Tras sicariatos, una vez más despliegan un fuerte contingente policial en Amambay

Esta mañana, numerosos uniformados de varias fuerzas especiales están desplegándose en distintos puntos de Pedro Juan Caballero, capital de Amambay. El director policial de la zona relató los detalles de los últimos casos de sicariato registrados en los últimos dos días, en que fallecieron dos agentes de la Policía.

Agentes especiales de varias unidades se suman al combate contra grupos criminales en Amambay desde este miércoles.
Agentes especiales de varias unidades se suman al combate contra grupos criminales en Amambay desde este miércoles.

En los últimos cinco días, seis personas fueron víctimas de sicariato en el departamento de Amambay. A raíz de ello, una vez más se ve un fuerte despliegue policial en la zona. Fueron convocados uniformados del Grupo Especial de Operaciones (GEO), de la Fuerza de Operaciones Especiales (FOPE) de Asunción y la unidad táctica especial conocida como “Halcón”, de Kurusu de Hierro. Además, se espera la llegada de más refuerzos policiales.

Vehículos blindados y varios equipos se están trasladando a puntos clave de la ciudad de Pedro Juan para realizar controles en la búsqueda de los miembros de conocidos grupos criminales, reportó el periodista de ABC Iván Leguizamón.

Cabe resaltar que ayer el gobernador Ronald Acevedo predijo que la Policía iba a desplegarse con fuerza luego del cuádruple homicidio en el cual resultó muerta su hija Haylee Acevedo Yuni. Sin embargo, aseguró que eso solo duraría unos días y luego volvería a reinar la criminalidad.

El comisario principal Carlos López Russo, director de la Policía en dicho departamento, detalló que se instalarán al menos cuatro comisarios generales para dirigir las distintas tropas que están apoyando el combate contra la criminalidad en la zona. El mando de todo el operativo estará a su cargo.

Compadre de Chicharõ y esposo de viuda de Ruiz Díaz

En solo dos días, dos uniformados fueron asesinados por sicarios en Amambay. El comisario López Russo recordó que ayer, cuando estaba realizando un informe sobre el cuádruple homicidio en Pedro Juan, recibió la información de que el suboficial superior Pastor Miltos Duarte había sido víctima de un atentado.

Confirmó que el mismo había sido trasladado hace apenas 15 días a la Comisaría Yukyry Guasu, pero vivía en Karapaí, donde ocurrió el atentado. Confirmó que tras indagaciones confirmaron que Duarte era compadre y muy amigo del hoy asesinado jefe narco Rubén “Chicharõ” Sánchez, ex diputado suplente.

Además, el suboficial fallecido se había casado hace poco más de un año con la viuda de uno de los hermanos Martiminano y Calizto Ruiz Díaz, a cuyo clan se acusa de haber perpetrado la muerte de Chicharõ. A su vez, Sánchez habría ordenado el homicidio de uno de los hermanos Ruiz Díaz, ocurrido en el 2019. Es por ello que los investigadoras consideran que este caso podría estar ligado a la serie de ejecuciones que tuvo como víctima principal al ex diputado suplente.

Premeditado y planificado

Así también, habló sobre el otro policía asesinado ayer, el suboficial primero Hugo Ronaldo Acosta. Al respecto, detalló que el crimen fue “premeditado y planificado”, puesto que el vehículo del cual descendieron los sicarios llevaba 40 minutos esperando a que él pase por la calle donde ocurrió el ataque.

“Él (Acosta) no vive en esa zona, por eso se tendrá que ver con quiénes habló para saber si fue conducido hacia dicho punto”, agregó. Los atacantes esperaron en una zona oscura y, cuando la víctima pasó por allí, llenaron de balas el auto.

En otro momento, intentó “darles tranquilidad” a los agentes policiales, porque luego de que ocurriera este último atentado los uniformados empezaron a recibir amenazas y están con mucho miedo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05