Critican subsidio al combustible de Petropar en plena época electoral

Gremios empresariales cuestionaron que el Gobierno pretenda de nuevo bajar el precio de combustibles de Petropar, creando un subsidio con dinero que corresponde al fisco. Se trata de US$ 8 millones que serían utilizados sin control por tres meses, en plena época electoral, y que además alterará el mercado.

El Gobierno pretende bajar los precios de combustibles de Petropar creando un fondo transitorio para amortiguar las reducciones de sus precios, durante tres meses.
El Gobierno pretende bajar los precios de combustibles de Petropar creando un fondo transitorio para amortiguar las reducciones de sus precios, durante tres meses.

“El subsidio siempre es malo y perjudicial porque esa reducción de la cotización de combustibles de Petropar no se reflejará en la disminución de precios de productos y servicios del mercado”, recalcó Luis Tavella, presidente de la Federación Paraguaya de Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Fedemipymes).

Las declaraciones las emitió ante el plan del presidente Mario Abdo Benítez enviado al Legislativo para crear un fondo transitorio para el subsidio del diésel Tipo III (común) y la nafta de 93 octanos del emblema estatal, con dinero que corresponde a las transferencias al Tesoro en concepto de aporte intergubernamental.

Tavella opinó que no tiene lógica el sacrificio fiscal ya que los precios locales están estables hace más de 60 días. “Este panorama implica que las empresas y los transportistas ya ajustaron sus precios y el resultado de ello se refleja en la inflación de dos dígitos”, argumentó.

Añadió que la medida no tendría impacto importante en la economía, por lo tanto, consideró que la decisión tiene fines electorales.

Ernesto Figueredo, de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios del Paraguay (CNCS), señaló que “lastimosamente caemos de nuevo en el mismo error”. De esta manera hizo alusión al subsidio dado en abril, durante 15 días, mediante la Ley N° 6.900, que le costó al Estado US$ 8,2 millones.

“Debilita las finanzas de la empresa pública y abre el camino a nuevos subsidios que terminarán siendo pagados por todos los contribuyentes”, criticó.

Alberto Sborovsky, de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), indicó que las normativas vigentes prohíben la regulación del mercado mediante leyes que favorecen solamente a un sector.

Héctor Cristaldo, de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), destacó la necesidad de transparentar los costos de Petropar, y no sólo lo relativo a la importación sino que todo el funcionamiento de la empresa estatal y el manejo del stock y sus renovaciones.

“Se van abriendo canillas con recursos que no hay, obedece al sector que más presiona. Todo esto genera una distorsión del mercado”, afirmó Jorge Mendelzon, presidente de la Cámara de Centros Comerciales del Paraguay (CCCP).

David Caballero, de la Asociación de Emprendedores del Paraguay (Asepy), recordó que en la experiencia anterior, la intervención estatal alteró el mercado y favoreció a políticos propietarios de gasolineras al vender más combustibles.

No figura en el orden del día

El orden del día para la sesión del Senado del próximo jueves 22 del corriente no aparece para el tratamiento del proyecto de ley que “crea el fondo transitorio de estabilización de precios de venta al público del gasoil tipo III y la nafta de 93 octanos de Petropar y autoriza establecer precios promocionales en la comercialización de dichos combustibles”.

La propuesta no cuenta con dictamen de comisiones, sobre todo de Hacienda, porque pretende utilizar recursos que la empresa pública transfiere al Estado por aporte intergubernamental.

Transportistas califican de “reinversión”

El vocero de los camioneros Darío Toñánez negó que el Gobierno aplique un subsidio a combustibles de Petropar sino que, según dijo, se trata de una maniobra comercial para bajar el precio de los productos. Sólo es una gestión comercial de “reinversión” de las utilidades, alegó.

Toñánez insistió en que no afectará a Hacienda que Petropar utilice sus utilidades para poder abaratar sus costos y de esta manera vender más volumen. “Al bajar los precios de sus productos aumentará la demanda y por lo tanto beneficiará a Petropar con un aumento de sus ventas”, dijo. Recalcó que es cuestión administrativa que cualquier empresa lo puede hacer.

Al ser requerido que el dinero que se aspira usar es el aporte intergubernamental y es parte del Presupuesto General de la Nación (PGN) 2022, respondió que Petropar es una empresa y tiene que tener la libertad de hacer sus gestiones para competir en el mercado. “Petropar no es un ente regulador”, dijo.

Recordó que el emblema estatal tiene menor participación local y una estructura mucho más grande que las de su rubro. “Si Petropar tiene G. 200.000 millones de utilidades con una baja participación y una estructura tan grande (recursos humanos), imaginate las privadas con mayor presencia en el país y menos personal. Fija es mucho más su ganancia y pueden reinvertir, hacer cualquier estrategia para no perder clientes”, dijo.

Añadió que la ciudadanía está sufriendo la crisis económica y es momento que las empresas del rubro de combustible también pongan de su parte en este contexto, opinó.

Para Petropar, “la única solución”

El presidente de Petróleos Paraguayos (Petropar), Denis Lichi, afirmó que el subsidio es la única alternativa para concretarse la baja en los precios de los combustibles que fue anunciada por el Gobierno.

Según reportó el ministerio del Interior Federico González el viernes pasado, con el proyecto de ley presentado al Legislativo se podrá concretar una reducción de G. 560 por litro del diésel Tipo III (común) y de la nafta 93 octanos de la petrolera estatal. Se trata del plan con el cual se logró un acuerdo para levantar las protestas de camioneros.

Sin embargo, en el mencionado documento presentado por los senadores liberales José “Pakova” Ledesma y Carlos Zena, no se detecta ningún sustento técnico que establezca la baja en el monto anunciado, sino que autoriza a “establecer precios promocionales en la comercialización de dichos combustibles” y con la mitad del monto que corresponde el aporte interguberamental estipula amortiguar esas reducciones, durante tres meses o cuando acabe el fondo.

Se trata de US$ 8 millones.

“Yo también voy a comprar combustible de Petropar; toda la ciudadanía será beneficiada con esto. En referencia a los emblemas privados, cada uno puede estar viendo”, sentenció, de aprobarse la propuesta en el Congreso Nacional.

Lichi señaló el beneficio será una medida “temporal” y estaría culminando por cualquiera de dos alternativas, “que se terminen los fondos establecidos o cuando bajen los precios”. El documento dice que al culminar el plazo de tres meses o los fondos disponibles.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.