De nuevo paró el molino chino de Engineering: ¿INC recibió una máquina usada?

La producción de cemento en planta de Villeta de la Industria Nacional del Cemento (INC) volvió a parar desde tempranas horas de hoy, porque de nuevo se detuvo el molino chino que la estatal compró de la “superproveedora” Engineering por US$ 12 millones. La máquina “nueva” solo tiene problemas y técnicos de la empresa sospechan que sería un molino usado.

La planta de Villeta amaneció en la fecha sin despachar cemento, pero el titular de la empresa señaló que la entrega ya se reactivó.
La planta de Villeta amaneció en la fecha sin despachar cemento, pero el titular de la empresa señaló que la entrega ya se reactivó.gentileza

El presidente de la empresa Estatal, Ernesto Benítez, señaló a ABC que la máquina paró porque eso estaba “programado para revisar tornillos de las placas” y hacer los “reaprietes”, entre otros trabajos, y que “enseguida arranca otra vez” el molino.

Sin embargo, para los técnicos de la cementera estatal no es normal que se frene constantemente la producción, por fallas del aparato, y sospechan que el molino sería un aparato usado, que la conocida “superproveedora” le habría enchufado a la INC. Piden que la fiscalía indague más este tema.

“Los técnicos de la planta analizamos esta situación y creemos que Engineering compró un molino usado de China y luego completo en su fábrica las piezas que faltaban. Es una mega estafa a la INC y, por eso, ningún presidente quería recibir. Pero, Ernesto Benítez, lo recepcionó con la firma del ingeniero José López y el ingeniero Humberto Quiñonez, además de dos fiscales, el ingeniero Arturo Mendieta y el ingeniero Miguel Pereira (ya fallecido). La fiscalía debe investigar los documentos de origen”, señaló una fuente de la cementera, que no vamos a identificar por la represalias del presidente de la cementera a los que denuncian su mala administración.

Sobre este tema, Benítez manifestó: “Hasta donde sé era un molino ya construido al momento de la adjudicación”, pero no aclaró si es nuevo o usado. “El certificado de garantía se debe encontrar en los antecedentes de la adjudicación”, expresó, pero esos documentos no están publicados en el portal de Contrataciones Públicas.

La INC tiene dos molinos para la producción de cemento en la planta de Villeta, pero solo el molino “nuevo” que suministró Engineering seguía operando, porque el motor del molino viejo se desmontó y lo llevaron a Vallemí (Concepción), para producir clínker, ya que allí hubo fallas del motor del molino de crudo.

Por esta razón, en Villeta ahora solo se puede producir cemento en el costoso molino “chino” que la llamada “superproveedora” del Estado entregó a la INC, por US$ 12 millones, pero la máquina no para de tener fallas y varias veces ya afectó a la producción. Esta máquina se compró con una parte de los US$ 80 provenientes de la colocación de bonos soberanos que recibió la estatal durante el Gobierno del expresidente Horacio Cartes.

Investigación fiscal poco o nada avanzó

Hace casi dos años que la fiscalía inició una investigación sobre posibles hechos punibles en la ejecución de estos recursos en la INC, pero hasta hoy no hay imputados, pese a las constantes averías de las máquinas compradas.

El fiscal Jorge Arce, de la Unidad Especializada de Delitos Económicos y Anticorrupción, está a cargo de las pesquisas desde diciembre del 2019 y lo último que informó es que la causa sigue abierta. Indicó que pidieron varias documentaciones a la Industria Nacional del Cemento (INC) respecto a la utilización de los recursos, las cuales están siendo analizadas.

Asimismo, informó en su momento, que pidieron un informe a la empresa Engineering sobre el molino “chino” que proveyó a la cementera, pero no se manejan mayores datos al respecto.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.