Nuevamente reportan mortandad de peces en el Tebicuarymí

La unidad especializada en delitos ambientales del Ministerio Público de la capital guaireña investiga la mortandad de peces aparentemente por la contaminación del río Tebicuarymí en zona de Itapé. Los pobladores se mostraron muy preocupados y sospechan que habría vertido de desechos de la Azucarera Paraguaya SA (Azpa), asentada en Tebicuary.

Gran cantidad de peces muertos a orillas del río Tebicuarymí en Itapé.
Gran cantidad de peces muertos a orillas del río Tebicuarymí en Itapé.gen

Ante denuncias de mortandad de una gran cantidad de peces de distintas especies registrada entre ayer jueves y hoy viernes en la localidad de Itapé, Guairá, por la aparente contaminación del río Tebicuarymí, la unidad del medio ambiente de la Fiscalía se constituyó hasta el lugar para constatar el hecho y tomó muestras de agua compuesta a fin de determinar si existe algún producto químico o sustancias que hayan provocado la contaminación del cauce.

“Evidentemente hubo una mortandad masiva de peces aparentemente por contaminación. Se tomaron muestras de agua compuesta de diferentes puntos del río arriba y abajo y ya lo hemos remitido hasta el Instituto Nacional de Tecnología Normalización y Metrología para el análisis laboratorial”, explicó el agente fiscal Erico Avalos.

Por mortandad de peces azucarera paraguaya nuevamente en la mira

El principal sospechoso de la aparente contaminación del río Tebicuarymí es la Azucarera Paraguaya SA (Azpa) asentada a orillas del cauce en el distrito de Tebicuary, Guairá, ubicada geográficamente aguas arriba y a unos kilómetros de Itapé, teniendo en cuenta que los pobladores de la zona indicaron que se arrojaron desechos y restos de vinaza de caña.

“Se sindica a la Azucarera Paraguaya como principal sospechosa de la contaminación, el hecho se ha corroborado visualmente aguas abajo del establecimiento azucarero, pero el estudio de la contaminación es algo que debemos trabajar de manera coordinada con el Ministerio del Medio Ambiente, porque cuando exigimos que exhiban su licencia ambiental, ellos nos ponen sobre la mesa brillantes documentos con su plan de gestión ambiental y las medidas de mitigación, sin embargo, en la práctica no sucede eso”, sostuvo Ávalos.

Asimismo, el agente fiscal indicó que este nuevo hecho forma parte de una larga lista de denuncias en contra del ingenio azucarero por supuesta contaminación que nunca llega a una conclusión porque, “desde el punto de vista penal ambiental nos deja atados de pies y manos, así es que se debe verificar bien con el equipo técnico del Mades y que en caso de que incumplan algunas medidas o disposiciones legales exigir que esto se ponga en forma para evitar cualquier irregularidad”, alegó el fiscal.

La denuncia de mortandad de peces fue realizada por la comisión de caza y pesca de Itapé, como también a través de las redes sociales donde circularon fotografías y filmaciones donde se observan grandes cantidades de peces flotando a orillas del río Tebicuarymí. Los pobladores aprovecharon la ocasión y “en bolsas” se llevaron los peces como mandi’i, mbata, boga, dorado y otras especies, bajo el riesgo de que no sean aptos para el consumo.

Niegan responsabilidad

Desde la Azucarera Paraguaya niegan categóricamente que el ingenio haya vertido desechos o algún componente químico que haya contaminado el río. Aseguraron que las piletas de sedimentación y tratamiento de los efluentes se encuentran en óptimas condiciones y por debajo del nivel de capacidad por lo que aseguran tampoco habría algún desborde.

“Nosotros de ninguna manera realizamos ninguna acción que atente contra el medio ambiente, siempre cuidamos los detalles, lastimosamente siempre que hay algún fenómeno de este tipo le culpan a la fábrica. Nuestras piletas están por debajo de su nivel de capacidad, además de eso en caso de desborde existe un plan de mitigación, siempre tratamos de hacer bien las cosas”, alegó el gerente de la Azucarera, Ing. Raimundo Pedrozo.

Al respecto, también acotó que en los últimos días se han registrado muchas lluvias que pudieron haber causado algún desborde en algún otro lugar y fue a parar al río, pero que desde el ingenio azucarero no se ha vertido nada al cauce.

“Como Azpa siempre tratamos de trabajar de la mejor manera hasta en los años más difíciles, muchas veces las denuncias vienen de gente que no sabemos cuáles son sus pretensiones, pero lastimosamente una vez más vamos a tener que defendernos y demostrar que no somos nosotros los que contaminamos”, puntualizó Pedrozo.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.