Cynthia Tarragó se salva de escrache de ginecólogo en un restaurante

Cynthia Tarragó fue a cenar el viernes pasado a un restaurante de Villa Morra. Su presencia no pasó desapercibida y causó incomodidad en otros clientes. Cuando la exdiputada colorada y condenada en Estados Unidos se percató de la inminencia de un escrache se retiró discretamente del sitio. El médico ginecólogo y socialité Raúl Fanego relató en primera persona el episodio.

Cynthia Tarragó el día que regresó a Paraguay, el 29 de abril. Ese día prometió dar una conferencia de prensa, pero desde entonces permanecía fuera de la mirada pública. El viernes fue a un restaurante, y ante la inminencia de un escrache, se retiró.
Cynthia Tarragó el día que regresó a Paraguay, el 29 de abril. Ese día prometió dar una conferencia de prensa, pero desde entonces permanecía fuera de la mirada pública. El viernes fue a un restaurante, y ante la inminencia de un escrache, se retiró.Pedro Gonzalez

El Dr. Raúl Fanego relató -sin mencionar su nombre explícitamente- cómo Cynthia Tarragó se salvó de ser escrachada en un restaurante de Villa Morra. Según contó en su cuenta de Instagram, junto con algunos de los presentes, buscaron a la exdiputada para solicitarle que se retirara del lugar, ya que generaba incomodidad y miedo a ser víctimas colaterales de un eventual ataque de represalia contra la condenada por la justicia de EE.UU.

Sin dar nombres, el doctor Raúl Fanego expresó su miedo al correr peligro por estar próximo a una persona con reciente condena en Estados Unidos por lavado de activos, que podría recibir un ataque en represalia, con eventuales víctimas colaterales.

Esta situación se dio en un restaurante situado en el barrio Villa Morra, lugar frecuentado por el médico y otros amigos suyos. Al llegar, Fanego se percató de la presencia, en la primera mesa, de “una persona que recientemente fue liberada de la cárcel y estuvo en el extranjero condenada por narcotráfico”. Por eso, escribió en Instagram, dijo en voz alta: “hay que tener cara para venir a un lugar público”. Después el médico se dirigió de nuevo hacia la mesa donde estaba Tarragó, pero ya se había retirado. “Espero haya sido por mi comentario a viva voz”, escribió.

Si bien el médico no da nombres, el caso al que hace referencia es el de Cynthia Tarragó, ya que es la única que cuenta con una condena por parte de la justicia de EE.UU. y que fue liberada hace unos meses.

Víctimas colaterales, incomodidad y miedo

Según manifestó Fanego a ABC, una persona condenada, que estuvo presa y que se expone de esa manera en un lugar público, arriesga también al resto de las personas que la rodean, considerando que no es improbable que alguien quiera tomar represalias en su contra. El más famoso antecedente es el atentado en el anfiteatro de San Bernardino, que tuvo como víctima colateral a la influencer Cristina “Vita” Aranda.

Raúl Fanego asegura que su idea no era entrar en polémica, sin embargo denunció que la presencia de esta persona generó incomodidad en varios de los presentes. Dijo que el dueño del restaurante, que es su amigo, no estaba presente en el sitio en el momento en que ocurrieron los hechos, por lo que no acudió a él para solicitarle que le pida a esta persona que se retirase del lugar, por representar un peligro tanto para ella misma, como para todos los demás presentes.

Antecedentes de Cynthia Tarragó

Cynthia Tarragó estuvo 33 meses presa en una cárcel de Nueva Jersey, tras ser declarada culpable por la jueza Freda Wolfson en una causa originada a partir de una investigación realizada por el Buró Federal de Investigaciones de los EE.UU. (FBI). Tarragó y su esposo Raimundo Va acordaron aceptar unos US$ 2.000.000 de dos personas que se presentaron como narcotraficantes, y que en realidad eran agentes del FBI.

Este dinero lo blanquearon a través de una red internacional de cuentas para mimetizar su origen ilegal.

Escraches en restaurantes

Los escraches a políticos vinculados con casos de corrupción o delitos no son extraños en Paraguay. Uno de los más famosos ocurrió el 13 de febrero de 2021 cuando el entonces jefe de gabinete civil de la Presidencia, Juan Ernesto Villamayor fue a cenar al restaurante Maurice de Talleyrand. Allí fue no solo abucheado, sino también golpeado por otro de los comensales. Le reclamaban que se retirara del lugar y le gritaban insultos como bandido y ladrón.

Otro antecedente en un restaurante ocurrió con José María Ibáñez, que junto con su esposa Lorena Plabst tuvo que retirarse del restaurante O Gaucho por el enojo de los demás clientes, que se oponían a su presencia. Ocurrió en el 2014.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.