Cucho financió a Ulises Quintana para facilitar el tráfico de drogas, según fiscalía

La acusación presentada por el Ministerio Público en la causa “Berilo” ratifica que el diputado cartista Ulises Quintana fue financiado por el presunto narcotraficante Reinaldo “Cucho” Cabaña para que, utilizando su investidura parlamentaria, facilite las actividades ilícitas de la organización criminal. El legislador colorado operó de forma directa para liberar US$ 184.000 que luego fueron usados para comprar cocaína.

El diputado colorado Ulises Quintana, incluido en el proceso en el que está Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña.
Diputado Ulises Quintana (ANR, cartista), uno de los acusados en la causa Berilo.Archivo, ABC Color

El fiscal adjunto antidrogas acusó a Reinaldo Javier “Cucho” Cabaña Santacruz, de 37 años, por supuesto tráfico internacional, comercialización de drogas, y asociación criminal; y al diputado colorado Ulises Rolando Quintana Maldonado (44 años) por presunta asociación criminal de la ley de drogas y lavado de dinero. Otros 22 procesados fueron también acusados por delitos ligados al narcotráfico.

El escrito conclusivo del Ministerio Público detalla que en el marco de la investigación denominada “Caso Berilo”, el 5 de abril de 2018 se realizó la intervención, registro y grabación de comunicaciones, autorizados por la jueza Penal de Garantías de turno Lici Sánchez, de la Oficina de Atención Permanente de la Capital.

Como consecuencia de las escuchas telefónicas, se constató la existencia de una organización criminal dedicada al tráfico internacional de sustancias estupefacientes y drogas peligrosas, la cual introducía al país cargamentos de cocaína provenientes, de Perú o Bolivia que luego eran trasladados hasta el Departamento de Alto Paraná, para su posterior envío al Brasil. Asimismo, el referido grupo criminal inyectaba activos provenientes del narcotráfico al sistema financiero paraguayo.

La existencia de dicha organización criminal fue creada por Reinaldo Javier Cabaña Santacurz junto con los demás acusados en las causa; Gloria Rossana López Ramírez; Rubén Cabaña Santacruz; Yamil Ramón Cabaña Santacruz; Marcelo Ricardo Cabaña Santacruz; Yisela Noemí Ramírez; Hugo Martín Ríos; Humberto Rodriguez González; Carlos Ruben Brítez Torres; Diego Miguel Medina Otazú; Héctor Pastor Brizuela; Jorge David Britez Riveros; Jorge De Jesús Ríos González; José Pinto Apostolaqui; Tomás Escobar Pérez y Ulises Rolando Quintana Maldonado, según la acusación.

Cucho lideraba la banda de narcotraficantes

La fiscalía detalla que estas personas cumplían funciones o roles específicos asignados, con el fin de coordinar los ingresos de cargamentos de drogas, específicamente de clorhidrato de cocaína, al territorio paraguayo, su traslado hasta Ciudad del Este, para sus posteriores envíos al Brasil. También coordinaban el acopio y la remisión al extranjero de cargas de cocaína tipo base y marihuana. Igualmente, se dedicaban a comercializar en menudeo las referidas drogas dentro del país.

La acusación agrega que los integrantes de la organización criminal, internamente, se dividían el trabajo en dos partes esenciales: un grupo dedicado exclusivamente a las actividades vinculadas al narcotráfico y otro concentrado en utilizar los beneficios provenientes de tales actividades, para hacerlos circular dentro del sistema financiero del país.

En ese contexto Cucho Cabaña, en su carácter de creador y líder de la organización criminal, además de dirigir a los demás integrantes del grupo, la financiaba, controlaba las actividades ilícitas realizadas por el conjunto y viajaba personalmente al Brasil, específicamente a la ciudad de Foz de Iguazú, para concretar con los compradores el traslado de drogas que tenía en stock.

Ulises Quintana fue financiado por el narcotráfico

En cuanto a Ulises Rolando Quintana Maldonado la acusación fiscal afirma que fue financiado por Cucho Cabaña, con dinero proveniente del narcotráfico, para acceder al cargo de Diputado de la Nación, con el único objetivo de que utilice su investidura, las veces que sean necesarias, para que la organización criminal ejecute, sin dificultad, sus actividades ilícitas.

A este hecho se suma que Ulises Quintana utilizó el vehículo de la marca Toyota, modelo Land Cruiser año 2008, matrícula JJX 009 propiedad de Cabaña Santacruz, quien adquirió dicho vehículo producto del tráfico de drogas.

El Ministerio Público afirma que el diputado colorado como parte de la organización criminal, recibía instrucciones directas de Reinaldo Javier Cabaña. En ese sentido, Quintana Maldonado colaboró para la liberación de la suma de 184.000 dólares, previo pago de 6.000 dólares.

La fiscalía puntualiza que Ulises Quintana envió a sus dos emisarios José Alarcón y Carlos Aguilar para que concreten la liberación de Diego Medina, portador del dinero que luego fue destinada a la compra de cocaína.

Dicho cargamento de droga fue incautado en Santa Terezinha de Itaipú el 2 de setiembre de 2018 por agentes de la Policía Rodoviaria Federal del Estado de Paraná, Brasil.

Quintana operó para liberar dinero de Cucho

Según los investigadores, el 28 de agosto de 2018 Ulises Quintana, a petición de Reinaldo Cabaña, intervino ante los agentes policiales de la Comisaría 8ª de Nueva Londres, para que estos liberen a Diego Medina quien, en la mencionada fecha, fue retenido mientras transportaba la suma de US$ 190.000, la cual iba ser entregada a Sixto Ramón Arias, otro integrante de la organización criminal, para que este se encargue de pagar al proveedor de la carga de 53 kilogramos de clorhidrato de cocaína adquirida por el grupo.

En ese contexto, si bien el diputado colorado no se constituyó personalmente hasta la mencionada sede policial, envió a dos personas de su confianza identificados como José Ramón Alarcón Paniagua y Carlos Aguilar Sánchez, ambos de profesión abogados, a través de los cuales el acusado mantuvo comunicación telefónica con la oficial primero Selva Chaparro.

Esto permitió que la agente policial termine de negociar con Diego Medina, quien estaba acompañado de las personas enviadas por Quintana, y se concrete el pago de USD. 6.000 a cambio de su libertad y la liberación de los US$ 184.000, de total de 190.000 dólares que transportaba, siempre según el relato de la fiscalía.

Para el Ministerio Público de esta manera la intervención de Ulises Quintana facilitó que la organización criminal pueda transportar el dinero y sea entregado a Sixto Ramón Arias, quien a su vez se encargó de pagar a los proveedores la compra de 53,3 kilogramos de clorhidrato de cocaína, intervención que finalmente ayudó a que el grupo criminal pueda trasladar, desde la noche del 31 de agosto hasta la madrugada del 1 de setiembre de 2018, dicha carga de droga.

Además Ulises Quintana, en cumplimiento a su función de estar preparado para ejecutar actos concretos requeridos por Cabaña Santacruz, también intervino a favor del supuesto narcotraficante en varios procesos judiciales con el objeto de influir en la decisión de los jueces que tenían a su cargo las causas en las que Cucho se encontraba presuntamente involucrado.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.