Uso de electricidad deberá ser más racional porque escaseará, advierten

Siendo Paraguay propietario del 50% de la energía en Itaipú y Yacyretá, no estaría pasando por la necesidad de restricción eléctrica tan fuerte como el Brasil, a consecuencia de la bajante del río, pero sí se tendrá que darle un uso más racional a esa energía porque escaseará, advirtió el delegado paraguayo de la Comisión Mixta del Río Paraná (Comip), Ing. Martín González.

El río Paraná en zona Coratei, con escaso caudal.
El río Paraná en zona Coratei, con escaso caudal.

El representante en la Comip señaló que en este problema no solo está Brasil, sino también Argentina, y que la gente de la ANDE está en conversaciones con Eletrobras y las autoridades argentinas, previendo que el sistema eléctrico paraguayo pueda ser abastecido por las centrales Itaipú y Yacyretá.

“Estamos pasando por una etapa crítica, una bajante hasta centenaria que estamos viviendo en el río Paraná. Nuestras dos centrales hidroeléctricas que abastecen casi el 100% del sistema eléctrico paraguayo están sobre el río Paraná y hoy estamos con caudales muy bajos con respecto a los caudales nominales”, manifestó González.

Añadió que esto hace que, por un lado se vea afectada la generación de energía, en su totalidad y, por otro, también trae consecuencias adicionales que no son puramente energéticas.

En ese sentido, habló de que no hay condiciones de navegación en el río Paraná ni en el río Paraguay, pese a la necesidad de transportar más de tres millones de toneladas de productos agrícolas a los puertos argentinos y de ultramar.

Por otro lado, también se pueden presentar problemas de succión de agua para su tratamiento para el consumo. “La Essap está poniendo bombas de succión ya más aguas adentro porque las bombas normales están próximas a su límite”, indicó.

Asimismo, el hecho de que se genere menos energía implica que habrá menores ingresos de ambas binacionales en royalties y cesión de energía. “Cuanto menos energía se produzca, menos royalties se producen”, dijo.

Tarifa

Al delegado de la Comip no le parece prudente hablar de tarifa, aunque admite que esta situación sí podría influenciar en el costo con el que “probablemente la ANDE cargue”. “Como habrá disminución de la potencia excedente, lo que la ANDE tal vez necesite es contratar mayor potencia y eso va a implicar un costo financiero mayor. Tengamos en cuenta que eso es temporal, y esperemos que haya una recuperación”, dijo González.

Pronósticos no favorables

Aunque refirió que estamos entrando en la etapa húmeda del río Paraná, admitió que los pronósticos no son buenos, por lo menos hasta ahora.

“Se mantienen muy bajas posibilidades de precipitaciones importantes que puedan aumentar el caudal del río Paraná. Algunas centrales, río arriba del Paraná, que están instaladas netamente en territorio brasileño, ya han quedado a su nivel crítico de almacenamiento y hoy en día, si bien continúan funcionando, ya funcionan proporcionalmente al agua que va bajando. No tienen ya reservorios que puedan utilizar”, comentó.

Sin embargo, resaltó que Itaipú todavía está con un nivel de su reservorio que da una determinada tranquilidad en cuanto a la producción que se pueda tener. “En Itaipú estaremos alrededor de 217,5 msnm (metros sobre el nivel del mar), y la central puede trabajar hasta con 215,5 msnm, al que llegó en algún momento”, expresó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05