Los servicios financieros y el importante avance registrado en el Paraguay

Los datos sobre inclusión financiera en Paraguay, previo a la pandemia, habían revelado que el 31,1% de la población mayor de 15 años tenía una cuenta en el país con institución financiera formal. Esta cifra era muy inferior al 50% de la población adulta bancarizada en América Latina. Así, entre las naciones con más penetración de las instituciones financieras formales figuraba Chile con 73,8%, siendo el promedio de la región 56,3% (Global Findex- Banco Mundial). En nuestro país los servicios financieros digitales ganan terreno así como la adopción de la tecnología para las transacciones.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/5AHGKSM5HFEOFA5DF53IBULC24.jpg
GENTILEZA

Con respecto al acceso a créditos, datos del Fintech for Financial Inclusion in Latin America and the Caribbean: the case of Paraguay, mostraban que el 15% de la población en Paraguay y el 37% de las pequeñas y medianas empresas tienen acceso a créditos de entidades formales, cuando en la región se situó en 23%. De acuerdo con el mencionado estudio presentado en febrero de 2020, en Paraguay, el sector Fintech (empresas que utilizan la tecnología para expandirse, ofrecer productos o servicios financieros innovadores) aún se encontraba en pleno incipiente crecimiento con 36 empresas ofreciendo servicios Fintech en 2019.

Además, con una participación en torno a los US$ 1,6 billones en transacciones digitales, lo que ya demostraba el gran potencial del sector en la prepandemia. El informe había sido elaborado por la Universidad Paraguayo Alemana (UPA), en colaboración con la Cámara Paraguaya de Fintech y el Ministerio de Industria y Comercio, a través de la Dirección Nacional de Emprendedurismo (Dinaem) del Viceministerio de Mipymes.

¿Qué ha pasado en la pandemia?

Datos del Banco Central del Paraguay (BCP) correspondiente al tercer trimestre de 2021, muestran que en el uso de servicios financieros los varones conforman el grupo con mayor cantidad de cuentas de depósito en el país (2.456.398) frente a las habilitadas por las mujeres (2.158.421). Tanto los hombres como las féminas verificaron un aumento de 182.648 y 156.978 cuentas, respectivamente en el comparativo interanual, es decir, con el mismo periodo, pero de 2020.

Las cuentas básicas de ahorro, de ahorro a la vista y las cuentas corrientes, presentan similar comportamiento, es decir, de predominancia masculina entre los meses de julio, agosto y setiembre de este año. Solo en el instrumento de Certificado de Depósito de Ahorro (CDA), las mujeres se destacan por encima de los hombres. Asimismo, del total de cuentas de préstamos, los datos del BCP también revelan que los hombres poseen 1.580.207 cuentas de préstamos en comparación a las mujeres (1.161.478).

Créditos para comercio minorista lideran mujeres

De los créditos otorgados y que son destinados al comercio por menor, el grupo femenino supera al masculino. Este comportamiento es inverso a los préstamos concedidos al consumo donde las mujeres han tenido una menor participación, tanto en el tercer trimestre de 2021 como en el interanual.

Con relación a los resultados de las encuestas telefónicas de alta frecuencia en América Latina y el Caribe presentado por el Banco Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) revelan importantes avances en el uso de los servicios financieros digitales.

De acuerdo con los datos, las billeteras móviles facilitaron el acceso a la banca a los segmentos de la población que estaban alejados de la banca tradicional: personas mayores y con menos educación, además de las poblaciones rurales. De hecho, del porcentaje de encuestados en la región, el 25% representó a nuevos usuarios de billetera móvil (% encuestados usuarios). La adopción fue considerablemente mayor entre personas con 55 años y 65 años, con el 52% de nuevos usuarios con estudios de primaria o con menor nivel educativo.

Así, el salto importante observado revela el proceso de inclusión financiera experimentado durante la crisis sanitaria. De hecho, este fenómeno de uso de la banca móvil se ha visto en claro crecimiento desde los primeros registros del Banco Central del Paraguay (BCP) en el año 2017.

Con las restricciones dispuestas durante la crisis sanitaria, las personas se vieron obligadas a adoptar la tecnología para cubrir un alto porcentaje de sus necesidades. En tal sentido, las conocidas como Entidades de Medios de Pagos Electrónicos (EMPEs) o compañías autorizadas y reguladas por el BCP que procesan, administran y/o prestan servicios relacionados con el dinero electrónico registraron un dinamismo sin precedentes en su historia reciente.

La cantidad de cuentas existentes pasó de 2.019.623 en el inicio de 2017 a 5.955.900 en el tercer trimestre de 2021. En el comparativo interanual fue de 5,6%, lo que representó una creación de aproximadamente 320.000 nuevas cuentas. En tanto que las cuentas activas totalizaban 1.257.276 en el 2017, cantidad que aumentó en casi 60% (745.432) para alcanzar 2.002.708 entre los meses de julio, agosto y setiembre de este año.

Además, se observa un pico con más de 10 millones de operaciones durante el segundo trimestre de 2020, en coincidencia con la asistencia estatal a los más vulnerables lanzada e implementada por el Gobierno “Ñangareko” y “Pytyvõ”. Si bien, desde ese período se observa una desaceleración, la cantidad transaccionada se mantiene por encima a la prepandemia. El comportamiento descripto se replica en el componente del volumen operado. Entre abril, mayo y junio del año pasado, meses de las mayores operaciones, el monto se acercó a los G. 2 billones, volumen que fue disminuyendo hasta ubicarse a mitad de lo alcanzado durante el 2020.

Pandemia disparó uso de servicios

En la misma línea, el informe del Banco Mundial y el PNUD reveló el aumento evidente en el uso de servicios y transacciones digitales desde el inicio de la crisis sanitaria. En la región, el 49% de los encuestados reportó un aumento en el uso de la banca móvil para transacciones y el 52% un incremento en el uso de aplicaciones/página web para operaciones.

En Paraguay, el mayor aumento, con casi el 50%, se dio a través de los teléfonos celulares y en menor medida, alrededor de 30% de crecimiento, mediante las apps o plataformas de las instituciones financieras.

El comportamiento fue contrario a lo reportado en Chile y República Dominicana donde las personas reportaron un aumento en el uso de las aplicaciones/página web.

Es de mencionar que, conforme al estudio, el acceso a internet aumentó significativamente durante la pandemia. Sin embargo, la cobertura marca una brecha importante entre las zonas urbanas y rurales, donde ésta última sigue siendo la más relegada. Esta situación explicaría el menor crecimiento reportado en el país cuando se trata de acceso a través de la web, además, de las ventajas que representa el uso de los teléfonos móviles para la gente adulta mayor de las áreas rurales que forma el mayor grupo para el proceso de inclusión de financiera.

A lo anterior, se debe agregar el alto costo de acceder a los servicios digitales y los apagones frecuentes que son desafíos importantes para los hogares a la hora de usar internet tal como revela el informe del BM y el PNUD. Al respecto, el 30% de los hogares reportó tener problemas con la conexión de internet debido al alto costo de internet/ paquetes de datos y el 37% a causa de los apagones.

En Paraguay, los problemas con el acceso a la red se debieron, principalmente a los cortes de energía de acuerdo con aproximadamente 70% de los hogares y casi el 30% reportó que los problemas estuvieron vinculados al costo del servicio.

La importante diferencia se observó igualmente en países como Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Guyana, Honduras. En tanto que en naciones como Uruguay, Brasil, Argentina, los problemas tuvieron su origen en igual medida al alto costo y apagones.

Tarjetas de crédito y de débito

El gerente general de Bancard, Aníbal Corina, destacó la expansión que han tenido las herramientas de pagos electrónicos desde el inicio de la pandemia en 2020. Si bien el uso de la tarjeta de crédito (TC) antes de la crisis era mayor con respecto al de la tarjeta de débito (TD), con la crisis sanitaria, el comportamiento fue en sentido contrario, es decir, la alta incertidumbre provocó que los usuarios hicieran más uso de su TD en lugar de la herramienta de financiación a través de la TC.

En ese contexto, el directivo precisó que las compras con tarjetas de crédito tuvieron un crecimiento del 33% en lo que va de este año con respecto al 2020, aunque esta expansión se ubica aún por debajo del 2% al comparar con el 2019.

El consumo con tarjetas de débito también muestra un aumento significativo del 42% en lo que va del año con relación al 2020 y del 50% frente al 2019. “El mercado de pagos electrónicos está mostrando un repunte considerable. Particularmente en Paraguay, las tarjetas de débito se masificaron, las empresas se formalizaron, empezaron a pagar salarios, la gente también fue cambiando su modo de comprar”, expresó Corina.

Pago con el código QR

Otra herramienta que ha mostrado una considerable expansión ha sido el pago con el código QR. El sistema permitió aproximadamente 400.000 transacciones en lo que va de este 2021, con el 60% de operaciones registradas en Asunción y más de 30.000 comercios adheridos en todo el país.

“Da la facilidad de comprar con el celular sin la necesidad de contar con la tarjeta física, sino solo desde la aplicación de la entidad financiera. Así, la innovación del pago con QR fue creciendo de manera acelerada”, enfatizó el gerente general de Bancard.

Los servicios financieros digitales van ganando terreno en Paraguay. La adopción de la tecnología para las transacciones se ha convertido en la principal herramienta para la población, lo que ha permitido dar seguridad, agilidad, trazabilidad y otras ventajas de las operaciones bajo el mencionado esquema. Si bien aún miles de personas se encuentran fuera del sistema financiero, el avance fue significativo y la apuesta del sector privado resultó clave en todo este proceso.

Por ello, la educación financiera debería convertirse en prioridad para seguir en el proceso de expansión que beneficia al desarrollo y crecimiento del país.

Expansión

La educación financiera debería convertirse en prioridad para seguir en el proceso de expansión, que beneficia al desarrollo y crecimiento del país.

Red

En Paraguay, el problema con acceso a la red se debieron a cortes de energía, según 70% de hogares y casi 30% reportó que se vinculó al costo del servicio.

Débito

El consumo con tarjetas de débito también muestra un aumento significativo del 42% en lo que va del año, con relación al 2020 y del 50% frente al 2019.

Tarjetas

Compra con tarjetas de crédito trepó 33% en lo que va de este año con respecto al 2020, pero todavía se encuentra por debajo del 2% al comparar con 2019.

Código

Otra herramienta que mostró considerable expansión ha sido el pago con el código QR. El sistema permitió hasta ahora unas 400.000 transacciones.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.