Los casos de parricidios conocidos en los últimos 10 años

En los últimos 10 años fueron varios los casos en el que los hijos asesinaron a sus progenitores. Esta característica se considera como un agravante según el Código Penal paraguayo en su artículo 105. Repasamos algunos de los parricidios más recordados.

Domicilio donde ocurrió el matricidio de la docente en Paraguarí.
Domicilio donde ocurrió el matricidio de la docente en Paraguarí.abc color

El nuevo caso en el que dos hermanas supuestamente habrían asesinado a su madre en Paraguarí, trae a colación una variada cantidad de casos en que los hijos matan a sus progenitores.

Este tipo de hechos se considera como un agravante en el artículo 105 del Código Penal, estableciendo una pena de hasta 30 años de cárcel más 10 de seguridad para quienes cometieran el hecho.

Niño mata a padrastro en defensa de su madre

El 1 de mayo del 2022 un niño de 10 años presuntamente mató a puñaladas a su padrastro para defender a su madre que estaba siendo atacada por la pareja de 22 años. La familia era de la comunidad indígena de Yby Yaú.

Según el informe policial, el padrastro habría llegado borracho y empezó a agredir a su pareja, la madre del niño. El hombre clavó con un cuchillo a la mujer en el brazo, lo que habría motivado al niño a abalanzarse sobre él, apuñalándole varias veces.

Joven mata a su padre para defender a su primo

El sábado 15 de enero del 2022 Richard González, un joven de 18 años, supuestamente mató de una puñalada a su padre, Pelagio González, de 52 años de edad, luego de una discusión cuando compartían tragos en el barrio Lote Guazú de San Lorenzo.

El joven, tras ser detenido, dijo que presuntamente cometió el asesinato para defender a su primo en el momento en que la víctima empezó a atacarlo. El joven contaba con antecedentes de violencia familiar.

Mató a su padre compartiendo tragos

El viernes 12 de noviembre del 2021 José Maidana Riveros, de 21 años en ese entonces, presumiblemente asesinó de una puñalada a su padre, Alfredo Antonio Maidana, de 44 años. El crimen ocurrió en el barrio Sur de Cerrito, Ñeembucú.

Según el fiscal que lleva la causa, Hugo Dávalos, padre e hijo estaban compartiendo tragos, cuando en un momento iniciaron una discusión que terminó con la puñalada fatal. Tras el hecho, el autor del hecho acudió a lo de un vecino informando de lo que había pasado.

Asesinó a su bisabuela

En mayo de 2018, Willian Gerardo Argüello Meza, alias Willian’i, supuestamente asesinó a su bisabuela de 84 años, identificada como Juana Bautista viuda de Meza, al golpearle la cabeza con una piedra. El asesino, según la Policía, confesó haber cometido el crimen tras ser detenido en la vivienda ubicada en la fracción San Luis, del barrio María Victoria de Pedro Juan Caballero.

El hoy condenado confesó en el momento de su aprehensión que cometió el asesinato debido a ser supuestamente acechado por San La Muerte, quien le ordenaba sangre en compensación de una promesa que realizó a una mujer que lo introdujo al satanismo. El autor era conocido en ese entonces por su adicción al crack.

Joven mató a su madre bajo supuesto efecto de drogas

El sábado 12 de agosto del 2017, el joven Miguel Ángel Guerrero, que cuando eso tenía 23 años, fue sindicado de asesinar a su madre identificada como Isabel Servín Cano, de 58 años. El autor apuñaló a la mujer en la casa de la familia ubicada en las calles Madagascar casi San Pedro, del barrio Reducto de San Lorenzo.

Según manifestaron los intervinientes que detuvieron al autor, el hecho se habría realizado bajo los efectos de alguna sustancia, agregando incluso que en el momento de la detención no pudieron indagar sobre más datos al parricida, debido a que aparentemente seguía bajo los efectos de alguna droga.

Mató a su padre en supuesta venganza por abuso de su hermana

El lunes 26 de setiembre del 2016, Pablo Valdovinos presuntamente asesinó a su padre disparándole 4 tiros en su casa que se ubicaba en el barrio San Blas de Mariano Roque Alonso. El joven fue detenido cuando se encontraba viajando a la capital de Itapúa, según declaró, en su deseo de volver a Asunción para entregarse por el crimen.

Días después de su captura argumentó asesinó a su padre debido a que su hermana le confesó que había sufrido abusos sexuales por parte de su progenitor, e incluso los hijos de la hermana serían del propio padre asesinado, según relató.

Decapitó a su padre

El sábado 14 de marzo del 2015 el joven de 27 años, Sebastián Salinas, fue acusador de haber asesinado a su padre al cortarle la cabeza con un machete a su padre de 74 años, Demetrio Salinas.

Además, hirió a su madre, Juana Bautista Recalde, con el mismo machete; pero fue socorrida por vecinos de la zona que ayudaron a la mujer. Sin embargo, el autor del hecho escapó hacia el monte con el arma.

El hecho ocurrió en el asentamiento Toro Pirú 2, del distrito de Guayaibí, del departamento de San Pedro. El parricida fue capturado días después en la compañía Jhuguá Mercedes, de General Aquino. Los intervinientes manifestaron que el asesino tenía problemas mentales.

Joven con problemas mentales comete doble parricidio

Entre la noche del viernes 11 y la madrugada del sábado 12 de julio del 2014, Carlos David Blanco habría asesinado a martillazos a sus padres, María Teresa Villagra y José Blanco Rey, comerciante español.

Según los investigadores, Carlos Blanco sorprendió y atacó a su padre golpeándolo con un martillo mientras dormía en la habitación matrimonial, en la planta alta de su vivienda que quedaba ubicada en la calle Casanello Nº 1553 del barrio San Vicente de Asunción.

Los golpes habrían despertado a la madre, quien corrió a refugiarse en una habitación contigua, sin embargo el parricida la alcanzó y mató a martillazos, pese a que opuso una tenaz resistencia , según relató el Comisario César Silguero, quien entonces era jefe del departamento de Homicidios de la Policía Nacional.

Luego del doble homicidio, el victimario intentó ocultar los cuerpos en una fosa que cavó en el patio de la casa, fosa descubierta el martes siguiente por pintores que acudieron a la vivienda contratados por el comerciante asesinado.

El joven que cuando eso tenía 37 años padece problemas mentales, por lo que el matrimonio lo mantenía bajo control y con estrictos cuidados, además de discusiones para internarlo en en hospital neuropsiquiátrico, lo que habría desencadenado la ira del parricida, según manifestaron los intervinientes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.