Ministro del Interior dice que hechos de sicariato “probablemente” van a continuar

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, afirmó este martes que los hechos de sicariato en el Paraguay van a seguir porque -argumentó- es una respuesta del crimen organizado a las investigaciones que se hacen desde el Gobierno. Además, confirmó que el gobernador de Amambay, Ronald Acevedo, rechazó un ofrecimiento de refuerzo de seguridad para él y su familia hace un mes. En el atentado del sábado pasado falleció la hija del político.

Vehículo en el que fue asesinado el militar Humberto Fleitas Giménez (49) el pasado 28 de septiembre en un caso de sicariato en San Lorenzo.
Vehículo en el que fue asesinado el militar Humberto Fleitas Giménez (49) el pasado 28 de septiembre en un caso de sicariato en San Lorenzo.Gentileza

Giuzzio dijo este martes en declaraciones recogidas por ABC TV que los casos de sicariato “probablemente continúen” en nuestro país porque se trata de una respuesta que dan los grupos criminales a la persecución que realiza el Estado contra sus actividades ilícitas.

En ese sentido, el ministro sostuvo que las acciones del Gobierno contra el crimen organizado y el narcotráfico no van a parar y, en consecuencia, los delincuentes seguirán perpetrando este tipo de hechos en que personas son asesinadas casi en todos los casos a raíz de un vínculo con el comercio de drogas ilícitas.

Se ofreció seguridad a familia Acevedo

Cuatro personas fueron asesinadas en un atentado el sábado pasado en horas de la mañana, entre ellas Haylee Acevedo, la hija del gobernador del Amambay, Ronald Acevedo.

Giuzzio confirmó que hace cuestión de un mes el comisario Carlos López Russo, director de Policía de Amambay, le ofreció seguridad a la familia del gobernador, pero que este la rechazó y pidió que se la den a su hermano, el ahora intendente electo José Carlos Acevedo. “Sentimos mucho, inconmensurable ha de ser el dolor que está sintiendo ahora el gobernador”, dijo el ministro en relación al atentado, al tiempo de indicar que las autoridades, por protocolo, deben tener guardias de seguridad.

“Es parte de un protocolo nomás luego de protección a las autoridades. No había información específica (sobre un atentado contra alguien de la familia Acevedo), pero siempre PJC es una ciudad de alerta”, añadió.

Giuzzio confirmó también que uno de los asesinados, Osmar Vicente Álvarez Grance (32), estaba siendo “monitoreado” de forma discreta por “una aparente participación en un grupo de tráfico de drogas”.

Cooperación con Brasil

Giuzzio dijo además que se firmó un convenio con el ministro de Justicia del Brasil hace dos meses para crear un “comando bipartito” para el trabajo en la frontera con el vecino país.

“Si no hay alianza para enfrentar a la criminalidad organizada es muy difícil”, manifestó el ministro del Interior.

Finalmente, como ejemplo, dijo que si se sabía que la camioneta en la que fue perpetrada el atentado donde falleció la hija de Acevedo era robada “podríamos haber hecho algo”. El rodado fue encontrado incinerado tras el hecho.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05