Desorganización, impaciencia y rabia en vacunatorio del autódromo

Las primeras horas de la jornada uno de vacunación contra el COVID-19 para personas de 35 años cumplidos o más se convirtieron en un calvario para aquellos que fueron al vacunatorio del autódromo Rubén Dumot, en donde se formó una extensa fila de unos 20 kilómetros de largo a través de las calles internas de barrios de Capiatá y de San Lorenzo. La demora para algunos es de más de siete horas. Muchos vecinos quedaron atrapados en sus casas sin poder movilizarse a raíz de la congestión vehicular en la zona. Hay nulo control de la Policía y de la PMT de ambas ciudades.

La situación en las calles adyacentes del autódromo Rubén Dumot es un caos a raíz de la desorganización en la zona externa del vacunatorio.
La situación en las calles adyacentes al autódromo Rubén Dumot es un caos a raíz de la desorganización en la zona externa del vacunatorio.Antonia Delvalle, ABC Color

Miles de personas se acercaron hasta el vacunatorio del autódromo Rubén Dumot, en Capiatá, desde anoche. Son parte del grupo de personas de 35 años o más al que corresponde desde hoy la aplicación de las dosis antiCOVID. Los ciudadanos quedaron atascados en las calles adyacentes al lugar a raíz de una desorganización en la parte externa del autódromo en sí, informó Antonia Delvalle, periodista de ABC.

Todos los vehículos que llegan al lugar a través de la Ruta PY02, ya sea desde San Lorenzo o Capiatá, acceden al camino que conduce al autódromo por un desvío especial que hace la Patrulla Caminera. Sin embargo, los rodados forman una fila a través de las cuadras que conducen a los dos accesos del vacunatorio y esta se extiende por barrios de Capiatá y San Lorenzo por unos 20 kilómetros.

Hay nulo control de la Policía Nacional o de la Policía Municipal de Tránsito de San Lorenzo o Capiatá en este lugar, donde claramente las autoridades no previeron esta situación, pese a hacerse el sábado pasado un simulacro de lo que podía suceder en situaciones adversas.

Cabe recordar que en este lugar, que se abre las 24 horas desde ayer, no se tendrá en cuenta la terminación del número de cédula para la administración de las dosis antiCOVID. En los otros 216 vacunatorios del país solo podrán aplicarse las dosis aquellos ciudadanos con terminación de número de documento 0 y 1.

La situación también afecta a las personas que viven en los barrios adyacentes al autódromo, ya que algunos ni siquiera pueden salir de sus casas para ir a trabajar por el atasco que se produjo en el lugar.

El vacunatorio Rubén Dumot, exAratirí, se encuentra en el kilómetro 18 de la ruta PY02, en Capiatá. Ese puesto de vacunación, junto con el de los sanatorios La Costa y Británico, ambos de Asunción, operarán las 24 horas durante los 7 días de la semana. Durante la jornada de ayer se vacunó a unas 94.000 personas consideradas trabajadores esenciales. Hoy se espera alcanzar una cifra similar en todo el país.