Cynthia Tarragó ya está “libre” y sin procesos pendientes en Paraguay

Ayer viernes en la noche, la exdiputada Cynthia Tarragó llegó al Paraguay luego de cumplir una condena en Estados Unidos (EE.UU.) por narcotráfico. Tras haber compurgado la pena de 33 meses de privación de libertad en el Instituto Correccional del Condado de Monmouth, un centro de detención estatal de Nueva Jersey, Tarragó volvió como una persona libre, sin procesos pendientes a nivel local.

Cynthia Tarragó, exdiputada, en el área de desembarque del aeropuerto Silvio Pettirossi este viernes.
Cynthia Tarragó, exdiputada, en el área de desembarque del aeropuerto Silvio Pettirossi este viernes.Pedro González, ABC Color

Cynthia Tarragó pisó tierra guaraní ayer viernes luego de permanecer recluida en una prisión de EE.UU desde noviembre de 2019. La exdiputada por el Partido Colorado fue condenada por narcotráfico y cumplió una pena de 33 meses, tras lo cual vuelve al país siendo una persona libre.

A nivel local, la exlegisladora no tiene causas judiciales pendientes, por lo que no tiene impedimentos para volver a postularse por algún cargo electivo. A pesar del proceso que afrontó en EE.UU, en Paraguay el Ministerio Público no abrió investigaciones relacionadas.

¿Volverá a la arena política?. Tarragó señaló que estas y otras preguntas responderá a su tiempo, con más calma. Lo dijo a su arribo a Paraguay, en el aeropuerto Silvio Pettirossi, donde fue abordada por los medios de la prensa.

Si bien evadió varias preguntas sobre el proceso en Norteamérica, la exparlamentaria manifestó que tiene muchas respuestas que dar y pidió tiempo para estar junto a su familia y allegados.

Aspecto cambiado, buen ánimo

A su arribó a Paraguay, se pudo notar el aspecto diferente que Tarragó luce actualmente. Ya no tiene la cabellera rubia de antes y se la pudo ver al natural, con el pelo rizado de color castaño.

También se la sintió de buen ánimo, pues saludó con mucha amabilidad a las personas que la aguardaban en la terminal aeroportuaria y hasta recurrió a expresiones irónicas, cuando mencionó que “de seguro tienen muchas preguntas y yo tengo muchas respuestas”.

Además, en todo tiempo manifestó su interés en dar su versión de los hechos aunque evadió hablar sobre temas puntuales sobre su condena. “Estoy feliz de verles, de volver a mi país. Mi familia me está esperando. Vamos a hablar sin problemas. Vamos a reunirnos, vamos a tomar un café. Es que no puedo decir una cosa sin decir el resto”, dijo.

El regreso de Tarragó al país, aunque no fue inesperado porque su deportación ya había sido anunciada, sí fue repentino, puesto que las autoridades norteamericanas no informaron al respecto a las autoridades locales. Tan solo diez minutos antes del arribo de su vuelo a Paraguay efectivos de la Policía Nacional se presentaron en el aeropuerto par dar custodia a la exlegisladora.

Aunque a su llegada se dio un gran despliegue de las fuerzas del orden, según trascendió, la excandidata a la intendencia de Asunción no contará con resguardo policial.

Lea más: Cynthia Tarragó “va a ser deportada en cualquier momento”

¿Qué tiene para decir?

El caso de Cynthia Tarragó generó numerosas interrogantes relacionadas a su testimonio ante las autoridades estadounidenses, ya que, según personas del entorno, a partir de este se iniciaron varios operativos a nivel local para desbaratar y apresar a personas ligadas al narcotráfico.

¿Está arrepentida de algo?, ¿está dispuesta a hablar? A la primera pregunta no dio respuesta, a la segunda respondió de forma afirmativa pero sin dar fechas de cuándo lo haría.

Lea más: Caso Cynthia Tarragó: varios factores pudieron influir en condena leve

¿Por qué la detuvieron?

Cynthia Tarragó fue detenida en noviembre de 2019 en el aeropuerto de Newark en New Jersey, Estados Unidos. Junto a ella también fue aprehendido su esposo, Raymon Va, ambos acusados de blanquear un dinero que fue ofrecido por dos agentes encubiertos del FBI que se presentaron como narcotraficantes.

El fiscal Craig Carpenito, encargado de la investigación, señaló al momento que “Tarrago, una exlegisladora de Paraguay, se ofreció descaradamente a lavar el producto del tráfico internacional de drogas e incluso llegó al extremo de ofrecer traficar con cocaína ella misma”.

La expectativa de pena por dicho ilícito promediaba los 20 años pero durante el proceso Tarragó aceptó declararse culpable, por lo que el juzgado le impuso una condena de 33 meses. Al compurgar la pena, fue deportada a nuestro país.

Además de la exdiputada y su esposo, fue acusado del mismo cargo Rodrigo Alvarenga Paredes, alto dirigente de una empresa de cambios en Paraguay quien aún permanece en nuestro país.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.