Diputados en desacuerdo con subsidio a combustibles piden igualdad de condiciones entre competidores

Hugo Ramírez (ANR, abdista), uno de los diputados que están en desacuerdo con el subsidio a combustibles, visitó este lunes el Senado para charlar sobre el fondo de estabilización. El parlamentario manifestó su postura en contra del préstamo de US$ 100 millones para financiarlo y resumió su postura en la consigna: “Subsidio para nadie e igualdad de condiciones entre competidores”.

El diputado Hugo Ramírez pide que no haya "subsidio para nadie".
El diputado Hugo Ramírez pide que no haya "subsidio para nadie".Diego Peralbo, ABC Color

Durante la mañana de este lunes, el diputado Hugo Ramírez se trasladó hasta la Cámara de Senadores para conversar con parlamentarios sobre el proyecto de ley que se tratará en la Cámara de Diputados.

En su charla con medios de comunicación, adelantó que en ese momento estaba a favor de la convocatoria a una sesión extraordinaria para derogar la ley que actualmente está vigente y que otorga subsidio a través del emblema estatal Petropar.

Lea: Subsidio a combustible: ninguna de las propuestas en el Congreso tiene apoyo del Ejecutivo

El diputado Ramírez señaló que no está para nada de acuerdo con este préstamo de US$ 100 millones para financiar el llamado fondo de estabilización, por lo que tampoco estaría apoyando que siga caminando sobre rieles. Esta postura es la de él y la de un sector oficialista del Partido Colorado.

Ramírez resumió su postura en la consigna: “Subsidio para nadie e igualdad de condiciones entre todos los competidores”.

“La mejor alternativa es la derogación”

Añadió que su sector apuesta a “una solución que permee y llegue a la gente que más necesita. Los estacioneros hoy tienen problemas, esta competencia, y creemos que la mejor alternativa hoy es la derogación de la ley, enviarla nuevamente al Senado para su modificación”, expresó.

El diputado dio estas declaraciones minutos antes de que se iniciara la sesión extraordinaria en la Cámara de Diputados.

Ramírez también se reunió con los proyectistas de la reducción del Impuesto Selectivo al Consumo, tanto al diésel común como a las naftas vírgenes. Con respecto a este último proyecto presentado, todavía no se analizó, pero en principio -adelantó- pedirán la derogación de esta ley que otorga subsidios a Petropar, pues no está de acuerdo con este préstamo para subsidiar a los privados.

“Se necesita algo que impacte en el ciudadano”

Minutos más tarde, también brindó declaraciones la diputada Kattya González (PEN), quien planteó que se tiene la alternativa de entregar US$ 500 millones para subsidiar al sector más rico de nuestro país o hacer algo “que verdaderamente impacte en el bolsillo de cada ciudadano”.

Sostuvo que ninguna de las propuestas actuales soluciona el problema, pues “acá hay que empezar a cambiar la matriz”.

Resaltó que en este asunto “no todo el mundo (sus colegas) quiere hablar, por los intereses que implica”.

Lea más: Subsidio a combustibles: Senado aprobó proyecto sin debatirlo bien, dice Zacarías Irún

“Son unos deshonestos”

“¿Cuántos legisladores tienen acá conflicto de intereses? En realidad son unos deshonestos; no pueden votar si ellos tienen estaciones de servicio. ¿A cuento de qué van a depender un subsidio que les beneficia?”, cuestionó la parlamentaria.

Advirtió que pedirán que aquellos que tienen estaciones de servicios salgan del plenario, tanto los que tienen emblemas de Petropar como en el sector privado. “Ellos o sus parientes dentro del segundo grado de afinidad o cuarto grado de consanguinidad no pueden votar esta ley”, especificó González.

Recordó que ya en su momento ella y su sector no habían votado a favor de la primera ley de subsidio, “que ya era un desastre”.

No son solo US$ 100 millones

Alertó que el endeudamiento no es solo de US$ 100 millones que se pretenden, sino que “son más de US$ 500 millones que esta gente pretende empeñar para beneficiar a los emblemas que en muchos casos ellos mismos representan”.

Explicó que los US$ 100 millones solo duran entre 30 y 45 días y, haciendo cálculos, durante este año, si no hay variaciones, “entonces hablamos de alrededor de US$ 500 millones”, estimó Kattya González.

Para la diputada, la solución pasa por hablar de manera sincera y “buscar algo sostenible en el tiempo, como por ejemplo el cambio de la matriz del transporte público”.

“Esa matriz implica apostar a tecnología y con los US$ 500 millones vamos a renovar prácticamente toda la flota; eso sí impactaría en G. 800 en el bolsillo directo de aquel usuario del transporte público”, ejemplificó como alternativa la parlamentaria.

Concluyó expresando que “ojalá se derogue” la ley. “Nosotros estamos de acuerdo; en su momento no votamos y hablamos de las alternativas”.

“El Parlamento está desquiciado”

Criticó que en este momento “el Parlamento está desquiciado. Es un año electoral donde están cerrando acuerdos para su campaña política y el impacto que tiene el transporte público dentro de sus campañas es grande. Ellos se mueven en base a ese tipo de acuerdos”, dijo.

Recordemos que este proyecto de ley habla de un endeudamiento de US$ 100 millones que ya fue aprobado en la Cámara de Senadores y ahora está en Diputados.

Ya en dos ocasiones se intentó sesionar de manera extraordinaria, pero no se consiguió la cantidad requerida de diputados

La sesión extra que se aprobó cerca de este mediodía sería el tercer intento de los parlamentarios por hacer caminar este plan de endeudamiento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.