"Valió la pena", dice diputado que recibió un disparo

El disparo que recibió en el rostro a la altura de la boca por parte del suboficial Benito Sanabria le cambió la vida al diputado Édgar Acosta. Vivió duros momentos y hasta sintió que ahí terminaba todo, pero dos años después reconoce que valió la pena.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HRNWS3DB2VEPTA7XMUATWVHBHM.jpg

Tras 11 cirugías reconstructivas, el diputado Édgar Acosta (PLRA), parado en el mismo lugar que le cambió el rostro, recuerda lo que atravesó ese 31 de marzo de 2017. Ese día, la ciudadanía salió a manifestarse contra la enmienda constitucional que buscaba la reelección presidencial de Horacio Cartes, que terminó en la quema del Congreso y la muerte de Rodrigo Quintana.

“Había un momento de crispación, no muchos manifestantes, entonces me tropiezo por mí mismo, no es que nadie me hace zancadilla, sino yo me tropiezo, eso hice que yo me acerque más rápido. Yo siempre busco el justificativo de por qué me disparó, ¿verdad? Y uno de ellos es: ¿será que el policía pensó que yo aceleré mi marcha para pegarle?, ¿pero quién es el ciudadano que les va a pegar si ellos tienen escudos, están armados y yo no tengo nada?”, rememoró.

PUBLICIDAD

Afirmó que hasta ahora no logra comprender por qué un uniformado puso de esa manera el arma para dispararle a tan corta distancia. “Yo me caigo; fue como un golpe muy fuerte que me tira en el piso, pero no estaba dimensionando hasta que la gente se acerca a mirarme y dije 'acá la cosa está fea'”, agregó.

 

Comentó que en total fueron ocho los balines de goma que terminaron en su boca, lo cual le costó cinco dientes. “Cuando me toco la boca y se caen mis dientes, lo que venía después era carne, no era sangre, fue muy fuerte. No sé cómo referenciar cuando uno siente que se va a morir, es como que siente que va perdiendo la fuerza y que ahí termina todo”, confesó.

Al ser consultado si valió la pena, responde con una rotunda certeza de manera afirmativa. “Sí, valió la pena; nos mostró el camino para que otros que llegan al cargo no quieran estar por encima de la ley. Uno de los momentos felices, entre comillas, entre tanto sufrimiento en el hospital, fue cuando me informan que terminó definitivamente el proyecto de enmienda”, sostuvo.

Con respecto a la reciente visita de José Ortiz, gerente de la empresa de Horacio Cartes, al Palacio de López para reunirse con el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, expresó su desacuerdo total.

“Lo tomo muy personal las acciones de Mario Abdo, hasta me cae bien Marito, compartíamos los mismos ideales, que una persona que estaba en el cruce de llamadas como José Ortiz llega al Palacio de Gobierno como si fuera que no pasó nada. Está bien, proyecto de inversión puede decir, pero también no hay que serlo sino parecerlo en este Gobierno”, concluyó.

A su vez, el oficial que le disparó en la cara fue condenado a 12 años de prisión tras determinarse que actuó de manera negligente, puesto que está prohibido apuntar al rostro. No obstante, cabe resaltar que otros manifestantes también recibieron disparos en el rostro e, incluso, uno de ellos llegó a perder un ojo

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD