Cepal prevé que PIB de Paraguay crecerá 3,8% este año y 4% en 2022, pero advierte que crecimiento no alcanza para revertir impactos de Pandemia.

La falta de inversión, rezago en la inmunización están pasando la factura a la región del América del Sur, incluido a nuestro país donde predominan el aumento de las brechas de desempleo, pobreza y un crecimiento mediocre para el 2022 y alto endeudamiento, aún lejos de la reactivación esperada.

Presentación informe Cepal
Presentación informe Cepal

En un nuevo informe, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) elevó su estimación de crecimiento regional para este año a 5,2% producto de un rebote (desde una caída del 6,8% en 2020)que no asegura una expansión sostenida. Advierte que los impactos sociales de la crisis se agudizan y se prolongarán durante la recuperación.

Esta expansión no alcanzará para asegurar un crecimiento sostenido ya que los impactos sociales de la crisis y los problemas estructurales de la región se han agudizado y se prolongarán durante la etapa de recuperación, advirtió el organismo de las Naciones Unidas en un nuevo informe especial dado a conocer hoy a través de su directora Alicia Bárcena.

En lo que respecta a nuestro país, el organismo espera un crecimiento del 3,8% , levemente superior a la estimación oficial del 3,5% pero por debajo del promedio regional del 5,2% estimado para este año. Para el 2022, el organismo proyecta una expansión del PIB paraguayo en 4% por encima del 2,9% estimado para el promedio de América Latina.

Bárcena indicó que en el 2022 el PIB vuelve a una trayectoria baja, y unos 19 países no recuperarán el crecimiento potencial de la prepandemia.

Uno de los principales factores que rezagan el crecimiento, según Bárcena es la caída de la inversión en gran parte de los países de la región. “La recuperación no alcanza sino se hacen cambios profundos en la estructura productiva, que mucho depende de las inversiones”, sostuvo Bárcena.

Precios favorables de comodities es momentáneo

Si bien reconoció que muchos países se están favoreciendo con los precios internacionales de los comodities, (caso de soja y carne en Paraguay) que están generando mayores ingresos, advirtió que esto puede ser momentáneo y que no se puede esperar un nuevo “super ciclo de los comodities” como se tuvo en décadas pasadas, debido a la incertidumbre a nivel global que aún persiste. Es más, esto podría traer un efecto fuerte de desaceleración, cuando el estímulo precio empiece a bajar”, acotó.

Al respecto mencionó que el desempeño agropecuario en varios países fue superior al crecimiento del PIB, destacando el caso paraguayo con una expansión del 7,1% en dicho rubro, uno de los más altos de la región.

Sin embargo, el rezago social es aún mayor que los indicadores económicos, al considerar que solo en el empleo de las mujeres hubo un retroceso de casi 18 años, un fuerte aumento de la inseguridad alimentaria y aumento de la inflación en precios de los alimentos, por encima de otros bienes de la canasta. Cabe señalar que este mismo efecto se está viendo en los indicadores de Paraguay, ya que la inflación en el rubro de alimentos llegó al 8% en el mes de junio pasado.

La directora de Cepal reconoció que los esfuerzos de los países en la contención de la pobreza tuvo como estrategia principal los subsidios y transferencias a sectores más vulnerables. Si bien estos subsidios ayudaron a evitar que millones de personas cayeran en pobreza, fue insuficiente porque la pobreza y pobreza extrema aumentó en todos los países.

Aumentar la inversión

Con miras a un crecimiento inclusivo y progresivo, Bárcena recomendó priorizar las inversiones especialmente en el agua y saneamiento y sector energético, también continuar con los programas de asistencias sociales a sectores más vulnerables y aumentar el espacio fiscal y dar mayor espacio a la economía digital.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.