Éxito del “gugleador” público

A un día de haberse lanzado el buscador de funcionarios públicos, ABC Color recibió numerosas denuncias de nepotismo y tráfico de influencia al correo datos@abc.com.py. Este sistema permitió desenmascarar varios “clanes” que “maman” del Estado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VWAAZ6WWBZBFPJARR56CS77FZM.jpg

El buscador de ABC Color fue lanzado la tarde del lunes y desde entonces ya son centenares las respuestas de la ciudadanía sobre presuntos ubicados en la función pública.

La colaboración de los lectores permitió desnudar más casos de familiares ubicados en varias entidades del Estado, además de planilleros y empleados con jugosos salarios, pese a no contar siquiera con formación universitaria.

Uno de los casos corresponde al “clan” Capurro, encabezado por el exdiputado Hugo César Capurro Flores.

PUBLICIDAD

El dirigente liberal tiene distribuidos varios miembros de su familia en el Poder Judicial, el Congreso, la Fiscalía, el Ministerio de Agricultura y el Tribunal Superior de Justicia Electoral.

Otras denuncias salpican al senador Silvio Ovelar, conocido por los tratos “apu'a”, y el diputado Mario Soto Estigarribia.

La ciudadanía puede seguir colaborando con sus reportes a través de la dirección electrónica datos@abc.com.py.

Se garantiza el anonimato de todos los lectores que apoyen esta iniciativa que apunta a transparentar el manejo del dinero público.

El "gugleador" permanece en la parte superior de la página web de ABC, bajo el nombre “Se busca”.

El diario logró sumar una base de datos con los nombres de 48.000 funcionarios de diferentes instituciones que accedieron a entregar sus nóminas.

Aún se aguarda la lista de la mayoría de los entes estatales, que están obligados -por mandato constitucional- a cumplir con el derecho a la información pública.

Las presiones por la transparencia en el personal del Estado cobraron fuerza luego de que ABC Color publicara los primeros casos de familiares y "amigos"de parlamentarios ubicados en el Congreso.

El caso más emblemático es el del senador Víctor Bogado, quien ubicó a su niñera con jugosos salarios. El legislador inclusive llegó a negar el hecho; sin embargo, el diario accedió a documentos que prueban que el político mintió e incurrió en tráfico de influencia.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD