Desde el 29 de abril, la decisión de volver a clases presenciales será de cada escuela

El ministro de Educación, Juan Manuel Brunetti, reiteró hoy que desde el 29 de abril, la decisión de volver a las clases presenciales quedará a cargo de los comités de riesgo de cada escuela y de cada colegio público, así como es actualmente en las instituciones educativas privadas. “Lo ideal sería tener a los niños dentro de las escuelas”, opinó sin embargo.

Sin posibilidad de dar clases presenciales, una niña recibe refuerzo escolar en una improvisada escuelita del Bañado Norte, atendida por voluntarios.
Sin posibilidad de dar clases presenciales, una niña recibe refuerzo escolar en una improvisada escuelita del Bañado Norte, atendida por voluntarios.Diego Peralbo

Desde el lunes pasado y hasta el 29 de abril, rige una resolución del MEC que dispone la suspensión de clases presenciales en instituciones educativas públicas. También sugiere a los colegios privados hacer lo mismo, pero les permite tomar esa decisión o seguir con las clases híbridas, en parte virtuales y en parte presenciales.

“Después del 29, la decisión de retornar a las clases presenciales o híbridas, va a ser una decisión del Comité Educativo Institucional de Gestión de Riesgo. Como hoy lo es en el sector privado, realmente va a volver a ser después del 29 en el sector público”, señaló esta mañana el ministro Brunetti, tras participar del acto de entrega de 369 notebooks con conectividad de parte de Copaco al Ministerio de Educación y Ciencias (MEC).

Cuando se le consultó si dejar la decisión a cargo de los comités de cada escuela, no sería una forma de deslindar responsabilidades, Brunetti respondió: “¿es una forma de que el Presidente de la República y el ministro dejan de tener el 100% de responsabilidad? Tenés razón, es una forma en la cual compartimos la responsabilidad. Y lo hacemos realmente asumiendo que la realidad del sector privado no es la misma que el sector público”.

“Tenemos 8.600 instituciones del sector público solamente. Las realidades no son las mismas, por eso estamos compartiendo las responsabilidades. Creemos que es la manera responsable de ir construyendo no solamente un proceso educativo, sino ir fortaleciendo la democracia”, añadió el ministro.

Brunetti dijo que el 2020 “fue un año duro para los niños, con el proceso educativo, así que lo ideal sería tener a los niños dentro de las escuelas, pero esa va a ser una decisión que se va a tomar en conjunto, de manera responsable, con cada comité”, insistió.

El ministro informó también que se están terminando de imprimir las copias de fe de erratas de los libros de matemáticas del programa Mapara, para alumnos del 1er al 6to Grado, cuya distribución se había suspendido a principios del año pasado por la importante cantidad de errores que contenían. Brunetti indicó que una vez terminadas las impresiones, estos materiales se entregarán a 1.140.000 estudiantes de todos los grados.

“Sabemos que podría haber algún error dentro de los materiales, que podrían surgir, pero creemos que esos materiales distribuidos y estando en manos de nuestros estudiantes van a ser mucho más útiles que estando guardados dentro del depósito, inclusive con algún error” remarcó Brunetti.

No hay presupuesto para dotar de computadoras a todas las escuelas

Las 369 notebooks entregadas esta mañana por Copaco al MEC irán principalmente a escuelas de Caaguazú y Central, explicó el ministro de Educación, quien sin embargo admitió que no hay presupuesto para que todas las instituciones educativas del país reciban este beneficio.

“Me encantaría poder recibir solicitudes y entregar equipos, lastimosamente no hay presupuesto para eso. Nosotros tenemos más de 80.000 funcionarios dentro del Ministerio de Educación y tenemos más de 8.600 instituciones. Entre el año pasado y este año se distribuyeron 12.000 equipos y estamos distribuyendo a razón de 10, 20 equipos por cada escuela. Creemos que con esto estamos dando un poco de oxígeno y generando un poco de contención, pero para poder distribuir 10 equipos por cada escuela necesitaríamos 80.000 equipos”, señaló Brunetti.

“Nosotros, en el ministerio, vamos a comprar equipos; hay recursos para comprar algunos equipos para entregar a los docentes. Y vamos a tratar de seguir cortando esa brecha tecnológica, no lo vamos a hacer de la noche a la mañana, pero vamos a trabajar denodadamente para tratar de que todos los niños puedan acceder a la tecnología”, prometió el ministro de Educación.