Mensajes y audios enviados por RGD y su hijo revelan esquema de “apriete” a víctimas de usura

Los datos extraídos de los celulares incautados de poder de Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo prueban cómo los acusados hostigaban a las víctimas para cobrar los préstamos usurarios que otorgaban. Uno de ellos formateó su aparato telefónico al momento del operativo fiscal y esto podría costarle más años de cárcel.

Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo charlan en la sala donde se realiza el juzgamiento por supuesta usura y lavado de dinero.
Ramón González Daher y su hijo Fernando González Karjallo charlan en la sala donde se realiza el juzgamiento por supuesta usura y lavado de dinero.Carlos Ortega

El juicio oral de Ramón Mario González Daher y su hijo Fernando González Karjallo continuará mañana, a las 13:00, con la producción de más tomos de prueba documental que ofreció el fiscal Osmar Legal para sustentar la acusación por supuesta usura y lavado de dinero en contra del clan luqueño.

Una vez finalizada esta etapa, que se extendería por lo menos por tres audiencias más, se procederá a la lectura de la pericia hecha a los cinco celulares pertenecientes a los acusados, cuyos datos ya fueron extraídos.

Los teléfonos tienen información relevante para probar la usura, ya que en los mensajes de texto y de audio extraídos se ve de primera mano el ‘modus operandi’ del clan González Daher para apretar a las víctimas del hecho punible acusado, según detalló el agente fiscal de la Unidad Especializada en Delitos Económicos y Anticorrupción (UDEA).

Legal confirmó que el teléfono celular de la marca “iphone” perteneciente a Fernando González Karjallo fue formateado por el acusado al momento del operativo fiscal, el 13 de noviembre de 2019, y así borró todos los datos almacenados en el aparato.

Sin embargo el agente del Ministerio Público dijo que esto no afectará en nada la tesis acusatoria, pero sí al acusado, ya que se tendrá en cuenta a la hora de la medición de la pena que dictará el Tribunal de Sentencia.

“Los 4.700 cheques que tenemos estamos conectando con las 227 denuncias penales que Ramón González Daher presentó alegando ser víctima de estafa. Estas informaciones también vamos a relacionar con los datos que tienen los celulares de los acusados”, puntualizó el fiscal de UDEA.

En relación a los 380 cheques que desaparecieron del Juzgado de Garantías Especializado en Delitos Económicos a cargo del juez Humberto Otazú, el agente fiscal puntualizó que si bien esos documentos se extraviaron en la carpeta fiscal figura la descripción de cada uno de los cheques y eso es suficiente para producir como prueba.

Podría ser condenado también por denuncia falsa

El Tribunal de Sentencia Especializado en Delitos Económicos, integrado por las juezas Claudia Criscrioni (presidenta), Yolanda Morel y Yolanda Portillo, advirtió a Ramón González Daher que además de los hechos punibles de usura y lavado de dinero, también podría ser condenado por denuncia falsa.

Esta advertencia fue hecha por las magistradas atendiendo las 227 denuncias que el acusado presentó por supuesta estafa, en contra de las personas a las que otorgaba los préstamos con excesivos intereses, y que fueron producidas como pruebas en el presente juicio oral y público.

La semana pasada declararon los 9 testigos propuestos por la defensa de ambos acusados, ejercida por los abogados Jorge Bogarín y Bettina Legal. Todos coincidieron en que recurrían a Ramón González Daher porque los bancos ya no les otorgaban créditos y que los intereses que cobraba el acusado sobrepasaban sus capacidades de pago.

Desde el inicio del presente proceso los acusados alegaron que sus bienes provienen de ganancias generadas por los alquileres, sin embargo las pruebas producidas por el Ministerio Público demuestran que el dinero que consiguieron mediante el rubro inmobiliario “es una gota en el gran océano que representan todos los ingresos que tuvieron mediante la usura”.

Según la acusación fiscal entre los años 2013 y 2018 Ramón González Daher movió la suma de G. 6.539.895.697.879 y afirma que dicho monto es el resultado de la usura, ya que el acusado no tenía empresas constituidas legalmente y los únicos ingresos que tuvo fueron productos de dicho hecho punible.

Atendiendo esta situación el fiscal Osmar Legal solicita el comiso de bienes por la suma de G. 58.493.632.102, que según argumentó el agente es el total de los intereses cobrados en exceso por RGD, entre el 2013 y 2018.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.