Wasmosy contesta a la Plataforma Ética que no responderá a acusación sobre “deuda espuria” de Itaipú

El expresidente de la República (1993 - 1998), Juan Carlos Wasmosy, respondió que no contestará por escrito la conclusión de la Plataforma Ética Ciudadana, en la que se lo responsabiliza de aceptar la “deuda espuria” de Itaipú durante su mandato. Califica a la organización de “Tribunal popular”, que ya tiene su veredicto y sentencia.

Responsables de la deuda espuria del gobierno de Wasmosy (1993 – 1998), según los peritos acusadores de la Plataforma Ética Ciudadana.
Responsables de la deuda espuria del gobierno de Wasmosy (1993 – 1998), según los peritos acusadores de la Plataforma Ética Ciudadana.ABC COLOR

El presidente del Comité de Iglesias para Ayudas de Emergencia, monseñor Mario Melanio Medina, recibió la respuesta del expresidente Wasmosy sobre la deuda espuria de Itaipú, en la que advierte que no contestaría por escrito la acusación. Detalla sus motivos.

El próximo lunes, 29 de noviembre, a partir de las 8:30, se realizará la Plenaria de la Plataforma Ética Ciudadana, en la cual los asambleístas evaluarán el comportamiento, desde la perspectiva ética, en su calidad de funcionarios públicos, de los responsables de esa deuda, que fue calificada de ilegal por la misma Contraloría General de la República (CGR).

De acuerdo con los peritos Miguel Carter, Ricardo Canese y Juan Antonio Pozzo Moreno, que realizaron una evaluación de lo actuado por las autoridades paraguayas, señalan al expresidente Juan Carlos Wasmosy, entre otros, como uno de los responsables de la deuda ilegal de la entidad binacional, que asciende a US$ 4.193 millones.

Además remitieron la definición de los peritos a José Antonio Moreno Ruffinelli, representante de la Cancillería en el Consejo de Administración de Itaipú durante la dictadura de Alfredo Stroessner. También se considera responsable al expresidente Horacio Cartes, por no enviar documentación de Itaipú a la CGR, y al actual presidente Mario Abdo Benítez, por no reclamar esa deuda en el marco de las relaciones con el Brasil en el caso de la binacional.

Respuesta de Wasmosy

La respuesta del ex mandatario Juan Carlos Wasmosy, señala que, “por respeto” al Monseñor Medina y al Comité de Iglesias, “vengo a conversar con Ud. referente a la nota recibida el 21 de octubre del 2021 para informarle que NO haré por escrito la contestación a la misma por las siguientes razones:”. Menciona primero el Art. 9. 2° párrafo de la Constitución Nacional (CN). “Me autoriza a NO concurrir ni contestar la requisitoria de autodenominados ‘peritos acusadores’, porque allí dice que ‘Nadie está obligado a hacer lo que la Ley no manda ni privado de lo que ella no prohíbe…'”.

Luego, indica que el Art. 16, segunda parte de la CN establece: “Toda persona tiene derecho a ser juzgada por tribunales y jueces competentes, independientes e imparciales” y además, “en el Art. 17, CN se lee: ‘Toda persona tiene derecho a: … 3. Que no se le condene sin juicio previo fundado en una ley anterior al hecho del proceso, ni que se le juzgue por tribunales especiales’”.

Wasmosy añade que “el caso es que el modelo de juzgamiento que se constata en la requisitoria, es la constitución de un tribunal especial, no sustentado en Ley ni norma anterior que lo sustente, semejante a los ‘Tribunales populares’ o ‘juicios del pueblo’, propio de los países totalitarios, buscando réditos políticos”.

Por lo que el expresidente deduce que “esta supuesta plataforma ética ciudadana, en realidad pretende ser un Tribunal Popular, que ya tiene de antemano un veredicto, ya con una sentencia, según sus peritos acusadores basada en un informe de la Contraloría que no se ajusta a los documentos y datos asentados en los registros oficiales de la Itaipú Binacional y que tampoco siguió el manual de una Auditoría, lo que pone en duda sus buenas intenciones”.

En el documento sostiene que “por ser falsos esos documentos, el Contralor Camilo Benítez nunca los remitió a la ANDE ni a la Itaipú para su descargo, porque sabe que no son datos procesados de la Itaipú Binacional, a la que nunca visitó como manda la ley”.

Cuestiona el documento de la Contraloría, argumentando que tiene numerosos errores de forma, de contenido y de conceptos. “Por ende, sus conclusiones difícilmente podrán ser contrastadas con la realidad”, agrega.

Wasmosy señala que esta presentación de la Contraloría “está lejos de tener el propósito de co-ayudar a los negociadores, sino estuvo dirigida a una campaña política para obtener nuevamente ese cargo u otro y por lo tanto no se la podrá utilizar ni para tácticas ni estrategias en las negociaciones con Brasil”.

Indica que esto pone al Gobierno en una situación complicada que se puede evitar con la verdad documentada que se tiene en la Itaipú Binacional.

“Yo fui Presidente de la República desde 1993 a agosto de 1998. Nada tuve que ver con la 1ª gran renegociación de la deuda con Electrobras, ocasión en que consolidó y se refinanció la deuda acumulada durante la etapa de construcción de la obra. El arreglo de la deuda en 1997 se realizó a partir y con base en la renegociación de la deuda de 1990″, explica.

“Vende patria”

La contestación al monseñor prosigue manifestando que no puede atribuirse a su gobierno la afirmación varias veces publicadas en el diario ABC “de que la deuda llamada por ellos como espuria de arriba de 4.000 millones fue alegremente aceptada por el ‘Presidente vende patria Juan Carlos Wasmosy y sus acólitos en 1997′″.

El ex mandatario considera que durante su Gobierno, al lograr la renegociación de 1997, impidió que la deuda de la Entidad Binacional se tornase impagable, se salvó la insolvencia y colocó a la Itaipú en la sólida posición financiera en la que hoy se encuentra. También expone que esto permitió establecer un cronograma de pago que garantice su cancelación total en el 2023, conforme en el Anexo C del Tratado, “lo que fue también criticado en el mencionado documento manipulador y alejado de la realidad”.

Expresa también que toda la negociación las hizo a puertas abiertas en el Palacio, en debate público con presencia de la Feprinco, ARP, UIP, periodistas de radio y televisión y publicadas en libro “Memorias y documentos inéditos de Itaipú”, de su autoría.

Finalmente sostiene que “dada la confusión en informaciones cualitativas y cuantitativas sobre la deuda de la Itaipú Binacional (IB) negociada en 1997, difundidas profusamente por los medios de comunicación social, es muy oportuno el resumen sobre los datos de la misma, disponibles en Balances y Cuadros conexos y en otros documentos de la IB. Estos datos oficiales pueden encontrarse en varias publicaciones, así como en la página web de la IB y en numerosos estudios realizados por ella”.

Insta a que se denuncie en la Fiscalía “todo lo que creen que he hecho fuera de la ley o la Constitución y me someteré como siempre lo he hecho a la Justicia”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05