No habrá revisión del Anexo C en 2023, pero bajarán antes la tarifa de Itaipú ¿por orden superior proveniente del Brasil?

La negociación del Anexo C del Tratado de Itaipú no podrá concretarse antes del 2023, pero bajarán la tarifa binacional, inclusive mañana, se comentaba ayer en el sector Energía y fuentes del Gobierno.

Edificio de producción de Itaipú. Se teme que el Consejo de Adeministración de la binacional en su reunión de mañana, reduzca la tarifa de Itaipú, hecho que podría enfriar el interés de Brasil en la revisión del Anexo C y postergarla "sine die", tal como pasa hoy en Yacyretá.
Edificio de producción de Itaipú. Se teme que el Consejo de Adeministración de la binacional en su reunión de mañana, reduzca la tarifa de Itaipú, hecho que podría enfriar el interés de Brasil en la revisión del Anexo C y postergarla "sine die", tal como pasa hoy en Yacyretá.Gentileza

El Consejo de Administración de la entidad paraguayo/brasileña, el organismo más encumbrado de la pirámide administrativa de la entidad, luego de varias postergaciones y meses de sesiones virtuales, se reunirá mañana, en forma presencial, en Hernandarias, Alto Paraná, para aprobar una agenda que, según fuentes oficiosas, incluye la tarifa de energía eléctrica que la entidad aplicará en 2022.

Los informes, comentarios, advertencias, etc., que circulaban desde principios de esta semana, señalan que el Consejo, un colegiado de doce miembros, seis de ellos paraguayos, aprobará en la ocasión la reducción de la tarifa de Itaipú, en contra inclusive de las recomendaciones de los grupos técnicos de apoyo el equipo negociador que el presidente Mario Abdo Benítez integró en diciembre 2019 y en sospechosa consonancia con los intereses del Brasil, cuyos gremios empresariales y de profesionales piden, claman, que la entidad binacional reduzca su tarifa, inclusive desde el 2022.

Si el Consejo reduce la tarifa de Itaipú mañana, para Brasil, las negociaciones del 2023 pierden interés y las puede postergar por años, tal como actualmente sucede en Yacyretá, donde a pesar de que hace siete años venció el plazo que establece su tratado para la revisión del Anexo, nada cambió, todo sigue igual o aún peor.

Tres opciones

Las comisiones técnicas de referencia, en sesudas conclusiones, planteaban el Comité Negociador del Gobierno de Mario Abdo Benítez, tres opciones, relacionadas todas con el nivel tarifario de la energía de Itaipú.

El propósito era crear un fondo adicional, superior al costo real de la central, para solventar gastos sin relación directa con la generación de energía, para solventan obras, como la esclusa de navegación, u obras de infraestructura eléctrica en nuestro país y Brasil.

O para que los gobiernos, especialmente el nuestro, siga contando con ese presupuesto paralelo al PGN, el de los “gastos sociales”, básicamente para ampliar y consolidar su base electoral.

Tarifa alta

Según la primera de las tres opciones, la tarifa de Itaipú debería mantenerse su nivel actual, de US$ 22,60/kWmes, a pesar de que en 2023 termina la entidad de pagar su deuda.

La segunda, más cerca de los intereses brasileños, planteaba la adopción de una tarifa intermedia, alrededor de US$ 15/kWmes. Intermedia entre la tarifa alta y el nuevo Costo del Servicio de Electricidad de Itaipú.

El tercer planteamiento se relaciona con la nueva situación de Itaipú, en la que su deuda, que en 2019 aún pesaba el 63% de su costo de producción, caería a cero. La tarifa baja estimada rondaba los US$ 9/kWmes.

¿Una cuarta opción?

Esta semana, en forma solitaria, el presidente de la ANDE y consejero de Itaipú, Félix Sosa, quien ayer negó que la tarifa integre la agenda de este viernes del consejo, habló de “colocar de la mejor manera posible nuestro excedente y tener más ingresos para el país” ¿Una cuarta opción?

Enfrente, Brasil, inclusive a través de sus últimos directores generales en Itaipú, hizo público la decisión del Gobierno de Jair Bolsonaro de reducir la tarifa de Itaipú, Pulo Guedes, ministro de Economía, hablaba a su turno, de “temporal de precios bajos”.

Organizaciones sociales como Causa Nacional e Itaipú Ñane mba’e denunciaron ayer que la nueva entrega de los intereses paraguayos está consumada, que Abdo ya cumplió “la orden superior” de su par Bolsonaro, en tanto que la segunda organización exigía que al Ejecutivo que “encare en serio el 2023″.

Solo una densa cortina de humo

La parafernalia que montó el Gobierno de Mario Abdo Benítez de cara al 2023, solo fue para calmar a los más apasionados y tender una cortina de humo entre la opinión pública nacional y el manejo real los intereses paraguayos en Itaipú. Ahora, más que nunca, el Gobierno tiene la obligación de definir su real intención en Itaipú. La experiencia del 2019 es una advertencia que no debe ignorarse.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.