Juliette: confirman que rastros de sangre eran humanos

Las pruebas laboratoriales confirmaron que son humanos los rastros de sangre hallados en una frazada, una gasa y una piedra en la zona donde fue vista por última vez la pequeña Juliette. Ahora, los investigadores realizarán la prueba de ADN con la madre para determinar si la sangre es de la niña.

Tela hallada en zona boscosa donde supuestamente desapareció Juliette.
Tela hallada en zona boscosa donde supuestamente desapareció Juliette.Luis López, ABC TV

El jefe del Departamento de Homicidios de la Policía, Crio. Sergio Insfrán, confirmó que los rastros de sangre hallados durante los allanamientos realizados en la casa de la familia de Juliette Le Droumaguet son todos humanos, de acuerdo a los resultados laboratoriales.

Recordó que las muestras fueron tomadas de una gasa encontrada en un basurero, de una sabanita y de una roca en la zona boscosa donde fue vista por última vez la niña antes de desaparecer.

Resaltó que para determinar la detención de la madre y el padrastro, Reiner Helmut Oberuber (55) y Lilian María Zapata (34), además de esa evidencia, también fue tenido en cuenta un posible plan de fuga por parte del hombre.

Nota relacionada: Encuentran lo que sería sangre en allanamiento sobre caso de niña desaparecida en Emboscada

Sobre la sangre, contó que en un primer momento ellos consultaron a los miembros de la familia si alguno había tenido recientemente alguna herida que justificara la presencia de la sangre, pero todos negaron esa posibilidad. “Nadie se hizo responsable ni comentó que algún personal (sic) tuvo un corte”, aseguró.

Por otra parte, fue consultado con respecto a un accesorio que cubre el cuello y fue utilizado por la madre de Juliette para una entrevista y su posible indicio como muestra de maltratos. Al respecto, dijo que el padre de la mujer contó que ella habitualmente usa esa prenda de vestir y ayer, cuando detuvieron a los dos ahora sospechosos, la madre no presentaba lesiones en el cuello.

Lea también: Caso Juliette: hallan tres armas de fuego y hasta una catana en casa de padrastro y madre de niña desaparecida

La fiscala general del Estado, Sandra Quiñónez, informó ayer por la mañana que fueron detenidos el padrastro y la madre de la niña francesa que desapareció el 15 de abril pasado en Emboscada. En el informe dado a conocer tras el allanamiento se detalla que fueron incautados dos cuchillos, tres pistolas de la marca Glock 9mm, 738 cartuchos para ese calibre, cuatro celulares, una catana, un dron, una grabadora de circuito cerrado y dos palas, entre otros elementos.

El fiscal Carlos Maldonado contó que la causa que se abre es por supuesta violación del deber de cuidado y abandono, ya que, según las investigaciones, la pequeña era maltratada por ambos.

Recordemos que las mujeres que cuidaban a la niña testificaron que existía un “trato poco cordial” del padrasto hacia Juliette y que su madre la descuidaba.

Lea más: Desaparición de Juliette: hablan de descuidos y “trato poco cordial”

La niña desapareció el miércoles 15 de abril, pero recién se dio a conocer el hecho al día siguiente, cuando el director de la escuela llamó a la Comisaría para reportarlo. Una patrullera acudió a la vivienda y recién allí Zapata contó que su hija estaba jugando con dos cabras el miércoles y a las 10:00 se dieron cuenta de su desaparición.

Los animales fueron hallados a 12 kilómetros del lugar donde queda el inmueble en el cual supuestamente estaba jugando la pequeña. Esa distancia es llamativa, atendiendo a que Juliette cuenta con discapacidad motriz, por lo cual camina con ciertas dificultades. Además de tener una mentalidad de una niña de 4 años, también tiene problemas con el habla, por lo que solo articula algunas palabras.

Nota relacionada: Juliette no aparece y pericias definirán situación de padrastro

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.