Arriban 25 toneladas de insumos comprados por el MSP y donados por Canadá

El Dr. Guillermo Sequera, director de Vigilancia de la Salud, confirmó que este martes llegó al país la carga de insumos médicos de protección personal más grande comprada este año por el Ministerio de Salud a través de la Organización Panamericana de la Salud por US$ 1 millón. En total son 25 toneladas, que incluyen una donación del Gobierno de Canadá.

Insumos médicos que arribaron hoy a nuestro país.
Insumos médicos que arribaron hoy a nuestro país.Ministerio de Salud

El Ministerio de Salud añadió que la carga llegó en un avión procedente de Bielorrusia. “Una gran parte de la carga es compra del Ministerio de Salud vía Organización Panamericana de la Salud, una parte es donación de la Cooperación del Gobierno de Canadá en alianza con la OPS”, detalló la cuenta de Twitter de la Organización Panamericana de la Salud.

Sequera indicó en conversación con ABC que esta es la carga de insumos más grande que llega a nuestro país y fue posible a través de la compra vía OPS. Se trata de insumos de protección médica que reforzará el sistema sanitario en la lucha contra el COVID-19. “La OPS nos da esa capacidad de compra en conjunto y mucho más barata”, explicó.

PUBLICIDAD

En ese contexto, el doctor Luis Escoto, representante de la Organización Panamericana de la Salud y de la Organización Mundial de la Salud, dijo también en comunicación con ABC que estos insumos vienen a asegurar que el personal de blanco esté protegido. Ratificó que son elementos importantes para la protección del COVID-19, como las mascarillas, gafas, máscaras y batas.

“Es para nuestros soldados y soldadas. Es el equipo que viene para nuestros servicios de salud. Se estará distribuyendo en la primera línea tantos en los hospitales como en los centros asistenciales (...) Las personas pueden ir ahora con toda confianza porque el personal de salud está protegiéndose y protegiéndolas”, agregó.

En cuanto a los respiradores dijo que más que buscar estos insumos debemos preocuparnos por mantener la distancia física. “Esos dos metros van a evitar que necesitemos los respiratorios, es un insumo importante, pero en la medida en que cada uno de nosotros nos cuidemos vamos a ver el éxito de esta lucha”, subrayó.

“Julio, muy duro”

PUBLICIDAD

En relación a la expansión del coronavirus en nuestro país, Sequera indicó que el mes que arranca mañana será muy duro en cuanto a que aumentarán los casos confirmados, de acuerdo a la tendencia que se viene dando.

En ese sentido, dijo que, sacando los números del penal de Ciudad del Este, en donde gran parte de los funcionarios y de la población de reos se contagió, se produjo un aumento progresivo “pero no tan vertiginoso”.

“Como el contagio va a ocurrir, la idea es controlarle al virus. Esto se condiciona con la conducta del humano, así vamos a controlar el ritmo de contagio (…) Julio es el mes que, incluso sin COVID, es el más duro, los hospitales están saturados por virus respiratorios en general”, refirió el director de Vigilancia de la Salud.

Sobre la posibilidad de reforzar la cuarentena los fines de semana ante el aumento de casos, indicó que la idea no es castigar a los sectores económicos que hacen el esfuerzo para volver a abrir, sino concienciar a las personas de que tomen las medidas de protección sanitarias necesarias para poder hacer frente a la situación. “Tampoco es que queremos golpear más (con el cierre de negocios) porque ahí no es donde ocurre el problema”, agregó.

Lea más: Un fallecido y 64 positivos, pero no habrá cambios en medidas sanitarias

Niños internados

Sequera informó que hay seis niños internados con COVID-19, pero que no están en esa condición por el coronavirus, sino por enfermedades de base, que es lo que complica sus estados de salud. “Sí, es raro. Gran parte de ellos están internados por otra patología y les hicieron el test de COVID y dio positivo. Pero en los niños y jóvenes generalmente el cuadro es muy leve”, detalló, al tiempo de advertir que hay que insistir en el cuidado de los adultos mayores.

“Los jóvenes internados están internados por otra patología. Los que están internados en terapia son mayores de 60 años, los que están más graves”, refirió. El médico dijo además que enfermedades de base como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) y la diabetes complican en extremo el estado de salud de los contagiados con coronavirus.

Uso del plasma

Desde esta semana se empezará a usar el plasma de la sangre de las personas con COVID-19 para el tratamiento paliativo de la enfermedad, como se viene haciendo en gran parte del mundo.

“El plasma convaleciente es el que tiene más peso de evidencia para decir que cura a los que están internados. Se está trabajando muy bien. Ya fue aprobado el protocolo y a partir de esta semana estaría empezando a utilizarse”, adelantó.

Finalmente, Sequera indicó que, si bien los casos aumentarán en julio, no será como en agosto, cuando se aguardan aun más casos. Dijo que esto obedecerá a que “habrá una fatiga del distanciamiento social, del uso del tapabocas”. Cerró señalando que, si bien se conoce más al virus conforme pasan los días, las consecuencias y proyecciones son aún indeterminables.

La cantidad de casos de COVID-19 hasta ayer era de 2.191. Con los 17 fallecidos (hoy se sumó uno más) y los 1.080 recuperados, la cantidad de casos activos registrados es de 1.094.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD