Más de 1.700 empresas ya tramitaron el cese temporal o definitivo por la pandemia del COVID-19

Más de 1.700 empresas ya pidieron al Ministerio del Trabajo el cese temporal o definitivo por la crisis económica instalada a raíz de la pandemia del COVID-19, según informó hoy Pedro Halley, gerente de Prestaciones Económicas del IPS.

Para evitar aglomeración de personas, el Ministerio de Trabajo habilitó líneas telefónicas y correo electrónico para que los trabajadores puedan realizar sus denuncias.
Oficinas del Ministerio de Trabajo (Foto archivo).Archivo, ABC Color

Hasta el momento, son 1.780 empresas las que pidieron al Ministerio del Trabajo el cese temporal o definitivo por la pandemia del COVID-19. Esto implica entre 50.000 y 60.000 desempleados, mientras que las que ya fueron informadas al Instituto de Previsión Social (IPS) suman unas 25.000 personas.

Aunque todavía no lo decidió, IPS prevé pagar en dos cuotas el beneficio de G. 1.096.000 a los trabajadores que fueron afectados por el cese parcial o definitivo de sus empresas. “El monto está definido en el decreto, la forma de calcular también, pero IPS quiere pagar en dos cuotas con un lapso de 15 días entre uno y otro porque no sabemos cuánto tiempo más va a durar el desempleo. El temor es entregar ese monto de una vez y que se use todo y después la persona se queda nuevamente sin nada”, señaló Pedro Halley, gerente de Prestaciones Económicas del IPS.

Lea más: IPS pagará subsidio a trabajadores cuya patronal haya suspendido sus actividades por COVID-19

Halley comentó que el proyecto para el sistema de pago que se va a utilizar con los trabajadores que quedaron cesantes o cuyas empresas donde trabajaban cerraron definitivamente está en el Ejecutivo, pero todavía no fue publicado ni promulgado. “Creo que después de Semana Santa vamos a tener el decreto”, dijo Halley.

Lea más: Gremios emplazan al Mtess para resolver suspensión de contratos laborales

“Los parámetros ya están establecidos. Los trabajadores que queden sin ingresos debido al cierre definitivo o temporal de sus empresas, comunicado al Ministerio de Trabajo, el IPS verificará dos requisitos: que tenga cotización a febrero de 2020 y que el rango salarial esté comprendido entre el mínimo imponible y dos salarios mínimos. Cumplido estos requisitos, se pasa al área de liquidación, donde se estima un beneficio de hasta G. 1.096.000 proporcional a los días de desempleados comunicados”, explicó.

Señaló que el empleado no tendrá que hacer ningún papeleo si es que la patronal ya incluyó su nombre enviado al Ministerio de Trabajo y que los cesados en sus trabajos seguirán contando con sus seguros de salud hasta 120 días, tanto para el como para su familia.

Lea más: COVID-19: El 50% de los restaurantes cerraron y los que quedan aguantarían solo 3 meses más

En nuestro país, la cuarentena se aplicada como medida sanitaria contra la propagación del COVID-19 desde el pasado 10 de marzo. Inicialmente la medida debía finalizar este domingo 12 de abril; sin embargo, el presidente de la República, Mario Abdo Benítez, comunicó esta semana que el periodo se extiende una semana más.

Los primeros en comunicar cómo afectaba la crisis a su sector fueron los propietarios de restaurantes, pues sintieron el impacto desde el día en que se anunció el primer caso de coronavirus en nuestro país. A partir de allí, desde los grandes comerciantes hasta los vendedores ambulantes están sufriendo la crisis por el cese de las actividades por la pandemia del COVID-19.

Lea más: Hacienda planea distribuir subsidios a trabajadores informales desde la próxima semana

Actualmente, en Paraguay existen 124 casos confirmados de la enfermedad, cinco fallecidos y 18 recuperados.

Lea más: Confirman cinco nuevos casos de coronavirus y tres más se recuperaron