Los emblemas privados insisten en otra suba del gasoíl, pero Petropar nada definió aún

Emblemas privados del sector de combustibles insisten que el precio del gasoil común debe subir de inmediato, al menos G. 700 más por litro. Señalan que el ajuste anterior fue insuficiente porque hay escasez del diésel en el mundo. Mientras tanto, Petropar aún no tiene nada definido.

Los emblemas privados quieren subir al menos G. 700 más por litro.
Los emblemas privados quieren subir al menos G. 700 más por litro.FERNANDO ROMERO

Los emblemas privados del sector de los combustibles insisten en que el precio del gasoil común (tipo III) debe registrar una nueva suba, inmediatamente, atendiendo la escasez de este producto en el mercado internacional, porque la capacidad de las refinerías para la producción del carburante son limitadas.

“Los precios deberían ajustarse inmediatamente, principalmente del diésel común”, señaló ayer el presidente de la Cámara de Distribuidoras Paraguayas de Combustibles (Cadipac), quien a su vez enfatizó que el aumento mínimo debe ser de G. 700 por litro.

Insistió en que el principal problema es que la producción del diésel es insuficiente y que por más que baje el precio del petróleo, la capacidad de las refinerías es limitada. Indicó que para aumentar esa capacidad de producción de carburantes llevará, por lo menos, dos años de tiempo.

Naftas también deben subir de precio

En el caso de las naftas, Bazán mencionó que también deben registrar variaciones, pero no en los porcentajes del precio del gasoil.

A su turno, Guillermo Parra, de la Distribuidora de Combustibles y Asociadas del Paraguay (Dicapar), aseguró que los precios deberían subir porque los precios locales de venta no reflejan los costos internacionales desde hace dos meses.

Aseguró que el diésel común, que hoy se vende a G. 8.800 por litro en prácticamente todas las estaciones de servicios, mínimamente debería subir a G. 9.840 por litro, es decir, G. 1.040 más, pero que la decisión depende de cada empresa. No obstante, Parra no supo responder desde cuándo aplicarían el nuevo aumento los privados.

Petropar aún nada definió

También consultamos al director de Gabinete de Petropar, William Wilka, si Petropar igualmente está analizando la posibilidad de una nueva suba de los precios de los carburantes, señaló que aún nada está definido en la petrolera pública.

El economista y ex ministro de Hacienda, César Barreto, dijo recientemente a este diario que el mercado mundial de combustibles está operando a plena capacidad, porque se invirtió poco en la industria de refinación de petróleo en los últimos años y que la demanda se recuperó con mucha fuerza después de la pandemia.

Resaltó que los stocks de combustibles están en mínimos históricos y que la construcción de nuevas plantas de refinación tomará cierto tiempo. Agregó que a esto se sumó el aumento del precio de la materia prima, que es el petróleo, y que se amplía en un aumento aún mayor en los precios de los derivados del petróleo. El precio del petróleo WTI (West Texas Intermediate), de referencia del país, volvió a subir ayer a US$ 110 el barril.

Sugieren pedir ayuda a EE.UU.

La actual escasez de combustibles afecta a todo el mundo, situación que se da debido al cierre de varias refinerías de petróleo durante la pandemia. Ante este escenario, Paraguay, al ser un mercado pequeño, debe asegurar la provisión de carburantes pidiendo apoyo a Estados Unidos, sugirió el exministro de Hacienda, Manuel Ferreira durante el fin de semana.

“Es algo que tiene que hacer este Gobierno, ahora. No hay que esperar que haya un nuevo presidente. El problema de provisión del gasoil y de nafta es hoy. Estados Unidos tiene una capacidad de proveernos, que es inmensa”, indicó.

Gobierno todavía no convocó a gremios de camioneros

Los gremios de los camioneros esperaban reunirse hoy martes con autoridades nacionales para buscar una solución a la suba de precios de los combustibles pero, finalmente, no fueron convocados, según informó ayer Juan Villalba, presidente de la Central Obrera y Transporte del Paraguay.

En un encuentro que tuvieron el jueves último, los transportistas se mantuvieron en su postura de pedir una reducción de G. 1.000 por litro en el precio del gasoíl común y la nafta intermedia de Petropar, pedido que, para las autoridades, era inviable.

Villalba señaló ayer que irán al paro en caso de que no encuentren una respuesta de las autoridades e instó a la ciudadanía a sumarse a las movilizaciones.

Justamente, en la última reunión que mantuvieron con las autoridades, el Gobierno trató de convencer a los gremios para que acepten tarjetas con descuentos de G. 400 por litro o un combustible G. 650 más barato para las asociaciones legalmente constituidas, diferencia que la empresa pública absorberá, sacando el costo del flete por el traslado del gasoil del precio final y disminuyendo sus ganancias.

Pero esto no fue aceptado por los gremios, que insisten en que la rebaja sea de G. 1.000, pese a los altos precios internacionales y la escasez de los carburantes, principalmente del diésel.

Tras esta reunión, el viceministro de Comercio, Pedro Mancuello, señaló que los precios internacionales siguen altos y que el desafío principal es evitar que haya un desabastecimiento, principalmente del diésel común. Resaltó que la reducción de G. 1.000 en Petropar podría llevar a la quiebra a la empresa pública.

Mancuello agregó que en el corto plazo no existen posibilidades de que bajen los precios de los combustibles por lo que se tienen que ver alternativas de producción local o de sustitución, como vehículos híbridos, eléctricos u otras alternativas de energía.

También piden asistencia

Humberto Rodas, gerente de la Cámara Paraguaya de Transporte Internacional, lamentó que el Gobierno no atienda su pedido de brindar combustible a un precio preferencial o subsidios para asistir a las empresas que brindan el servicio de corta, media y larga distancia. Señaló que mantuvieron reuniones con autoridades de Petropar, pero que estas no dieron una respuesta.

“Con los precios actuales del combustible todas las empresas están acogotadas y muchos van a tener de que ir parando sus servicios”, manifestó. Agregó que esta situación fue planteada al Gobierno del presidente Mario Abdo Benítez.

Días atrás, el presidente firmó el Decreto N° 7296, con el cual crea un nuevo régimen para las concesionarias del Área Metropolitana para compensar con recursos públicos la diferencia entre el valor del servicio y el precio del pasaje, que hace meses se mantiene igual.

El Ejecutivo reconoció que aumentaron los desembolsos a este grupo de empresarios en su informe de gestión presentado al Congreso, el viernes último. Abdo afirmó que mantener el precio del pasaje “conlleva un mayor sacrificio fiscal”. Sin embargo, no brindó detalles de cuánto implica y lo último que se supo es que es en dos trimestres del 2021 duplicaba el total del subsidio (US$ 10 millones).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.