COVID: 90% de las muertes corresponde a pacientes que no lograron acceder a una cama de UTI

Ante la falta de camas de terapia intensiva y la gran cantidad de casos graves de COVID-19 que ingresan a diario, la presidenta del Círculo Paraguayo de Médicos aseguró que solo el 10% de los hoy fallecidos pudo acceder a UTI, pues la mayoría muere en los pasillos o en salas de internación común. También resaltó que los médicos trabajan sumamente desprotegidos a diario y los insumos que reciben son de mala calidad. Dijo además que son pocos los médicos disponibles y el Ministerio no contrata a más personal, pese a que hay al menos 3.600 que están sin trabajo.

Personal de salud en plena tarea en la sección de terapia intensiva.
Personal de salud en plena tarea en la unidad de terapia intensiva.Archivo, ABC Color

La Dra. Gloria Meza Rojas, presidenta del Círculo Paraguayo de Médicos, lamentó las múltiples carencias que sufren a raíz de la mala gestión del Gobierno. Aseguró que realizan los reclamos directamente a los viceministros de Salud, pero reciben como respuesta el silencio. “No hacen caso… contestan con el silencio”, lamentó.

Resaltó que la situación actual es muy agotadora y, debido a los contagios y reposos, hay “demasiados pacientes siendo atendidos por pocos médicos”.

“La situación es muy penosa porque estamos en permanente riesgo de volver a contraer la enfermedad. Una segunda infección ya puede ser un poco más grave y la vacunación se hizo en forma tardía, entonces no tenemos mucha confianza en que estemos protegidos o no. Es lamentable la situación en la que estamos. Tenemos equipamientos de bioseguridad que no son los que tienen que ser, porque los tejidos con los que están hechos no son impermeables a la transmisión del virus. En todo sentido estamos desprotegidos”, reclamó.

Solo el 10% de los hoy fallecidos accedió a terapia

Así también, aseguró que, de los fallecidos diarios, apenas el 10% tuvo acceso a terapia intensiva. “El resto sale de salas de internación y de los pasillos y muchos que llegan ya tarde. Es lamentable, no hay medicamentos, hay dificultades para conseguir porque son de alto costo”, señaló.

Mencionó, por ejemplo, que uno de los medicamentos esenciales para evitar que se agrave el caso y disminuir el periodo de internación cuesta G. 1.000.000 por día y debe ser suministrado al menos por cinco días y actualmente no está disponible en el sistema sanitario.

Más de 3.600 profesionales sin trabajo

Añadió que a estas alturas el personal de blanco está sumamente agotado, pero la cartera sanitaria no realiza más contrataciones para reforzar el sistema.” Hay 1.600 médicos y más de 2.000 enfermeros que pueden ser vinculados, pero ellos (Ministerio de Salud) dicen que no hay rubro”, cuestionó.

Lamentó incluso que haya un grupo de 1.000 enfermeras que se está postulando para viajar a Italia, donde sí buscan personal de blanco para reforzar sus hospitales. “Hay muchos que están sin cargo, que fueron desvinculados y no consiguen trabajo”, añadió.

En ese sentido, también recordó que en lo que va de la pandemia de COVID-19 fallecieron 42 médicos y 50 enfermeras “de alto nivel científico y con una potencialidad enorme para el país”.

Muchos médicos siguen sin ser vacunados

Por otra parte, también dijo que a diario reciben denuncias de médicos y otros funcionarios de blanco que trabajan con pacientes de COVID-19 en el sector público y privado pero aún no han recibido las vacunas contra el nuevo coronavirus. Señaló que algunos figuran en el sistema pero en el vacunatorio les niegan las dosis porque supuestamente no están los nombres o no trabajan en los hospitales de referencia.

“A veces están anotados pero en los centros de vacunación no les quieren vacunar. Es lamentable eso”, enfatizó.

Luego de varias semanas de vacunación exclusiva solo para personal sanitario y administrativo de los hospitales, desde el fin de semana pasado el Ministerio de Salud procede a vacunar a los adultos mayores de 85 años.

No obstante, a diario por redes sociales muchos médicos y enfermeros siguen denunciando que aún no han recibido la primera dosis. También se han visto varios casos de fallecimiento de personal de blanco que recibió tarde la vacuna, pues ya se había contagiado previamente.

De acuerdo al último reporte, en nuestro país se registraron 5.110 fallecidos por COVID-19 desde el inicio de la pandemia. Los números se dispararon desde diciembre y a partir del mes de febrero se ve una curva aun más preocupante.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05