Niño quemado con agua hirviendo por su padre recibe curaciones en el Cenquer

El niño que fue quemado con agua hirviendo por su padre el domingo recibe curaciones en el Centro Nacional del Quemado y Cirugía Reconstructiva (Cenquer) donde está internado. Día a día su evolución indicará si necesitará algún tipo de injerto.

En el Cenquer se realizarán intervenciones quirúrgicas a cargo de profesionales médicos paraguayos y extranjeros.
El niño que fue quemado con agua hirviendo por su padre el domingo recibe curaciones en el Centro Nacional del Quemado y Cirugía Reconstructiva (Cenquer) donde está internado. Día a día su evolución indicará si necesitará algún tipo de injerto.Archivo, ABC Color

El Dr. Saúl Zaputovich, director médico del Cenquer, comentó a ABC Color que el niño quemado en área de rostro y cabeza ingresó el domingo a la noche, procedente de Santaní. Precisó que “un 10 % del cuerpo es la zona afectada en rostro y cabeza, una quemadura que está con curativos como lesión reciente”.

Aclaró que no está en terapia intensiva, recibe curaciones día de por medio en el tipo de quemadura que se encuentra entre segundo y segundo grado profundo.

Evolución del niño quemado

El paciente se encuentra en sala común, no en terapia intensiva, y los médicos ven la evolución día a día, según comentó el galeno.

“Es temprano para decir si necesitará injerto, si amerita o no, hay que ver mañana cuando se realiza otra curación y ahí vamos a tener otro pronóstico”, declaró.

Afortunadamente el niño no está con respirador, su dolor se trata con analgésicos, y se alimenta normalmente, según refirió el director médico.

Antecedentes de la quemadura

Una fiesta de cumpleaños el domingo pasado en Santaní donde los adultos habían comenzado a tomar cerveza desde la mañana se interrumpió cuando el padre de familia tomó una olla y volcó el contenido que hervía dentro sobre la cabeza de su hijo de tres años.

El fiscal Florencio Pereira fue a la casa donde ocurrieron los hechos y encontró supuestamente al papá del menor totalmente alcoholizado, con evidencias claras en el lugar.

“No podía pararse, ni caminar solo, el olor a alcohol era fuerte”, describió.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.