Giuzzio usó vehículo de narco Marcus Vinicius Espíndola y confirma que trató con él

El ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, confirmó hoy que el narcotraficante brasileño Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua-detenido hace una semana en Foz de Iguazú y cuya esposa, Jussara Cabral, es accionista de Tabesa SA- lo visitó el año pasado para ofrecerle implementos de seguridad a través de su empresa, Black Eagle SA. Además, sostuvo que alquiló un vehículo de otra de sus empresas en diciembre de 2021 porque el suyo se había averiado. Aseguró que cuando se realizó la verificación de sus antecedentes, Espíndola estaba “limpio”.

Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua y su esposa, Jussara Cabral, accionista de Tabesa.
Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua y su esposa, Jussara Cabral, accionista de Tabesa.Instagram, Marcos Padua

El narcotraficante Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua visitó en octubre del año pasado la sede del Ministerio del Interior para ofrecer chalecos antibala y vehículos blindados al Estado, además de otros productos de su empresa, Black Eagle SA; confirmó este martes el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, en conversación con ABC Cardinal 730 AM.

Y no solo eso: el titular de Interior reconoció también que en diciembre del año pasado, cuando se averió su vehículo durante unas vacaciones en el Brasil, usó un vehículo de la empresa Ombú, propiedad del narcotraficante que fue atrapado el martes pasado en Foz de Iguazú dentro del operativo llamado “Turf”, ocasión en que pudo escapar Lindomar Reges Furtado.

“Le conozco a este señor desde el año pasado, nos ofreció materiales balísticos, chalecos, vehículos blindados también (...) inclusive había presentado una exhibición de sus chalecos, fue particular. Invitamos a otros referentes de la Senad, Policía, hicimos un chequeo de la empresa en Paraguay, todo aparentaba normal. Recibimos a esta empresa como a tantas otras empresas”, declaró Giuzzio hoy.

Giuzzio indicó además que Espíndola llegó a él “a través de otras empresas, de otras personas”, pero que no recordaba quiénes eran.

“Se chequeó la empresa, se chequeó el nombre. No había posibilidad de hacer una compra, adquisición, absolutamente. Él nos mencionó que había unos chalecos, participar de algunas licitaciones si es que había. Él quería mostrar sus chalecos, que yo no era experto, pero que iba a invitar a algunos. Se hizo el chequeo (...) El contacto no pasó de eso. Si va a proveer más sistemas o productos se iba a profundizar el análisis sobre el proveedor”, añadió el ministro del Interior.

La semana pasada también se conoció que la esposa de Espíndola Marques de Padua, Jussara Cabral, es accionista de Tabacalera del Este SA (Tabesa), propiedad del expresidente Horacio Cartes, investigado por contrabando y lavado de dinero.

Usó vehículo de empresa de narco

Giuzzio recordó que el año pasado, en diciembre, fue de vacaciones a Brasil en su vehículo. Sin embargo, este se averió en el trayecto, ya estando en el vecino país.

El exsenador reconoció que contactó con Marques de Padua para pedirle que, según él, le alquile un vehículo de emergencia.

“Yo fui al Brasil en mi vehículo, cuando sufrió un desperfecto en medio de la nada. Lo primero que se me ocurrió en ese momento fue contactarle, me dijo que solo tenía un vehículo; y me lo entregó a través de un contacto. No sabíamos que estaba involucrado en ilícitos. No había antecedentes con relación a este personaje. Con quien tuve ese vínculo fue el que cayó (Marqués de Padua), no el que huyó (Lindomar Reges)”, relató.

“Conseguimos la grúa que nos transportó hasta Foz. En ese momento hablamos con este señor, me comentó que tenía un vehículo (...) y le dije que sí (...) el vehículo quedó en Ciudad del Este para su reparación”, agregó.

Insistido sobre por qué llamó a Marqués de Padua entre las varias opciones que podía tener, contestó que “llamarle a esta persona fue la única opción que teníamos”.

Giuzzio explicó que alquiló el vehículo de la empresa de Espíndola, pero que no tenía aún la factura. Según él, sí tiene el contrato y otros documentos que prueban que fue así.

Comentó “de forma jocosa”

Giuzzio señaló que cuando se enteró de que Marcus Vinicius Espíndola Marques de Padua fue detenido la semana pasada en el Brasil lo comentó “de forma jocosa” con la ministra de la Senad, Zully Rolón.

En ese sentido, fue consultado sobre la investigación que Senad estaba llevando adelante -según Rolón- hace 18 meses a Espíndola Marques de Padua. Ese lapso coincide con la titularidad de Giuzzio al frente de la Senad, antes de ser nombrado como titular de Interior.

“En una investigación no se fijan los objetivos. Va tomando forma a medida que avanza la investigación. Cuando estaba en la Senad no le tenía en observatorio a este personaje”, se defendió el ministro.

Resta credibilidad

Giuzzio reconoció también que esta situación puede restar peso a la denuncia de supuestos vínculos del expresidente Horacio Cartes con el contrabando y el lavado de dinero.

“No descarto de que sea así. Si uno escucha al Grupo Cartes estamos vinculados al crimen organizado, eso va a ser así nomás luego. Todo lo demás son elementos dentro de una situación que no se dio (...) Que se investigue, yo soy el primero que quiero que se investigue. Esto es un tiro al aire”, finalizó el ministro.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.