¿Qué vacunas debo aplicarme y aplicar a mis hijos?

Aunque durante los últimos dos años la vacuna contra el covid-19 sea de prioridad para la población en general, existen otros biológicos que deben aplicarse anualmente, principalmente a los niños. No obstante, también algunas de las dosis deben llegar a los adultos para crear una verdadera cultura de vacunación.

Personal médico alista una vacuna en la Secretaría Nacional de Deportes.
Personal médico alista una vacuna en la Secretaría Nacional de Deportes.Nathalia Aguilar

En Paraguay, el Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI), dependiente del Ministerio de Salud Pública (MSPBS), es el responsable de controlar, eliminar y erradicar enfermedades prevenibles a través de la vacunación.

Es así que cada año el PAI se encarga de socializar el esquema oficial de vacunación, además de la distribución y registro de las vacunas aplicadas en el país.

Actualmente el país cuenta con más de 35 vacunas que protegen a la población de diversas enfermedades, como la fiebre amarilla, la influenza, el sarampión y otras tantas, prevenibles con un paso tan sencillo como la inmunización.

Todas las vacunas son seguras, efectivas y gratuitas, por lo que es importante conocer qué vacunas están disponibles en el país tanto para niños como para los adultos en general.

Vacunas del esquema regular

La vacunación contra diversas enfermedades comienza en la vida de un ser humano cuando apenas es un recién nacido, ya que en esta etapa de la vida, es importante que el bebé reciba la vacuna BCG contra la tuberculosis y la vacuna HEPB contra el virus de la Hepatitis B.

A los 2 meses, el niño debe ser inoculado con la vacuna contra el rotavirus, así como también con la IPV, contra la polio, inactivada, además de la PENTA, contra la difteria, tos convulsa, tétanos, hepatitis B, meningitis. Asimismo, recibir también la vacuna PCV13 contra el neumococo, la neumonía, meningitis y otitis.

Lea también: Instan a mayores de 60 años a vacunarse contra la influenza mientras se espera la antiCOVID

La dosificación del niño continúa a los 4 meses, momento en que debe recibir la vacuna contra el Rotavirus, así como la dosis bOPV contra la polio bivalente 1 y 3. Además, es necesario que sean dosificados los bebés con la segunda dosis PENTA y PCV13.

A los 6 meses, el bebé debe recibir otra dosis de bOPV y PENTA, así como también la vacuna contra la influenza estacional, cuadros graves y complicaciones por influenza.

Contra la fiebre amarilla

Es a los 12 meses cuando el niño, además de recibir un refuerzo contra el neumococo y la influenza estacional, también es dosificado con su primera dosis de SPR contra el sarampión, paperas y rubéola.

Además de esto, también recibe su primera y única dosis contra la fiebre amarilla. Este biológico, pese a la creencia de muchos que afirman que es necesario aplicarse un refuerzo cada diez años, es de aplicación única en la vida.

Posteriormente, la dosificación de un niño continúa a los 15 meses, cuando debe inmunizarse contra la varicela y además recibir la vacuna contra la Hepatitis A. En este periodo también debe recibir un refuerzo de la vacuna contra la influenza estacional.

Una tercera dosis de la vacuna bOPV contra la polio bivalente debe recibir el niño a los 18 meses, así como también otra dosis más de la DPT y de la vacuna contra la influenza.

Lea más: Día D: vacunarán casa por casa a niños contra la polio, el sarampión y rubéola

Vacunas a partir de los 2 años

Tras dejar la etapa de bebé, un niño debe seguir recibiendo las vacunas que están establecidas en el esquema regular de vacunación.

Es así que a los 2 años, nuevamente debe aplicarse una dosis contra la influenza para posteriormente, a los 4 años, recibir un refuerzo de la bOPV, DPT y SPR.

Vacunación de adolescentes

Aunque durante un largo tiempo las vacunas dejan de formar parte de las obligaciones anuales, al llegar a la etapa de la adolescencia es necesario inmunizar a los chicos con la vacuna TDPA pertúsica acelular, así como también con la vacuna VPH (Virus del Papiloma Humano), que es solo para mujeres.

Dosis para adultos

La vacunación no culmina en la etapa juvenil, ya que también los adultos deben seguir con el esquema de vacunación necesario en la vida para evitar ciertas enfermedades prevenibles.

Es así que es importante recibir la vacuna TD contra el tétanos y la difteria, así como también la dosis SR contra el sarampión y rubeola, principalmente aquellas personas que sean viajar.

Además si nunca antes se recibió la vacuna contra la fiebre amarilla también es importante dosificarse con la AA.

Los adultos a partir de los 60 años también necesitan seguir recibiendo varios biológicos, como la vacuna contra el neumococo 23 valente y otra dosis de TD (tétanos, difteria). Asimismo, deben recibir otra dosis contra la influenza estacional.

Lea también: Más de 76.000 niños recibieron vacunas contra la polio, sarampión y rubéola

Enfermos crónicos y embarazadas

Quienes padecen de enfermedades crónicas deben conocer que además de todo el esquema de vacunación regular deben prestar mayor atención a su salud y la necesidad de inmunizarse con mayor regularidad.

Es por eso que es importante que -previa consulta con su médico tratante- estas personas reciban la vacuna Neumococo 23 valente contra la neumonía, meningitis y otitis.

Así también es relevante recibir la vacuna TD y la dosis contra la influenza con mayor regularidad que otras personas.

Entretanto, las embarazadas deben inmunizarse con la TDPA contra tos convulsa, tétanos y difteria, además de la vacuna contra la influenza estacional.

También es importante que el personal de blanco, reciba la TDPA, la antiinfluenza y una dosis de refuerzo contra la hepatitis B.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.