Ineficiencia en gastos públicos le cuesta al país unos US$ 1.650 millones

Paraguay desperdicia lo equivalente a alrededor del 3,9% del Producto Interno Bruto (PIB) por ineficiencia en el gasto público. Los recursos se malgastan principalmente en las licitaciones de compras y servicios, recursos humanos y transferencias mal diseñadas, coinciden reportes de organismos internacionales como el Banco Mundial y el BID

El gasto poco eficaz y eficiente resta importante recursos al país, según el reporte "Consolidando la recuperación" el Banco Mundial revela que aproximadamente  US$ 1.650  millones se desperdician en Paraguay por mal gasto, que equivale al 3,9% del PIB
El gasto poco eficaz y eficiente resta importante recursos al país, según el reporte "Consolidando la recuperación" el Banco Mundial revela que aproximadamente US$ 1.650 millones se desperdician en Paraguay por mal gasto, que equivale al 3,9% del PIB

El Banco Mundial en su informe semestral “consolidando la recuperación” publicado recientemente alerta a los recursos que se pierden en América Latina por la falta de eficiencia en la gestión de los gastos, por lo que instan a los gobiernos a un mayor esfuerzo en mejorar estos aspectos, ya que hay un descontento generalizado en la región por este motivo.

El reporte que hace mención a unas cifras ya publicadas anteriormente por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) donde se alertaba que en América Latina se desperdicia alrededor del 4,4% del PIB por manejos pocos prolijos en las licitaciones de compras y servicios, administración de recursos humanos y transferencias poco transparentes.

En relación a Paraguay, el reporte de los citados organismos mencionan que se desperdicia alrededor del 3,9% de su PIB por deficiencias en el manejo de sus gastos, esto representa alrededor de US$ 1.647 millones, considerando que el PIB estimado para el presente año ronda los US$ 42.250 millones.

Los recursos que se derrochan cada año por la falta de eficiencia en la gestión de gastos, incluso es superior la cifra del déficit fiscal del año pasado cuando alcanzó 3,6% del PIB, o sea de unos US$ 1.458 millones y también superior al previsto para este año del 3% del PIB, que en término de valores serían de US$ 1.267 millones.

Es decir, en un contexto de mayor eficiencia en el uso de los recursos públicos, no habría necesidad de entrar en déficit para cubrir las necesidades del Presupuesto General de la Nación, e incuso cubriría las serias deficiencias en infraestructura que tenemos en el país.

El que más gasta en salarios

Según el reporte del BID “Mejor gasto, para mejores vidas”, las ineficiencias del gasto público en Paraguay se deben mayormente al malgasto en el rubro de salarios.

De acuerdo al mismo informe, el pago de salarios en Paraguay concentra alrededor del 40% del gasto total de la Administración Central, muy por encima del promedio de América Latina, que es del 29%. En tanto que la proporción en comparación al PIB llega al 10%, frente al 8% del promedio regional.

Este dato también fue confirmado recientemente por el Fondo Monetario Internacional en su informe de conclusión de su misión en el país, donde nuevamente hizo mención en sus observaciones que Paraguay es el que más gasta en salarios de su presupuesto público, y también instó a las autoridades a proseguir con las líneas de reformas en esta área.

El informe de la misión técnica del FMI sugiere que la eficiencia del gasto público debería ser mejorada.

Los técnicos señalaron que el sector público del Paraguay gasta más en salarios como porcentaje del gasto total en comparación con el de otros países de América Latina, lo cual deja menos espacio para la inversión pública y servicios sociales. “Cerca de 80% del gasto en salarios corresponde a los sectores de salud, educación y seguridad”, puntualizó al respecto.

El 74% de los impuestos para pago de salarios

De acuerdo con los datos de Situación Financiera de la Administración Central, el 74% de los ingresos tributarios obtenidos en el primer trimestre del año fue utilizado en el pago de los salarios públicos. Es decir, que de cada G. 100 recaudado por el fisco, G. 74 son usados exclusivamente para cumplir con remuneraciones.

Los datos oficiales indican que de más de G. 3,9 billones ejecutados en el primer trimestre de 2021, el gasto en salario pasó a más de G. 4,3 billones en el mismo lapso de 2022.

Las estadísticas que forman parte del informe indican que en el primer trimestre del año pasado los salarios representaban el 78% de los ingresos tributarios y en 2020 el 82%. En tanto, el mayor porcentaje data del año 2013 cuando alcanzó 98%, ejercicio en el que el gasto salarial creció más del 30%.

Hasta marzo, el gasto en remuneraciones aumentó 9%, que equivale a G. 361.000 millones más con relación al monto correspondiente al mismo lapso del año pasado. El informe de Hacienda explica que el aumento otorgado en octubre de 2021 fue a docentes y por la contratación de personal de salud. En tanto, hay una fila de pedidos de instituciones que buscan reajustes de entre 30% y 40%.

Plan de reforma no avanzó

Los planes de reestructuración estatal, entre ellos el proyecto de ley de Reforma del Estado y del Servicio Civil que fue lanzado con bombos y platillos en el 2020, no avanzó nada en dos años y quedó atascado en la Comisión de Reforma del Estado que se formó para el efecto. Se espera que la citada comisión lo trate y remita a una de las Cámaras del Congreso, cosa que difícilmente se de este año.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.