Pedro Ferreira y Fabián Cáceres advierten a Alliana que la ANR aún no entiende que Itaipú es causa nacional

Los ingenieros Pedro Agustín Ferreira Estigarribia y Fabián Cáceres Cadogan, expresidente y exgerente técnico de la ANDE, principales protagonistas de los hechos que en 2019 desembocaron en la anulación de un “acuerdo bilateral” entre nuestro país y Brasi, señalan al diputado Pedro Alliana, en una nota que le remitieron ayer, que el Partido Colorado aún no demuestra que entiende que Itaipú es una causa nacional. Ofrecieron experiencia y conocimientos para corregir rumbos.

Al pie de la nota, debajo de las firmas de los dos remitentes, así como de los números correspondientes de sus documentos de identidad y las fechas de afiliación al Partido colorado, se observa el sello de la Mesa de Entrada, Presidencia Gabenete de la ANR - Partido Colorado, con la fecha y hora de recepción de la misiva: 27/12/2021, 12:45. Expendiente N° 1785.

“Habida cuenta de la publicidad que generó el hecho, es cuando menos de extrañar la postura del Partido Colorado, que a más de dos años de aquel (episodio) y ya a vísperas de otras negociaciones no menos importantes con la misma entidad, no haya percibido la necesidad de algún aporte de nuestra parte, en beneficio del Estado y del pueblo paraguayo”, se lee en el cuarto párrafo de la carta.

El acontecimiento al cual se refieren Ferreira y Cáceres en su nota a Alliana es la firma y posterior anulación del acta bilateral sobre contratación de potencia en Itaipú, así como sobre otras cuestiones, no menos graves, que por ejemplo alteraban el condominio paraguayo/brasileño sobre el embalse del complejo hidroeléctrico.

La reacción ciudadana provocó el aborto

Recordemos, la difusión del contenido del documento, firmado en representación del gobierno de Mario Abdo Benítez, por el entonces embajador paraguayo en Brasilia, Bernardino Hugo Saguier, y la consecuente reacción de la ciudadanía hicieron posible que se lo abortara. Entre los denunciantes, inclusive en la primera fila, estuvieron ambos ingenieros. Ferreira inclusive presentó su renuncia al cargo de presidente de la ANDE.

Básicamente, el acuerdo de referencia obligaba a la ANDE a contratar potencia, hasta el 2023, en Itaipú, acuerdo que hubiera exigido al Paraguay una erogación adicional que rondaba los US$ 300 millones. El segundo punto mencionado, flexibilizaba los controles del manejo del embalse, al desplazar de esa función nada menos que al Consejo de Administración de la binacional, un colegiado de 12 miembros, y dejar exclusívamente en la esfera de su Dirección Técnica, una suerte de coto cerrado de caza del Brasil, porque desde el año en que se instaló la entidad binacional, en 1974, su director titular fue siempre un brasileño, en tanto que el paraguayo no superaba el nivel de un suplente.

Recordemos también que la reacción ciudadana empujó al presidente Abdo hasta la misma antesala del juicio político, quien, para colmo de males, en un intento insólito por justificar el documento, dijo que sacaría al Paraguay en Itaipú de la posición de “peajeros” e inclusive “pillos”.

Renuncia de media docena de altos funcionarios

El rechazo popular tuvo como efecto inmediato la cancelación del “acta bilateral” y la renuncia de media docena del altos funcionarios del Ejecutivo, entre ellos la del Ing. Luis Alberto Castiglioni, quien entonces fungía de ministro de Relaciones Exteriores.

En cuanto a las futuras negociaciones, en vísperas de la cuales se encuentra el país, se refieren a la tarifa 2022 de la entidad binacional y, obviamente, a la revisión del Anexo C del Tratado de Itaipú, porque el 13 de agosto de 2023 caduca el plazo de 50 años de vigencia del Tratado de Itaipú, para las disiposiciones del anexo sean revisadas o de las mismas cláusulas del Tratado, si la capacidad y coraje del actual gobierno no se agota en los 20 meses que mediante entre el presente y agosto de 2023.

“Dejamos expresa constancia, que todos los conocimientos y experiencias que hemos adquirido, a través del tiempo, son puestos hoy a disposición de nuestro partido, para los fines que sean considerados más relevantes, en lo que debe ser considerado como causa nacional en las negociaciones de Itaipú”, añaden Ferreira y Cáceres en el quinto párrafo de carta a Alliana.

No al silencio cómplice

Luego, tal vez el párrafo más denunciativo, o tal vez solo una suerte de perfil dibujado con mucha prisa, en el sexto párrafo se lee cuanto sigue: “Por ese motivo, a omisión de otros, no podemos simplemente guardarnos al silencio cómplice de quienes solo ven a nuestro partido como maquinaria electoral e instrumento de consolidación de poder de grupos. Al contrario, nos vemos moralmente obligados a rendir un informe detallado a las autoridades partidarias. Así como dejar debidamente documentado nuestro actuar para crítica, ejemplo, inspiración y/o advertencia”.”Nos parece de suma relevancia, que la juventudad colorada sea informada de la realidad de Itaipú y su proyección en el tiempo, para ir construyendo el futuro energético que será imprescindible para el progreso del pueblo paraguayo”, puede leerse también.

Luego, en un intento por justifica la misiva al presidente de turno de los colorados, Ferreira y Cáceres apuntan que su intención “está avalada por el único deseo de colaborar para que nuestro país abra un debate sincero, autocrítico, oportuno e histórico que le permita apoyar la causa nacional de Itaipú y de ningún modo incluye la búsqueda de quienes eventualmente pueden ser considerados como candidatos al “banquillo de acusados”, en consideración de errores reales o supuestos que hubieren cometido”.

En el penúltimo párrafo dicen que “debe sumarse a todo lo expuesto la necesidad de entender los desafíos venideros, que son muy próximos, para lo cual será absolutamente pertinente una postura patriótica del Partido Colorado”, y el párrafo final: “a ese efecto y a que los que esa Junta de Gobierno considere pertinentes, manifestamos nuestro irreversible deseo de colaborar”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.