Fiscalía investiga a secretaria privada de González Daher por supuesto cobro indebido de honorarios

LUQUE. El fiscal Francisco Cabrera fue designado para investigar el caso de María Laura Miers Espínola, funcionaria del Congreso Nacional, que hacía oficina en horario laboral en la casa del exsenador Óscar González Daher, quien falleció la semana pasada. La Coordinadora de Abogados del Paraguay (COAPY) denunció a la presunta planillera por la supuesta comisión del hecho punible de cobro indebido de honorarios.

María Laura Miers Espínola, estando de reposo, se la vio en la seccional colorada número uno en las elecciones municipales pasadas, que funciona en una de las propiedades del exsenador Óscar González Daher
María Laura Miers Espínola, estando de reposo, se la vio en la seccional colorada número uno en las elecciones municipales pasadas, que funciona en una de las propiedades del exsenador Óscar González Daher

María Esther Roa Correa y Carmen Edid Rodríguez Godoy, presidenta y secretaria de la Coordinadora de Abogados del Paraguay (COAPY), respectivamente, denunciaron el 16 de setiembre a María Laura Miers Espínola, ante la Unidad Especializada en Delitos Económicos.

El fiscal Francisco Cabrera estará a cargo de la investigación. Al respecto, el agente manifestó que “ya se hicieron las primeras diligencias en el Congreso y ahora quedan otras diligencias”. Agregó además que el primer objetivo consiste en “sumar más elementos sobre dónde se encontraba (Miers Espínola) en horario de oficina, además de las publicaciones del diario”, explicó Cabrera.

El representante del Ministerio Público indicó también que existe otra denuncia además de la planteada por la COAPY, alegando el mismo hecho que “hacen eco de la publicación periodística”.

Volvió a trabajar

Terminaron las excusas de María Laura Miers Espínola y el pasado 12 de octubre se presentó ante la Dirección de Talento Humano del Congreso Nacional, donde le asignaron nuevas tareas, tras ser separada de la jefatura de Asesoría Jurídica luego de ser descubierta cuando hacía oficina en la casa del exsenador Óscar González Daher (+), en pleno horario laboral.

Actualmente, forma parte del equipo de “seguridad” del Congreso y se encargará de monitorear las cámaras de seguridad en un horario muy cómodo, ya que tiene turno día de por medio, según lo explicó el director general de Seguridad, Anastasio Barreto. Su salario es de G. 7.000.000.

“Extensión de reposo”

Desde el 23 al 30 de agosto, un equipo de ABC investigó a María Laura Miers Espínola, entonces jefa de Asesoría Jurídica de la Secretaría General del Congreso Nacional, luego de una denuncia por planillerismo. La mujer debía presentarse a su lugar de trabajo de lunes a viernes de 07:00 a 15:00. Tenía un salario de G. 9.490.000.

Sin embargo, Miers Espínola, dentro de la fecha mencionada anteriormente, no fue al Congreso porque se presentaba todas las mañanas a la casa del exsenador Óscar González Daher, donde se desempeñaba como secretaria privada. Tras el escándalo, Talento Humano abrió un sumario administrativo, ya que tenía más de cinco días de ausencia sin justificar.

Inmediatamente, María Laura solicitó vacaciones tratando de zafar de la situación, pero al término de su descanso, tampoco volvió a su lugar de trabajo y otra vez no justificó sus ausencias.

Luego, el 14 de setiembre envió un correo electrónico a la Dirección de Talento Humano informando que ese mismo día sería internada para una intervención quirúrgica por sinusitis. El reposo médico poscirugía era hasta el 29 de setiembre.

Pero el 30 de setiembre, mismo día en que debía volver a su lugar de trabajo, presentó una “extensión de reposo” de la policlínica María Paz, firmada por el doctor Federico Rivarola, médico tratante.

La “extensión” fue hasta el 11 de octubre. Sin embargo, el domingo 10 de octubre, día de las elecciones municipales, María Laura Miers Espínola estuvo “trabajando” en la seccional Nº 1, feudo de Óscar González Daher.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.