Ocultan documentos sobre pago de avión iraní que llevó cigarrillos de Cartes

Nadie se hace cargo de la contratación del avión iraní vinculado con organizaciones terroristas y que llevó un cargamento de cigarrillos del Grupo Cartes. De acuerdo a la denuncia presentada por el ministro Anticorrupción, René Fernández, hasta ahora ninguno de los involucrados en la trama de la aeronave presentó un documento que demuestre quién pagó el flete aéreo.

Miembros de la tripulación del avión iraní conversan sobre la pista del Aeropuerto Guaraní.
Miembros de la tripulación del avión iraní conversan sobre la pista del Aeropuerto Guaraní.CAPTURA DE VIDEO

A casi dos meses de la presencia en Paraguay del Boeing 747 iraní con vínculos terroristas y retenido en Argentina, todavía quedan numerosas dudas sin ser respondidas.

Uno de los puntos que hasta el momento no ha sido respondido es quién pagó el flete aéreo que llevó desde el Aeropuerto Guaraní un cargamento de cigarrillos fabricados por Tabacalera del Este SA (Tabesa).

Documentos escondidos sobre responsables

Hasta el momento, sigue sin aparecer una factura o documento alguno que demuestre quién fue el responsable del pago del transporte aéreo.

Así lo refiere la ampliación de la denuncia presentada por René Fernández, titular de la Secretaría Nacional Anticorrupción (Senac) ante la Fiscalía.

“A pesar de los requerimientos realizados por la Dirección Nacional de Aduanas a los distintos actores vinculados con la operación de exportación, no ha sido obtenida documentación fehaciente con la contratación y pago del flete aéreo”, señalan los documentos a los que tuvo acceso ABC Color.

La denuncia señala que el documento constituye “un elemento de prueba fundamental para determinar el origen del financiamiento del vuelo del Boeing 747″, sostuvo.

Ministro apuntó a Tabesa

El Boeing 747 con matrícula YV3531, propiedad de la aerolínea Emtrasur SA, que está retenido en Argentina, donde aterrizó el 6 de junio, pasó antes por Paraguay.

La aeronave había llegado el 13 de mayo al Aeropuerto Guaraní, en Minga Guazú. Dejó el Paraguay tres días después, el 16 de mayo.

El avión partió desde Paraguay con rumbo a la pequeña isla caribeña de Aruba con un cargamento de cigarrillos valorado en unos US$ 799.000, fabricados por Tabesa, propiedad del expresidente Cartes

El gerente de Tabesa, José Ortiz, señaló a medios de prensa del Grupo Cartes que la responsabilidad de la contratación del carguero que transporta los productos es del comprador final.

Sin embargo, la factura por los cigarrillos fue emitida por Tabesa a nombre de Tabacos USA Inc. Según la propia página web del Grupo Cartes, esa empresa forma parte del conglomerado de firmas de la familia del expresidente.

“La empresa que factura es TABESA SA, propiedad del expresidente de la República HORACIO MANUEL CARTES JARA, la empresa que figura como cliente en esta venta es TABACOS USA INC cuyos representantes, según fuentes abiertas, también son HORACIO MANUEL CARTES JARA y su hermana, Maria Sarah Cartes junto con un tercero STEPHEN M. JOHNSON (sic)”, señala la denuncia.

La denuncia original presentada ante la Fiscalía fue acompañada por una nota presentada por la despachante aduanera Marta Portillo ante Aduanas.

“Tabesa vendió, facturó y despachó dicha carga de cigarrillos a su cliente Tabacos USA (Tusa) con término internacional de comercio * Incoterm FCA”, manifestó Portillo.

El término Incoterm FCA o Libre Transporte es un término acuñado internacionalmente y que significa –invariablemente– que el transporte debe ser pagado por el comprador final.

Esto es señalado por la propia despachante en su nota ante Aduanas: “El comprador final fue responsable de contratar al agente de carga y este a su vez a la compañía aérea”.

Según la propia factura emitida por Tabesa, el comprador final fue Tabacos USA Inc.

“Por lo tanto, es Tabacos USA Inc, es decir la empresa con sede en EE.UU. cuyos representantes son coincidentes con algunos de los representantes de Tabesa en Paraguay, quienes debieron haber pagado los fletes”, sentencia la denuncia.

Empresa ligada a un investigado en ”Ultranza”

La ampliación de la denuncia presentada por la Senac también reveló que los miembros de la tripulación iraní se encontraron con un hombre ligado a una empresa vinculada a un investigado en el marco del operativo “A Ultranza PY”.

De acuerdo a la denuncia, Ezequiel Santoro Da Silva es el nombre del ciudadano uruguayo que supuestamente se encargó del traslado de los miembros de la tripulación del avión iraní vinculado a organizaciones terroristas.

Santoro supuestamente fue contratado por José Melot, propietario de la firma Mike Air Service, para el traslado y alojamiento de los miembros de la tripulación iraní.

Santoro se presentó ante los investigadores como propietario de la firma Adshey Turismo y Transporte de Ciudad del Este y afirmó haber subcontratado a la firma TyT Mauani, propiedad de Eugenio Díaz Ocampos.

LEA MÁS: Ligado a “Ultranza” se reunió con los iraníes que llevaron cigarrillos de Cartes

Santoro Da Silva y Díaz Ocampos son investigados por estar supuestamente ligados a una red de trata de personas, de acuerdo a los elementos colectados y presentados por la Senac.

De acuerdo a datos que constan en la Secretaría Nacional de Turismo (Senatur) y la Itaipú Binacional, el propietario de Adshey Turismo y Transporte es Federico Ezequiel Santoro Vassallo, quien es hijo de Santoro Da Silva.

De acuerdo a los informes entregados al Ministerio Público, Santoro Vasallo es además muy cercano al también uruguayo Sebastián Marset Cabrera, cabeza del esquema de narcotráfico y lavado de dinero desmantelado en el marco del operativo “A Ultranza Py”.

Santoro Vassallo es considerado como un hombre clave en el esquema del lavado de dinero y narcotráfico encabezado por Marset y Alberto Koube Ayala. Todos viajaron juntos a Dubái en abril del año pasado y Santoro sería el intermediario para mover dinero, de acuerdo a la carpeta fiscal de “A Ultranza”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.