Fuerte caída de la producción de Yacyretá en el primer bimestre de 2022

El primer bimestre de 2022 fue muy poco benigno con la central hidroeléctrica paraguayo/argentina Yacyretá (EBY). Según los datos suministrados por fuentes técnicas de la entidad, su producción en 2022 cayó 46,1% con relación al mismo lapso del año pasado. Sin embargo, la tasa de aprovechamiento de la ANDE aumentó 24,2%.

Aguas abajo de la represa Yacyretá, el tramo más crítico para navegar el Paraná, el lecho rocoso del río aflora en forma amenazante. El transporte de carga con barcazas se interrumpió debido a los riesgos que implica esta situación río.
Aguas abajo de la represa Yacyretá, el tramo más crítico para navegar el Paraná, el lecho rocoso del río aflora en forma amenazante. El transporte de carga con barcazas se interrumpió debido a los riesgos que implica esta situación río.Miguel Rodríguez, correspo

De acuerdo con las fuentes consultadas, en los meses de enero y febrero últimos, la hidroeléctrica paraguayo/argentina produjo 1.635 GWh (1 GWh = 1000 MWh), mientras en el mismo lapso de 2021 generó 3.033 GWh. Sobre la causa de esta fuerte caída en la producción de Yacyretá, todas las respuestas desembocan en la extraordinaria bajante que sufre el río Paraná, consecuencia a vez de la sequía que irrumpió en el escenario regional un siglo después.

El martes último, los voceros de la EBY publicaban en su página web que febrero de 2022 fue el mes “de menor caudal del río Paraná en 120 años”, hecho que no solo restó en forma considerable la posibilidades de producción de la central binacional, sino también le obligó a suspender una importante operación que hubiera permitido cierto lapso de navegabilidad a la barcazas graneleras, paralizadas hoy por el fenómeno hídrico.

Sin embargo, en este contexto de restricciones, los números de la EBY muestran que aumentó la tasa paraguaya de aprovechamiento de la energía de la central en un 24,2%. En efecto, en enero y febrero últimos, la ANDE retiró de Yacyretá 575 MWh, contra los 463 MWh que aprovechó en similar período del 2021.

Los picos de enero

Acerca del motivo de la mayor utilización de esta energía, que en el pasado reciente cayó a cero inclusive, no hay una explicación oficial. No obstante, hay coincidencia entre los especialistas que se debe a los picos de consumo que sacudió a la ANDE en los meses tórridos, especialmente en enero, con elevaciones que superaron los 4000 MW inclusive, equivalentes a la capacidad de una veintena de centrales del tamaño de Acaray.

Un hecho de características muy parecidas pudo observarse en la relación Itaipú/ANDE, en la que a pesar una caída del 35% en la producción de la central paraguayo/brasileña en en lapso en cuestión, la cantidad de energía que retiró la empresa eléctrica estatal paraguaya se incrementó en un 30,7%.

En lo concerniente a la inyección de la producción de Yacyretá al Sistema Interconectado Argentino (SADI), mediante el cotejo de las cifras oficiales correspondientes a los dos bimestres se infiere que en 2022 hubo una reducción del 58,75%, de 2.570 GWh en 2021, se contrajo a 1.060 GWh en el ejercicio en curso.

La cesión y la morosidad continúan

No debe subestimarse empero que la cesión de energía paraguaya a la Argentina, con un precio que no alcanza los US$ 10/MWh continúa, en menor grado, pero continúa, así como la morosidad por ese hecho de nuestros paritarios, por partes iguales, en Yacyretá.

De acuerdo con los apuntes oficiales, en 2022 cedimos a nuestros socios 2053,5 MWh y en los dos primeros meses de este año 242,5 MWh.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.