Locura de compras en la recién abierta frontera Falcón-Clorinda

La locura del mes de diciembre se apoderó de los paraguayos y no solo en capital, sino también en el puente Remanso, donde se cuentan por centenares los vehículos que se están trasladando a la recién abierta frontera, con la idea de adquirir productos de la vecina ciudad de Clorinda, aprovechando las ventajas económicas que se consiguen en este lugar. El director de Aduanas, Julio Fernández, recordó cuáles son las condiciones para llevar a la práctica el tráfico vecinal fronterizo.

La gente retomó la fiebre de las compras fronterizas, que había tenido una larga pausa por la pandemia.
La gente retomó la fiebre de las compras fronterizas, que había tenido una larga pausa por la pandemia.

El caos vehicular es solo una parte del problema en el Puente Remanso, el trayecto para llegar a la frontera que divide las ciudades de Puerto Falcón (Paraguay) y Clorinda (Argentina).

Es que la fiebre de las compras se apoderó de los paraguayos que, conforme se acercan las fiestas de fin de año, no dudaron un segundo en aprovechar la reciente apertura de la frontera para cruzar a la vecina Clorinda y beneficiarse con las ventajas económicas que ofrece la ciudad argentina para adquirir productos de consumo familiar.

Lea: ¿Qué productos se pueden comprar de la frontera y hasta qué cantidad?

Es que fue muy largo el tiempo (más de un año y medio) en el que fue imposible visitar Clorinda debido al cierre fronterizo, por lo que los paraguayos que estaban habituados a hacer sus compras en este lugar tenían a la ciudad tan cerca pero, a la vez, tan lejos.

Por supuesto, el bloqueo fronterizo también dio paso a la ilegalidad, ya que muchos burlaron la disposición de los gobiernos y cruzaron “por lo bajo”, trayendo mercaderías de todos modos y violando la ley.

Por fin se puede pasar

Ahora que la frontera se abrió, finalmente se puede cruzar sin trabas y los paraguayos se agolparon en masa en el paso fronterizo. Sin lugar a dudas, la fiebre de las compras tan característica del mes de diciembre este año está concentrada en la zona de frontera.

Por supuesto, comprar en Clorinda tiene sus condiciones. Existe el denominado tráfico vecinal fronterizo, condición que permite a los ciudadanos comprar hasta un límite de US$ 300 por persona por mes calendario para adquirir productos.

Tres “anillos de verificación”

El director de Aduanas, Julio Fernández, en contacto con ABC Color, contó que se están realizando los controles pertinentes para hacer respetar esta normativa. “En estos momentos hay tres anillos de verificación: uno antes del Puente Remanso, con patrullas móviles, otro en el Puesto de Control Vista Alegre y un tercero en la cabecera del puente, donde hay marinos y personal de aduanas”, enumeró.

Recordó a las personas que desde la apertura de la frontera no es ilegal hacer compras en la ciudad argentina, siempre y cuando no se pase el monto y se traigan mercaderías permitidas.

Lea más: Vista Alegre: incautan 333 kilos de carne argentina de contrabando

Por qué se prohíbe traer carne, embutidos y lácteos

Enfatizó que está prohibido adquirir pollo, carne, embutidos y productos lácteos.

La prohibición del pollo, dijo Fernández, pasa por las regulaciones y verificaciones del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) y que se debe a que la cadena de frío se corta durante el traslado. Y, en esta condición, existe el riesgo de contagio de salmonella.

En cuanto a la carne, refirió Fernández, está prohibida porque hay preocupación por la transmisión de fiebre aftosa y otras enfermedades.

Con respecto a los lácteos y el azúcar, estos se prohíben para proteger la industria nacional, pues hay importadores que tienen su representación aquí.

Así funciona el tráfico vecinal fronterizo

Según la ley que regula los Despachos Aduaneros de Importación, la modalidad tráfico vecinal fronterizo está pensada para el aprovisionamiento de la población residente en zona fronteriza, hasta 20 km de la frontera, de conformidad a lo establecido en el artículo 312 del Decreto Nº 4.672/05.

En estos casos, las personas pueden proveerse de mercaderías de consumo personal o familiar y no se requiere la intervención de un despachante de Aduanas.

Serán consideradas mercaderías de consumo los productos alimenticios, de limpieza y cosméticos.

La importación de artículos previstos para el presente régimen estará exenta en la zona fronteriza de exigencias previstas para la importación general, de conformidad a lo establecido en el artículo 234 de la Ley 2.422/04 “Código Aduanero”.

Ahora bien, esta disposición tiene un plazo de validez de un día, para amparar el traslado y la circulación de las mercaderías habilitadas. La persona que hizo la compra deberá acompañar la carga en todo momento.

En este punto es donde se establece el valor máximo por operación de US$ 300 por persona física, por mes calendario, de conformidad a las previsiones contenidas en el Art. 11 del Decreto Nº 2.431/14 y el Art. 2 del Decreto Nº 2.506/19.

Mecanismos de control

Para respaldar estas compras, el ciudadano necesita de su documento de identidad personal y de la factura comercial de las mercaderías adquiridas.

En caso de que exceda el límite establecido, deberá ser sometido al régimen aduanero que corresponda.

La autoridad aduanera podrá requerir Certificado de Vida y Residencia, que acredite el domicilio de radicación del comprador.

Después de este pequeño repaso didáctico sobre cuáles son las normas que hay que seguir para comprar en la frontera, ya sabe lo que le espera en su aventura. De lo que sí nadie se podrá salvar es del extremo calor y de la aceleración de la gente, que en estas fechas maneja un nivel de intensidad fuera de serie.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.