¿Por qué es sospechoso el avión iraní y qué hizo la tripulación en Paraguay?

Joseph Humire, experto en seguridad global, explicó esta mañana todos los aspectos sospechosos que giran en torno al avión iraní venezolano que estuvo recorriendo América latina y fue retenido en Argentina. Entre otros elementos, destacó que la empresa Emtrasur, que administra la aeronave, fue creada para apoyar programas secretos entre Irán y Venezuela. Además, indicó que se cree que la aeronave estuvo en Paraguay por financiamiento y “conversaciones”.

El avión Boeing 747 con matrícula YV3531 de Emtrasur retenido en el aeropuerto de Ezeiza de Argentina.
El avión Boeing 747 con matrícula YV3531 de Emtrasur, retenido en el aeropuerto de Ezeiza de Argentina.SEBASTIAN BORSERO

El experto en seguridad global habló esta mañana sobre todo el contexto que gira en torno al avión iraní retenido en Argentina bajo sospecha de planificación terrorista. Primeramente, destacó que la aerolínea Emtrasur, que administra el avión, se inauguró en octubre del 2021, en el marco de paquete de esfuerzos de Venezuela en el ámbito de la aviación de defensa.

“No fue construido para transportar partes de autos, fue construido para apoyar los programas secretos que Irán y Venezuela tienen en Venezuela. El avión mismo es uno que pertenece a Irán, que le dio un permiso para usar el avión por un año”, detalló.

Así también, indicó que Emtrasur está siendo administrada por dos empresas que tienen muchas sanciones porque utilizan los aviones para apoyar programas militares secretos con acciones bélicas. “Por eso mismo tiene dificultad para acceder a componentes y repuestos para sus operaciones, por eso buscan países terceros para buscarlos. Entonces buscan meterse en industrias y fábricas en otros países para conseguir componentes que necesitan para Venezuela”, explicó.

En ese sentido, explicó básicamente que el avión pudo ir a Argentina no para conseguir autopartes comunes, sino autopartes que les pueden servir para la fabricación de armamentos, en el marco de lo que se conoce como “operaciones de doble uso”. “No es que ocultás el cargamento, sino que el cargamento que llevás tiene varias aplicaciones”, precisó.

También indicó que por ello se plantea que los elementos que buscaban llevar de Argentina no eran autopartes comunes, sino que pueden ser utilizados para varios tipos de misiles, por ejemplo.

Cabe resaltar que Joseph Humire es director ejecutivo del Centro de estudios para una Sociedad Libre y Segura, es experto en seguridad global, especializado en el análisis de redes de amenazas trasreginales en el hemisferio occidental.

¿Por qué estuvieron tres días en Paraguay?

Por otra parte, Humire comentó que llevan tiempo monitoreando vuelos como estos y en lo que va del año 2022, seis aviones, tres iraníes y tres venezolanos han estado muy activos en América Latina y van con “relativa frecuencia en Asunción”. Sin embargo, muy pocas veces estuvieron en Ciudad del Este, como lo hicieron entre el 13 y 15 de mayo.

“Y normalmente se quedan un día o día y medio, en este caso se quedaron tres días, eso me llamó mucho la atención. También me llamó la atención que era un cargamento de cigarrillos, porque no es el cargamento regular de este avión. Cigarrillos es un viejo mecanismo conocido para lavar dinero, entonces no sé si ese fue el propósito pero tuvo algo de importancia ese viaje, con lo que empezaron a hacer en mayo… porque estos aviones fueron muy activos en el mes de mayo”, detalló en contacto con ABC TV.

En otro momento, destacó que no existía ninguna “necesidad” de que dicha tripulación de 12 personas se quede por tres días, sobre todo considerando que la carga era solo de cigarrillos. “Lo único que me viene a la mente es que tenía que ver con conversaciones o reuniones”, enfatizó.

Explicó que los iraníes de la tripulación no solamente están formados en aviación sino también en inteligencia y contrainteligencia. “Seguramente tienen la habilidad de pasar mensajes o hacer comunicaciones que los líderes en Irán y Hizbulá necesitan hacer en los diferentes países. Mi sospecha es que también fue por ese lado, recoger y dar información… o tal vez algo de financiamiento”, detalló.

Relaciones entre Venezuela e Irán

Por otra parte, el experto explicó que Venezuela ha sido una puerta para que el terrorismo internacional llegue a América latina, puesto que está comprobado que en vez de usar instituciones para luchar contra la llegada de terroristas, han usado sus instituciones para apoyar a dichos criminales.

“Migraciones de Venezuela ha ofrecido documentos a personas sospechadas por tener vínculos con terroristas del medio oriente, principalmente el Hizbulá, pero no solo ese grupo”, contó.

Así también, explicó que el terrorismo es un proceso que toma muchos años, puesto que no solo se trata de las bombas sino de todo el financiamiento, la logística, el transporte y la inteligencia para la planificación, que es lo que se cree se está iniciando en América Latina.

“Entre Venezuela e Irán no solamente tienen relaciones por el tema del terrorismo, estamos hablando de una relación que ha evolucionado al tener intercambio militar”, añadió.

El contrabando de cigarrillos y el terrorismo en América Latina

Por otra parte, volvió al punto del contrabando de cigarrillos como financiamiento para el terrorismo e indicó que es un mecanismo común de Hizbulá. “No tengo evidencias con este caso pero sí es un viejo mecanismo”, consideró.

En cuanto a la instalación del terrorismo en América Latina, explicó que el obstáculo para lograr la hegemonía que quieren los iraníes del Hizbulá es Estados Unidos y por ello creen que solo podrán amenazar a dicho país teniendo presencia en esta parte del mundo.

“Necesitan construir esa presencia de forma simétrica, usando redes, operaciones de doble uso. Están creciendo drásticamente en estos últimos años por Evo Morales en Bolivia, en Nicaragua y con Cristina Kirchner en Argentina, ellos han evolucionado para tener contactos del mundo político en América Latina, para dar cobertura en su misión militar”, detalló.

Un poco de contexto sobre el Hizbulá e Irán

Para que la ciudadanía comprenda un poco más, explicó que el Hizbulá es una organización que tiene muchos brazos. “Es muchas cosas, es un partido político en Líbano, son cadenas de televisiones, obras sociales… pero también tienen brazos armados, grupos de inteligencia y grupos clandestinos, una unidad llamada 910, que es un servicio exterior con el cual hacen terrorismo”, detalló.

Así también, explicó que el Hizbulá nació en el Líbano pero liderado por un iraní, por lo cual este país ha formado parte del grupo desde el inicio. “Hizbulá es una herramienta utilizada por Irán para tener presencia en el mundo árabe, que es la mayoría del Medio Oriente, porque quieren controlar su vecindario”, puntualizó.

Construyendo redes políticas en América Latina

Por otra parte, destacó el importante trabajo que han estado realizando desde Hizbulá para conseguir identificar a políticos de América Latina que podrían tener cercanía con su ideología. “Que no es solamente islámico radical, sino es antiimperialista, buscan esa tendencia en políticos y tratan de reclutarlos para tener cobertura”, explicó.

El experto aseguró que el grupo ya tiene sus adherentes en varios estamentos, empezando por presidentes pero también yendo por congresistas, alcaldes, gobernadores. “Lo están haciendo en conjunto con Rusia y China, están trabajando en el mismo puente de políticos, ese concepto de abrazar la corrupción como mecanismo para el reclutamiento”, consideró.

“Explican la revolución iraní como movimiento social que se levantó para proteger los recursos naturales en su país, cuando empiezan así se abren puertas por el tema del movimiento social y la protección de recursos naturales. Eso los vincula con grupos como las FARC, y ese pensamiento les permite ponerse en un plano político”, consideró.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.