mucho dinero. El punto es que la planta sí funciona. Produce 40 m³ por hora”, aseveró en contacto con ABC.

En cuanto al reclamo puntual de que la planta no produce lo necesario para cubrir la demanda, indicó que ellos cumplieron con el pliego de bases y condiciones y la planta cumple con todos los requisitos, generando 40 m³, en dos contenedores.

“Si van a cargar balones, OK, poner a pediatría, pueden hacer lo que quieran. Pero no pueden decir que no funciona y mucho menos tener apagada una planta de oxígeno de esa envergadura. Cierto, salió G. 6.200 millones y por eso tendrían que usarla”, enfatizó.

Cabe mencionar que, además de la planta en el HNI, esta firma también tuvo a su cargo la instalación en el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias y del Ambiente y el Hospital de Trauma. En el documento presentado por Escobar figura que la administración de los contratos está a cargo del directorio de cada nosocomio.

En cuanto a las fallas en la planta instalada dentro del Ineram, dijo que es cierto que el año pasado recibieron un pedido de verificación por parte del entonces titular de la Cámara de Senadores, Fernando Silva Facetti, para verificar que esté funcionando y dijo que respondieron positivamente pero de “voluntad”, porque el contrato ya feneció.

Añadió que el mantenimiento de la planta ahora está bajo llamado a licitación de vuelta debido a eso y ellos decidieron no presentarse.

Nexos con conocidos empresarios del Estado

Por otra parte, el joven empresario de 35 años confirmó que junto con su socia comercial, Analía Caballero, compraron la razón social Chaco’i ya en el año 2014 -hace 7 años- y en 2019 iniciaron el cambio de denominación para pasar a ser Neightpart.

Así también, mencionó que anteriormente fue director de la firma Cevima, que tuvo innumerables contratos con el Gobierno para numerosas obras, en consorcio con Óscar Chamorro Lafarja, un conocido proveedor del Estado. Aseguró que ni él ni Justo Ferreira, otro reconocido en el ámbito público debido a las millonarias licitaciones obtenidas y las irregularidades detectadas, tienen vínculo con Neightpart.

Admitió haber tenido un consorcio con Chamorro entre 2012 y 2015, pero aseguró que además de ello “no hay vínculos legales”.

Los problemas con el oxígeno se registran desde antes de la Semana Santa. Desde el Ministerio de Salud garantizaron que no faltaría el insumo vital para pacientes internados por COVID-19, que hoy saturan todos los hospitales del país.

El director de Insumos Estratégicos del Ministerio de Salud, Derlis León, indicó que uno de los principales proveedores de balones de oxígeno tuvo problemas con la importación, pero que ya lograron suplir la falta con otras firmas. Esta mañana dijo que todavía desconoce la cadena de responsabilidad en cuanto a los mantenimientos en las plantas que han tenido fallas, pero acotó que serían los directores los responsables de cada nosocomio.

Así también, el director de Contrataciones Públicas, Pablo Seitz, señaló que el Ministerio de Salud debe realizar una investigación sobre las plantas de oxígeno y anunció posibles sanciones si se detectan irregularidades.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.