Estafas y extorsiones: casos aumentan por facilidad con que telefónicas habilitan chips

Los casos de estafas y extorsiones digitales siguen en auge y, según el Crio. Diosnel Alarcón, jefe de Delitos Informáticos de la Policía, la facilidad con la cual los criminales acceden a los chips ayuda al incremento. Sobre la posibilidad de solucionar el problema bloqueando las señales telefónicas en las cárceles, señaló que ello sería difícil, ya que derivaría en protestas y peligrosos motines porque grandes grupos organizados están involucrados.

Los delincuentes habilitan líneas telefónicas con cédulas robadas o identidades falsas.
Los delincuentes habilitan líneas telefónicas con cédulas robadas o identidades falsas.shutterstock.com

El jefe policial admitió esta mañana que una de las más grandes “debilidades” y lo que también facilita la gran cantidad de casos de delitos informáticos es la facilidad con la cual una persona puede acceder a la compra de chips con las telefónicas.

Destacó que los vendedores, con tal de aumentar sus ganancias, no exigen muchos documentos ni controlan la verdadera identidad de las personas que adquieren los chips y eso es algo que deberían ver las compañías telefónicas. En ese sentido, dijo que la responsabilidad es totalmente compartida.

También resaltó que la aprobada ley de los servicios de confianza para las transacciones electrónicas, conocida como de “identidad electrónica”, podrá ayudar a identificar plenamente a todas las personas que adquieran los chips y establecerá normas claras y firmes una vez que sea reglamentada.

Consideró que la normativa permitirá fortalecer el control en la venta y habilitación de las líneas por parte de las empresas telefónicas.

Los delincuentes generalmente lo que hacen es utilizar cédulas robadas, extraviadas o falsificadas para poder habilitar una línea y utilizarla para contactar y extorsionar a las víctimas.

Peligros de motines

Por otra parte, el comisario Alarcón aseguró que ya han confirmado que la gran cantidad de las extorsiones digitales tienen su origen en las penitenciarías, principalmente la de Tacumbú. Además, destacó que al encontrar a los culpables se ha confirmado que forman parte de grandes grupos criminales como el Comando Vermelho, por ejemplo.

Aseguró que esos grupos realizan ciberdelitos y extorsiones de todo tipo para poder financiar otros hechos delictivos.

Sobre por qué no se bloquea la señal dentro de las penitenciarías, para evitar la utilización de celulares, dijo que es un problema bastante complicado. A título personal, destacó que si eso se hace es probable que se registren grandes amotinamientos.

“Muchas veces se tiene que negociar con delincuentes por los motines y matanzas que hacen en las cárceles, lo cual hace que la seguridad penitenciaria se vea afectada. También muchas veces las autoridades penitenciarias tienen que ceder a veces, se tiene que negociar”, admitió.

¿Cómo se hacen las extorsiones o estafas?

El comisario explicó que lo que hacen los delincuentes primeramente es recolectar toda la información posible de la víctima, que hoy en día está disponible casi por completo en las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram. El estafador puede obtener detalles como dirección, lugar de trabajo, familiares y amigos más cercanos, eventos a los cuales acudió recientemente y mucho más.

Una de las modalidades de estafa es que, con esa información, el delincuente se crea un perfil falso de algún familiar o amigo de la víctima, a través del cual le pide dinero por una supuesta situación de emergencia.

Para crear los perfiles falsos utilizan aplicaciones gratuitas que hoy prácticamente permiten incluso enviar correos electrónicos o mensajes suplantando la identidad de una persona.

Por ello, se insta a las personas a proteger su información, tener cuidado con los datos que publican en las redes sociales y no confiar en pedidos de dinero que resulten sospechosos.

Este tipo de delitos están en auge y ayer se dio a conocer que 18 personas ya fueron víctimas de ciberdelincuentes. Recibieron llamadas de personas que se hacían pasar por funcionarios de salud y les tomaban datos privados que luego fueron utilizados para robar sus cuentas de WhatsApp y extorsionarlas.

Los afectados pueden realizar sus denuncias a través de redes sociales en www.facebook.com/DelitosInformaticospy/, en Twitter Cyberpol_Py, o llamando al (021) 443-126.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.